viernes, 07 agosto 2020
22:47
, última actualización

Sin estrategias claras ante los rebrotes. Otra vez

Image
25 jul 2020 / 06:00 h - Actualizado: 24 jul 2020 / 09:15 h.
"Editorial"
  • Sin estrategias claras ante los rebrotes. Otra vez

TAGS:

Otra vez. Se repite lo que ya vivimos al comenzar la pandemia provocada por la Covid-19. Ni se ha sabido leer bien cómo se comporta el coronavirus, ni se han planteado estrategias sanitarias adecuadas, ni se han contratado a las personas necesarias para que la atención primaria funcionase y no se viera desbordada. Han pasado muchos meses y ni las comunidades autónomas han sabido prever, ni el Ministerio de Sanidad ha sabido organizar una estrategia conjunta.

Los rebrotes son más numerosos de lo esperado, la colaboración de algunos grupos sociales está siendo nula y las medidas no están siendo las más acertadas ni se toman con rapidez. Todos esperaban rebrotes en otoño y han aparecido en pleno mes de julio. Todos pensaban que contaban con tres meses de margen y no han sido más de tres semanas las que hemos tenido de respiro. La falta de previsión y de capacidad organizativa es preocupante.

Existen más de 220 brotes en España. Aragón y Cataluña se llevan la peor parte aunque algunas comunidades autónomas reportan datos muy preocupantes. La transmisión comunitaria es un hecho y negar esa evidencia es no querer asumir un problema de enorme gravedad.

La sanidad pública, y en concreto la atención primaria, se enfrenta a un panorama desolador por la evidente falta de medios de los que se disponen y el estado físico y anímico en el que se encuentra el personal sanitario. Los famosos rastreadores son pocos y su formación muy escasa. Los enfermos crónicos demandan la atención precisa que se les ha negado de forma obligada durante meses. El horizonte es incierto.

El número básico de reproducción (R0) está por encima de 1 (1,3). La edad media de los contagiados es menor que en la primera oleada ya que un tercio de los contagiados es menor de 30 años y esto provoca que los síntomas sean muy leves. Pero, también, que el número de asintomáticos se haya disparado y que la posibilidad de contagios sea altísima y pueda afectar a las personas mayores que, como ya se sabe, forman el colectivo más vulnerable.

Si no se toman medidas urgentes, todo puede complicarse de forma alarmante.


  • 1