lunes, 01 marzo 2021
01:34
, última actualización
Sucesos

Calvario de una mujer de Utrera tras ser secuestrada y violada durante un mes

El Juzgado ha enviado a prisión a su expareja por los hechos. El sufrimiento para la mujer y sus dos hijos finalizó cuando logró escapar de la vivienda donde estaba encerrada

14 dic 2020 / 18:10 h - Actualizado: 14 dic 2020 / 18:34 h.
"Sucesos","Violencia de género","Menores","Guardia Civil","Agresión sexual","Juego"
  • Agentes de la Guardia Civil. / El Correo
    Agentes de la Guardia Civil. / El Correo

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Utrera ha decretado la medida cautelar de prisión provisional, comunicada y sin fianza para el utrerano de unos 30 años de edad que responde al nombre de Jesús R.S. como autor responsable de los siguientes delitos en el ámbito de la violencia sobre la mujer de quebrantamiento de la medida cautelar de orden de alejamiento, detención ilegal, amenazas graves con arma blanca y agresión sexual con penetración con violencia o intimidación, además de atentado a la autoridad.

Vivienda ocupada ilegalmente

Los hechos por los que este vecino de Utrera ha sido enviado a prisión sucedieron cuando a las 22:00 del pasado jueves se recibió una llamada en la Guardia Civil de Utrera por parte de una persona muy nerviosa y llorando la cual dijo que estaba secuestrada por su expareja en su vivienda y siendo violada en repetidas veces y en presencia de los menores en una vivienda ocupada ilegalmente de la localidad de Los Molares, que es donde reside, y que se había escapado y había contactado casualmente con una vecina a le contó lo que sucedía y le pidió que por favor le diera su teléfono para llamar a la Guardia Civil e informar de lo sucedido.

Una vez se desplazó una patrulla de agentes de la Benemérita al lugar del suceso localizó a la mujer en las· inmediaciones del domicilio, observando a esta persona en un estado de ansiedad y nerviosismo, fuera de sí, llorando sin parar y diciendo que uno de sus dos hijos estaba en el domicilio todavía con su. expareja.

La mujer natural de Utrera y de 27 años de edad dijo a los agentes que temía por su integridad, porque la persona agresora estaba en el Interior de la vivienda con uno de sus hijos y que este portaba un cuchillo de grandes dimensiones con el que los ha estado amenazando repetidamente poniéndoselo en el cuello.

Incumplimiento de la orden de alejamiento

Los agentes consultaron la base de datos y comprobaron que el presunto agresor tenía en vigor una medida de alejamiento con respecto a la mujer por malos tratos durante su etapa de pareja.

La víctima entregó un juego de llaves de la vivienda para poder acceder al interior de la misma, ya que el agresor había cerrado la cerradura por dentro con otro juego de llaves, por lo que los agentes procedieron a abrir la vivienda y entrar en el interior. Los agentes se encontraron en el salón de la casa a un menor de unos diez años de edad, el cual estaba sentado muy serio y con lágrimas en los ojos, preguntándole los agentes si había alguien más en la vivienda, a lo que el menor contestó que no hay nadie con voz titubeante.

Agresión a agentes de la Guardia Civil

Los agentes se dispusieron a registrar la vivienda por si se encontrara en la misma todavía el presunto agresor y, tras revisar toda la casa, se pudo ver en un armario empotrado de una habitación de la primera planta a una persona escondida. Tras abrir los agentes la puerta de dicho armario el presunto agresor se abalanzó a los agentes para poder escapar, tendiendo que emplear los mismo la fuerza justa para impedir su huida, siendo este reducido y engrilletado para posteriormente trasladarlo a dependencias policiales.

Tras su detención, la victima hizo entrega a agentes de un cuchillo de grandes dimensiones, en concreto unos 20 centímetros de hoja y 32 en total, con el que los había estado amenazando. Posteriormente, fue trasladada al Hospital de Alta Resolución de Utrera para su reconocimiento y, tras ser observada por los médicos de turno de dicho centro, fue derivada al maternal del centro hospitalario de Sevilla Virgen del Rocío para su examen por parte de médicos forenses.

Un hijo en común

La víctima de este suceso lleva separada de su expareja, con la tiene un hijo en común, desde el pasado mes de agosto, cuando lo denuncio y se dictó una orden de alejamiento. Hace un mes aproximadamente accedió al interior de la vivienda y una vez dentro la amenazó diciendo que si llamaba a la Guardia Civil la mataba a ella y sus hijos.

Un mes forzada sexualmente

Según la víctima, su ex pareja le quitó el teléfono móvil de protección y le escribió desde su móvil hablando como si estuvieran juntos. Igualmente, manifestó que durante el mes que ha estado retenida y encerrada en casa, ella y sus dos hijos menores de 10 y 4 años de edad, casi todas las noches ha sido forzada sexualmente agarrándola del pelo y sin su consentimiento.

La víctima también ha denunciado que cuando alguien la llamaba por teléfono para preguntar por la compareciente su expareja le ponía el cuchillo en el cuello para que no dijese nada, incluso cuando la llamaron de la Guardia Civil de Violencia de Genero, para comprobar el cumplimiento de la orden de alejamiento, ante lo que, al tener el cuchillo en el cuello, no tuvo más remedio que decir que todo iba bien.

La mujer también denunció que su expareja le quitó el dinero que cobra por ser víctima de violencia de género y que ha estado varios días sin comer ya que su expareja no le dejaba.

Que sobre las 22:05 horas del jueves finalizó su calvario cuando escapó del domicilio con su hijo pequeño y se fue a casa de una vecina, llamando por teléfono desencadenándose toda la operación que llevó a la detención y posterior ingreso en prisión de su expareja tras el auto del Juzgado de Primera Instancia en Instrucción número 2 de Utrera.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía