jueves, 17 octubre 2019
16:58
, última actualización

Alejandro Magno, eje del libro del rodense Manuel Plata ‘La estirpe de la serpiente’

La misteriosa carta de Alejandro Magno a Aristóteles es el eje de una novela que analiza su figura como pensador adelantado a su época

26 dic 2018 / 09:50 h - Actualizado: 26 dic 2018 / 09:52 h.
  • Alejandro Magno, eje del libro del rodense Manuel Plata ‘La estirpe de la serpiente’

La figura de Alejandro III de Macedonia -Alejandro Magno- (Pela-Grecia, 356 a. C. / Babilonia, 323 a. C.) sigue siendo una de las más misteriosas de la historia, y es objeto de la imaginación de gente de todo el mundo para sacar adelante sus historias, y también la excusa de ‘La estirpe de la serpiente’, la novela que ha sacado adelante el escritor rodense Manuel Plata Luque.

Su puesta de largo ha sido todo un acontecimiento cultural en La Roda de Andalucía, donde se quedó pequeño el salón de actos de la Casa de la Cultura para escuchar de boca del autor, junto al alcalde, Fidel Romero, los detalles de una publicación que “constata y persigue la verdad en los lugares más recónditos del mundo”.

La sinopsis del libro, desde que se abre, ya no deja indiferente a nadie. Según el filósofo alemán Karl Jaspers, entre los siglos VIII y II a.C., una misma línea de pensamiento apareció en tres lugares del mundo aparentemente desconectados entre sí: Occidente, India y China.

No eran tumbas de faraones

Por otra parte, un científico e historiador almeriense del siglo XI, Said Al-Andalusí, "alguien que no estaba sometido a la inquisitorial ortodoxia científica actual, reconoció que las pirámides que están en el alto Egipto fueron construidas por Hermes, no como tumbas de faraones, sino para representar en ellas los atributos de las ciencias, temiendo que desaparecieran sus trazas del mundo por causa del diluvio”.

El libro del escritor rodense se hace una pregunta: “¿Tendrán algo que ver estas dos afirmaciones con la misteriosa carta que Alejandro Magno le envió a su maestro Aristóteles en la que le confesaba que ‘preferiría sobresalir por el conocimiento de las cosas excelentes a sobresalir por mi poder?’”.

Y es que la figura de ambos personajes históricos y su relación mutua da para mucho, y también en este libro. A los trece años, Alejandro Magno fue puesto bajo la tutela de Aristóteles,​ el filósofo que más influyó en la filosofía y las ciencias. Durante cinco años sería su maestro, en un retiro de la ciudad macedonia de Mieza. Aristóteles le daría una amplia formación intelectual y científica en las ramas que este abordó, como filosofía, lógica, retórica, metafísica, estética, ética, política, biología, y otras tantas áreas.

Sorprendido por la aceptación

Que la presentación de un libro atraiga a tanta gente es una buena noticia para la cultura en todos los sentidos, y así lo expresaba el propio autor: "Ha sido una presentación muy bonita, ha estado bastante bien, no pensaba que hubiese tanta gente porque es un libro diferente que tiene que ver con Alejandro Magno y por qué ganaba las batallas. Sabía que tenía que presentarla en La Roda por mi vinculación a este municipio, porque yo viví aquí hasta los 14 años”.

Y fue una presentación emotiva, con Florentino, “que quería tenerlo porque fue mi maestro, me dio clases y eso tuvo sus frutos, y Octavio también porque es un experto en historia”, con lo que ha agradecido el apoyo "a todos los que me arroparon”.

Esta es su primera novela, “y ya estoy liado con la segunda que es un poco la continuación de ésta pero en un tiempo más actual, descubriendo misterios ocultos desde una perspectiva de ahora", explica Manuel Plata, más que satisfecho con el resultado de la presentación de su obra.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016