lunes, 24 febrero 2020
22:24
, última actualización

Otras dos españas: la pobre y la acomodada

08 feb 2020 / 08:00 h - Actualizado: 07 feb 2020 / 22:06 h.
"Editorial"
  • Imagen: EFE
    Imagen: EFE

TAGS:

El relator de la ONU, Philip Alston, ha dejado claro en su informe sobre la desigualdad en España, que el sistema de protección social español está destrozado. Los datos que presenta son vergonzantes y se señala a los políticos como causantes de muchos de los desequilibrios más severos en España. No es nada nuevo, no es nada que deba sorprender, pero no deja de ser una pésima noticia y un nefasto retrato de nuestro país.

Que el 26,1 por ciento de la población en España y el 29,5 por ciento de los niños españoles se encontrasen al borde de la pobreza o en riesgo de exclusión social en 2018, es uno de esos datos (son muchos más) que debería servir para que todos los españoles pudiéramos reflexionar y considerar prioritarias algunas cuestiones que no terminan de percibirse como ciertas o prioritarias. Un país moderno como aspira a ser España no puede permitirse semejante diferencia entre unos estratos sociales y otros.

¿Cómo es posible que España, cuarta economía de la UE, pueda acumular tanta pobreza? ¿Cómo es posible que dentro de España coexistan dos caras opuestas, una pobre y otra acomodada? ¿Cómo es posible que un país que disfruta de un modelo de sanidad pública envidiable no sea capaz, al mismo tiempo, de cuidar de su sistema de protección social? ¿Por qué tanto afán por cuidar de los pensionistas olvidando a otros colectivos desfavorecidos si podría cuidarse de todo a la vez?

Es tiempo de reflexión, de no dejar atrás a nadie, de cuidar unos de otros para demostrar que la grandeza de un país es fruto de lo que hacen sus gentes.


  • 1