viernes, 22 octubre 2021
08:50
, última actualización

Antonio Muñoz Molina: «A los libros, como a los trenes, se les ha declarado obsoletos muchas veces»

El autor recibió en La Rinconada el premio Factoría Creativa de las Letras correspondiente a 2020 y cerró ‘La Estación de las Letras’, la octava edición de la feria local del libro

12 jun 2021 / 12:07 h - Actualizado: 12 jun 2021 / 12:09 h.
"Libros"
  • Antonio Muñoz Molina, premio Factoría Creativa de las Letras de La Rinconada 2020 (Foto: Ayuntamiento de La Rinconada)
    Antonio Muñoz Molina, premio Factoría Creativa de las Letras de La Rinconada 2020 (Foto: Ayuntamiento de La Rinconada)

TAGS:

La pandemia privó a La Rinconada del disfrute de recibir a Antonio Muñoz Molina y reconocerlo con el premio Factoría Creativa de las Letras de 2020. Ha sido ‘La Estación de las Letras’ en su última parada la que ha permitido al municipio resarcirse de esta deuda con el escritor, quien departió este viernes sobre su obra en el Centro Cultural de La Villa tras recibir el galardón rinconero por su trayectoria.

Raquel Vega, la delegada municipal de Cultura y teniente de alcalde de La Rinconada, entregó la distinción, “un reconocimiento humilde para tantos como tiene en su carrera, pero que está repleto de entusiasmo, porque lo es a un hombre que ha profesado un profundo respeto a la creación en todas sus vertientes artísticas”. Su nombre, junto con el de los predecesores en recibir este premio y la galardonada este 2021, Irene Vallejo, ya forma parte del Sendero de la creación, el paseo literario que recorre el parque Dehesa Boyal entre buganvillas.

Antonio Muñoz Molina: «A los libros, como a los trenes, se les ha declarado obsoletos muchas veces»
Muñoz Molina (izquierda) con Fernando Iwasaki en el acto celebrado en el Centro Cultural de La Villa (Foto: Ayuntamiento de La Rinconada)

Esperanza en los libros

Escritor, doctor honoris causa, miembro académico de número de la Real Academia Española de la Lengua, cuenta una prolija carrera y un amplio palmarés de premios. Como “Ilustre viajero de nuestra mejor literatura contemporánea”, llegó a la localidad en tren. Y en su agradecimiento señaló que “trenes y libros son dos de mis grandes aficiones”, y que “no hay nada que supere” el placer de leer en tren. Medio, que como en el germen del desarrollo de La Rinconada, también está también en la creación de Muñoz Molina.

Refirió el ubetense que recogía el premio emocionado “por lo que tiene de celebración también del regreso cauteloso pero esperanzado a una normalidad, que no tendría que repetir todo lo peor de la antigua”.

En relación a esta esta pandemia, que ha hecho que reciba el premio con un año de retraso, Muñoz Molina reflexionó sobre el poder de los libros. Siguiendo el símil ferroviario que ha imbuido esta feria del libro, comentó que “a los libros, como a los trenes, se les ha declarado obsoletos muchas veces”. Sin embargo, en este tiempo, “cuando nos hemos visto encerrados, sin posibilidad de movernos, limitados en todas nuestras capacidades”, hemos encontrando “la gran novedad tecnológica, un libro. Generalmente impreso, encuadernado y que uno puede tener en cualquier sitio, una tecnología puntera desde hace 500 años por lo menos”. Es por ello que aseguró que este premio supone que aún hay “esperanza” frente a los que pronostican su desaparición.

Antonio Muñoz Molina: «A los libros, como a los trenes, se les ha declarado obsoletos muchas veces»
La delegada de Cultura, Raquel Vega, hizo entrega del premio Factoría Creativa de las Letras a Muñoz Molina (Foto: Ayuntamiento de La Rinconada).

Influencia fundacional en la literatura latinoamericana

De la mano del también escritor Fernando Iwasaki, Muñoz Molina repasó el conjunto de su obra. Explicó cómo el descubrimiento de la literatura latinoamericana le supuso “la salida de un bloqueo al final de la adolescencia” al tomar “conciencia política fuerte” y “asomarme a la realidad literaria”, y que le permitió encontrar “un camino acorde con lo que uno es”. Es “la influencia fundacional en mi manera de entender la escritura en lengua castellana”.

Ahondó en la “polinización extraordinaria de la literatura” cuando un libro acaba leído en otra parte, en otra época y en otro momento. Hizo una correspondencia entre artículos escritos en prensa que fueron el germen de posteriores novelas. “Las historias surgen ellas solas. No creo que se deba distinguir mucho entre lo que uno hace para el periódico y lo que hace para un libro”.

Al hilo de su obra y con sus títulos como guion, fueron surgiendo múltiples reflexiones desde la visión de Muñoz Molina. Como que “no puedes decidir escribir un cuento o una novela porque tienen que llegar, y llegan muchas veces por caminos inconscientes, que se te imponen”. Abordó la creación literaria, cuyo “misterio” aseguró que “cada vez me llama más la atención”. O la necesidad para escribir de encontrar “una fuente o manantial de donde brote lo mejor que tienes, que es también lo original que tienes”.

Antonio Muñoz Molina: «A los libros, como a los trenes, se les ha declarado obsoletos muchas veces»
El escritor agradeciendo el premio otorgado por el Ayuntamiento de La Rinconada (Foto: Ayuntamiento de La Rinconada).

Tres meses sembrando literatura

Este acto ha supuesto el colofón a tres meses de libros y letras. Desde que se inaugurase el pasado 9 de abril con el pregón de Julio Muñoz Gijón, este tren literario ha ido haciendo escalas en ambos núcleos del municipio, configurando una estación – la de la primavera y la del ferrocarril –, desbordante de literatura.

Llegada al final de su viaje, ‘La Estación de las Letras’ ha sido una reinvención de la feria del libro que ha trabado el fomento de la lectura y la creación de nuevos lectores a través de encuentros directos tanto con los autores más leídos como con creadores locales. Combinado además con el apoyo al comercio dedicado a la venta de libros, apostando por el protagonismo de géneros como la poesía y el teatro, apoyando sin fisuras la igualdad y añadiendo las artes escénicas con el festival ‘Esprim. Escenarios de primavera’.

Adaptados a la situación sanitaria, estos tres meses han plantado, como expresó la delegada de Cultura, “una semilla con pretensión de bosque, sellando un pacto por las letras y mudando la piel a un proyecto simiente y cultivador de libros, abriendo nuevas ventanas a la juventud y a lectores en potencia”. Siempre a bordo de ese tren que ha sido “una metáfora y una conexión vibrante de identidad y progreso” entre la localidad y la literatura.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla