Menú

Cantillana vuelve a celebrar la romería y el besamanos a la Divina Pastora

El último fin de semana de septiembre se vivirá con toda normalidad una de las romerías más multitudinarias de la provincia

20 sep 2022 / 08:32 h - Actualizado: 20 sep 2022 / 08:37 h.
$hmKeywords_Schema
  • La carreta con el simpecado de la Divina Pastora tras cruzar el vado del río Viar en la romería de 2021 (Foto: Rafael Avilés / Hermandad de la Divina Pastora de Cantillana)
    La carreta con el simpecado de la Divina Pastora tras cruzar el vado del río Viar en la romería de 2021 (Foto: Rafael Avilés / Hermandad de la Divina Pastora de Cantillana)

Ya será otoño, pero en Cantillana se sentirá todavía como verano. Y si especial es cada edición, en esta ocasión lo será aún más. Sobre todo en el momento en el que un mar de corazones peregrine con el simpecado, en la forma y modo en que es costumbre y siempre se ha celebrado, para cerrar así el mes que los pastoreños dedican a su Virgen. Porque la hermandad de la Divina Pastora volverá a celebrar su romería, este año con el gozo de llevarse a cabo con una normalidad tan plena que no podía faltar la probabilidad de lluvias, tan presente a lo largo de su historia.

La romería de la Divina Pastora cumple este año su 70 aniversario. Fue en 1952 cuando el besamanos – que culminaba el mes de fiestas el día 30 de septiembre – se completó con una peregrinación campera al olivar de La Pola. El festejo caló, instituyéndose una romería con carreta y simpecado el último día del mes, que posteriormente pasó a fijarse el último domingo y, dado el auge de la misma, quedar configurada su celebración el último fin de semana de septiembre, como se mantiene en la actualidad.

Cantillana vuelve a celebrar la romería y el besamanos a la Divina Pastora
La carreta en la peregrinación hasta la aldea de la Divina Pastora arropada por un mar de peregrinos (Foto: Estudio Imagen / Hermandad de la Divina Pastora de Cantillana)

La primera de las grandes romerías otoñales de la provincia

Con su celebración además se abrirá el ciclo de las grandes romerías otoñales de la provincia de Sevilla. A la de Cantillana le seguirán las de la Virgen del Rosario, Patrona de Burguillos; la del Cristo de Torrijos, en Valencina de la Concepción; la de la Virgen de Valme en Dos Hermanas y la de la Virgen de Cuatrovitas de Bollullos de la Mitación. Sin embargo, aunque todas tengan lugar ya en la nueva estación, la de la Divina Pastora cantillanera supondrá el epílogo y el final de un verano festivo que culminará este próximo domingo.

Antes, el sábado 24, a las 10.00 horas, el Pastorcito Divino y el simpecado de la Divina Pastora de las Almas saldrán de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción para ser entronizados en la carreta de plata y hacer el camino hasta el santuario de la Divina Pastora – situado en la aldea del mismo nombre, que fue construida en torno a la ermita para pernoctar y ampliar la celebración a varios días –. Compondrá la peregrinación una comitiva integrada por cientos de caballistas, miles de peregrinos a pie y una hilera de carretas típicamente engalanadas.

A causa de la sequía, la carreta cruzará el río Viar casi sin agua

El paso del río Viar es un momento de gran belleza y emotividad, donde se bautiza simbólicamente a los nuevos romeros y se canta la salve a la Virgen. Aunque las últimas lluvias, han añadido algo de agua, el cauce se muestra prácticamente seco, una estampa atípica que no se repite desde 1995. Por ello, el cruce de los romeros por el vado de este río, al que llaman “el Jordán pastoreño”, se revestirá este año de plegaria, implorando las tan necesarias lluvias.

Cantillana vuelve a celebrar la romería y el besamanos a la Divina Pastora
El simpecado de la Divina Pastora haciendo entrada en la ermita (Foto: Hermandad de la Divina Pastora de Cantillana)

Llegados a la aldea, esta primera jornada será un día de puertas abiertas en las casas, donde se disfrutará de la convivencia y se darán sobradas muestras de la hospitalidad pastoreña y cantillanera. Ya en la noche, en torno a las 21.30 horas, tendrá lugar el rezo del Santo Rosario con el simpecado por las calles en torno al santuario, en el que también participarán con sus insignias otras hermandades pastoreñas de Andalucía.

Cantillana vuelve a celebrar la romería y el besamanos a la Divina Pastora
Rosario con el simpecado por las calles de la aldea en la noche del sábado de romería (Foto: Estudio Imagen / Hermandad de la Divina Pastora de Cantillana)

El besamanos de la Divina Pastora, origen de la romería, cierra el mes de septiembre

El domingo la ermita acogerá la celebración de la misa de romeros, tras la cual continuará la fiesta y la celebración en las casas de la aldea. A las 20.00 horas el Divino Pastorcito y el simpecado volverán a ser colocados en la carreta para emprender el camino de vuelta. Una marea humana volverá a formar la comitiva, que cruzará el río Viar en torno a las 21.00 horas con la iluminación de cientos de bengalas.

A las 22.00 horas el cortejo hará su entrada en el pueblo. A esta misma hora se abrirá el camarín de la Virgen para que los devotos y visitantes puedan postrarse ante la Divina Pastora. Con la entrada del simpecado en la parroquia, donde se custodia durante todo el año, se pondrá fin a una romería excepcional por ser vivida por fin con total normalidad.

Cantillana vuelve a celebrar la romería y el besamanos a la Divina Pastora
La Divina Pastora expuesta en besamanos en su camarín. Este año volverá a poderse besar la mano de la Virgen para cerrar el mes de septiembre (Foto: Alejandro Daza)

Una semana llena de festejos

Durante toda la semana previa a la romería se sucederán distintos eventos, cultos y festejos populares como preparación para la romería. Actuaciones, quema de toros de fuego, paseos de caballos y enganches, Santo Rosario con el simpecado y, el viernes la coronación de las romeras y sus damas – mayores e infantiles – de la romería. Un acto simbólico, que ensalza la figura de la mujer dentro del matriarcado que es la hermandad y el pueblo, y para el que las niñas y jóvenes pastoreñas designadas han aguardado durante tres años.

La de este año será la primera romería celebrada con normalidad desde el año 2019. La pandemia impidió que – como marcan las reglas– la Virgen fuese llevada a la ermita en romería en 2020, hecho que se repite cada cinco años. Sin embargo, la recuperación del culto externo a mediados de septiembre de 2021 permitió que volviese a celebrarse, aún con ciertas limitaciones, pero volviendo a completar el camino portando el simpecado hasta el santuario de la aldea, también conocida popularmente como Los Pajares.


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos