Tráfico de drogas

Cae una red en Sevilla que vendía droga en quioscos de golosinas

Hay 35 detenidos. La organización utilizaba a menores para vender droga en zonas de afluencia de adolescentes

29 dic 2021 / 11:56 h - Actualizado: 29 dic 2021 / 12:03 h.
"Fuerzas de seguridad","Drogas","Menores","Guardia Civil","Tráfico de drogas","Robos","Heroína","Cocaína"
  • Imagen de archivo de una detención de la Guardia Civil.
    Imagen de archivo de una detención de la Guardia Civil.

La Guardia Civil ha detenido a 35 personas en varias localidades de Sevilla, de las que quince han ingresado en prisión, que formaban parte de una organización que utilizaba a menores para vender droga en zonas de afluencia de adolescentes, incluso en quioscos de golosinas.

Los arrestos se han producido en Aznalcóllar, Sanlúcar la Mayor, Olivares y Umbrete después de 23 registros domiciliarios, que han supuesto el desmantelamiento de dieciséis puntos de venta y elaboración de drogas, entre las que había cocaína, heroína, cannabis y metanfetamina, ha informado la Guardia Civil.

Los agentes constataron que vecinos de Aznalcóllar y Sanlúcar la Mayor mantenían varios puntos de venta de droga y utilizaban a menores para no levantar sospechas, introduciendo estas sustancias estupefacientes en zonas y bares de ocio juveniles.

La organización tenía incluso quioscos de golosinas que usaban como puntos de venta de drogas y, de hecho, en uno de ellos se intervino cocaína de gran pureza, suficiente para elaborar más de 800 dosis, así como otras sustancias ocultas en la trastienda.

Esta banda contaba también con personas conocidas como «aguadores» que, a través de grupos de mensajería instantánea, avisaban de la presencia de los controles policiales que se establecían en los accesos de dichas localidades para evitarlos.

La mayoría de puntos de venta de estupefacientes y guarderías de drogas se encontraban en viviendas previamente ocupadas, con la luz y el agua «pinchadas», lo que hacía incrementar aún más las ganancias de la organización.

También se han intervenido en los registros otras sustancias usadas para el corte, como gran cantidad de cafeína anhidra pura o éter, cuya ingesta superior a 1-2 gramos puede causar efectos tóxicos significativos, utilizada sin control» por los miembros de la organización encargados de «cocinar» la droga.

Con las cantidades de droga y sustancias de corte intervenidas en la operación, se ha logrado retirar del mercado más de 50.000 dosis de este tipo drogas.

Asimismo, se ha intervenido una escopeta preparada para hacer fuego real con munición, cinco armas largas y cuatro armas cortas simuladas, casi 90.000 euros en efectivos, un ciclomotor y numerosos objetos robados, entre ellos motos utilizadas por los más jóvenes para el reparto.

La operación se inició en el mes de abril, cuando la Guardia Civil detectó la relación entre una serie de delitos como robos, altercados con las fuerzas de seguridad y fugas de controles, incluido el caso del atropello de un agente del Puesto de Aznalcóllar durante un control para evitar la venta de drogas.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla