Menú

Aznalcóllar se moviliza para exigir la ampliación del regadío

El proyecto, que generaría en torno a 1.000 empleos, se encuentra paralizado por un informe medioambiental negativo

24 oct 2018 / 19:11 h - Actualizado: 24 oct 2018 / 13:19 h.
"Agricultura"
  • El alcalde de Aznalcóllar con los representantes de COAG
    El alcalde de Aznalcóllar con los representantes de COAG
  • El alcalde de Aznalcóllar con los representantes de ASAJA
    El alcalde de Aznalcóllar con los representantes de ASAJA

Una colonia de avutardas tiene paralizado el proyecto de puesta en regadío de 2.000 hectáreas en Aznalcóllar. Ante la falta de solución, el Ayuntamiento y la Comunidad de regantes local han convocado una movilización de protesta para el próximo 30 de octubre, cuando tomarán las calles de la localidad con sus tractores para hacer oír sus reivindicaciones.

La movilización partirá desde la Plaza de los Mineros a las 17.00 horas, para recorrer la localidad hasta el Ayuntamiento. Con esta concentración “el pueblo va a paralizar su actividad para reclamar el aprovechamiento de sus recursos, exigiendo el desbloqueo del proyecto de regadío”, explica Juan José Fernández, alcalde de Aznalcóllar.

“Creemos que es factible la solución. Hemos agotado todas las reuniones posibles, y ante la falta de respuesta lo que nos queda es la movilización. Aznalcóllar va a enseñar músculo”, asegura. “Estamos viviendo en precario, pasando necesidad, con una tasa de desempleo del 26%. No queremos subsidios ni limosnas, queremos vivir de trabajo digno, que podemos tener con nuestros recursos”. Distintas organizaciones agrarias - como COAG y ASAJA - han mantenido encuentros con el Ayuntamiento y los representantes de los agricultores, apoyando sus reivindicaciones y confirmando su participación en la próxima movilización.

Apoyo parlamentario

Al respecto, la Comisión de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural del Parlamento andaluz aprobó el pasado 29 de mayo, por unanimidad de los cinco grupos políticos que lo componen, una Proposición No de Ley para instar al Consejo de Gobierno a “iniciar de inmediato las gestiones necesarias para desarrollar el proyecto de aumentar las zonas de regadío en Aznalcóllar”, así como “reconocer las bondades del proyecto con las reformas que la normativa ambiental tenga que aplicar para obtener un desarrollo bien dimensionado desde el punto de vista sostenible que permita solucionar el grave problema de paro que afecta a la comarca”.

Con todo ello, el pueblo ha decidido plantarse ante esta situación que consideran injusta. “Se ha agotado la vía del diálogo con la Junta de Andalucía”. Esta primera acción se verá continuada en próximos meses con un calendario de movilizaciones si no hay respuesta. “Aznalcóllar necesita una solución porque dejar paralizado este proyecto es una condena a la miseria y a la precariedad”.

Un proyecto para salir de la crisis

La crisis que sufre la localidad se remonta a 2002, tras el cierre de la mina. Buscando alternativas surgió la propuesta de transformación a regadío de tierras cultivo de secano, con los que los agricultores “subsisten a duras penas”. Unos 80 regantes se mancomunaron - abarcando 1.997 hectáreas - y se redactó el proyecto de Regadío de Agricultura Social, que sería financiado por la propia Comunidad de Regantes y que entonces contaba con el aval de la Junta de Andalucía.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir respaldó también el proyecto, aprobando la concesión de 6 hectómetros cúbicos de agua procedente de la presa del Agrio - a menos de medio kilómetro de las tierras -. Trasvase que se haría “sin impacto medioambiental”, puesto que “el agua se canalizaría por tuberías y el suministro no estaría motorizado, por lo que sería energéticamente sostenible e incluso rentable para los agricultores”, aseguran sus representantes.

Una colonia de avutardas frena el proyecto

Sin embargo, quedó paralizado por un informe de impacto medioambiental negativo. La zona señalada para su conversión a regadío está calificada como Zona de influencia de aves esteparias (ZIAE) por la identificación en ella de una colonia de avutardas, ave protegida y en peligro de extinción, con presencia en el entorno. Diversos estudios de la Consejería de Medio Ambiente localizan en torno a 30 ejemplares en un área que incluye términos de Sevilla y Huelva y que incluye el de Aznalcóllar al completo. Ave que, por otra parte, “no anida en estas tierras” y que “no ha sido inconveniente para la instalación de la planta solar y las torres de Abengoa”, apunta Fernández, que asegura que “el cultivo de las tierras no es incompatible con las avutardas”. Los técnicos consultados por el consistorio “aseguran que es factible la convivencia entre el agricultor, el regadío y las aves esteparias, más aún cuando esta no es zona de especial protección de aves, porque ni anidan ni viven”.

En vía muerta y sin aparente solución, la imposibilidad de poner en marcha esta alternativa agudiza el problema del desempleo en la localidad. Según datos municipales, son muchos los vecinos que dependen de ayudas como la de Cruz Roja, que reparte en la localidad “más de 10.000 kilos de alimentos”. La reconversión de las tierras al regadío permitiría la creación de unos 1.000 empleos. A ello se sumaría la posibilidad de creación de industria de base para la manufactura agrícola, “para la que tenemos un polígono donde podría instalarse las empresas”, lo que reportaría más trabajo para la localidad y su comarca. “Hay agua y hay tierra, solo queremos que una solución a un conflicto innecesario por parte de la Junta de Andalucía”, apostilla el alcalde.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla