viernes, 24 septiembre 2021
16:51
, última actualización

Carmona retoma su proyecto para ser declarada Patrimonio de la Humanidad

Juan Ávila y su equipo quieren dar el impulso definitivo rehaciendo una vieja aspiración de 2003, con la ayuda del servicio municipal de Patrimonio y de José María Cabeza, ex director de los Reales Alcázares de Sevilla.

Ezequiel García ezegarcia85 /
15 jul 2021 / 18:34 h - Actualizado: 15 jul 2021 / 18:37 h.
$hmKeywords_Schema
  • Carmona retoma su proyecto para ser declarada Patrimonio de la Humanidad

Era el 3 de diciembre de 2003. Hotel Alcázar de la Reina de Carmona. El alcalde de entonces, Sebastián Martín Recio (IU), junto a un centenar de personas miembros de asociaciones y colectivos ciudadanos locales y representantes del mundo de la cultura, la universidad, el arte o de la diplomacia se reunían para presentar el Foro Carmona Patrimonio Mundial.

La idea original era la de ser un grupo continuo de trabajo formado por aquellas personas y entidades que habían mostrado públicamente, en los meses previos, su apoyo a la candidatura de Carmona ante la Unesco. La Liga de los Estados Árabes, numerosos consulados, catedráticos, cámaras de comercio, obispos, diputaciones o políticos de todos los colores políticos como Amparo Rubiales, Julio Anguita o Soledad Becerril no dudaron en adherirse a la iniciativa.

Fue un momento ilusionante que fue diluyéndose como un azucarillo, bien por el olvido desde las propias instituciones públicas carmonenses, bien por las diversas crisis y problemas a los que Carmona ha ido enfrentándose a lo largo de estos últimos 18 años transcurridos desde aquel 3 de diciembre de 2003.

Ha sido el equipo de gobierno de Juan Ávila (PP), junto al excelso servicio municipal de Patrimonio de Carmona, y al ex director de los Reales Alcázares de Sevilla e hijo adoptivo de la ciudad, José María Cabeza, los que han presentado ante el Pleno el retomar dicho proyecto. Y el pleno ha aprobado por unanimidad el inicio del expediente para la declaración de Carmona como Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Esta aprobación supone el primer paso de un procedimiento que espera concluir con la presentación oficial de la candidatura, para lo que el Gobierno municipal mantiene contactos desde hace meses con la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía a la que se solicita el inicio del procedimiento para inscribir a Carmona en la lista indicativa de candidaturas.

El expediente aprobado viene precedido de un informe elaborado durante los últimos meses por la delegación municipal de Patrimonio con el apoyo del restaurador José María Cabeza, Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales.

Juan Ávila, alcalde de la ciudad, ha afirmado que “el Ayuntamiento rehace una antigua iniciativa dándole un nuevo impulso gracias al trabajo desarrollado en los últimos meses por el servicio municipal de patrimonio y por José María Cabeza con el objetivo de que la candidatura de Carmona pueda encajar con éxito en los requisitos y condiciones que plantea la Unesco”.

Un cambio de enfoque: paisaje urbano y rural

Por ello, la candidatura de Carmona se centrará en su paisaje cultural, patrimonial y natural; resultado de las condiciones geográficas y de la dinámica histórica acontecida en el territorio y que confirman la presencia ininterrumpida de diferentes culturas desde el principio de la intervención humana hasta la actualidad.

Si bien Carmona podría presentar una propuesta centrada en su Conjunto Histórico o a algunos de sus principales monumentos como el Alcázar de la Puerta de Sevilla y sus murallas defensivas, el número y la tipología de los bienes españoles ya inscritos en las lista de Patrimonio Mundial aconsejan presentar la candidatura de Carmona enmarcada en su paisaje, tanto urbano como rural, ya que en el mismo se encuentra reflejada la riqueza patrimonial de la localidad así como la interacción producido a los largo de miles de años entre la ciudad y el territorio.

Actuaciones a corto y medio plazo

Para tal fin, y tal como ha podido saber El Correo de Andalucía, desde el equipo de gobierno, y tras la aprobación reciente del mayor presupuesto municipal de la historia (34 millones de euros) de la localidad, han destinado numerosos recursos económicos para comenzar una serie de actuaciones que ayuden a seguir dando pasos hacia dicha distinción.

En materia de Patrimonio Histórico, se está finalizando la rehabilitación y puesta en valor de la Iglesia de Santa Ana; el estudio y plan de rehabilitación de la Puerta de Córdoba; la mejora del entorno del Alcázar de Arriba, que podría incluir un adecentamiento de la bolsa de aparcamiento del Cubete; el proyecto de reordenación de la Plazuela de San José; la reconversión del convento de Concepción en alojamiento hotelero preservando su singular estructura; la mayor intervención en medio siglo para seguir investigando la Necrópolis Romana; o una serie de mejoras en el Museo de la Ciudad y la Casa Mudéjar, la cual podría ser sede del Centro universitario de Estudios del Barroco.

En cuanto a movilidad ciudadana, clave para la preservación del patrimonio local, se están poniendo en marcha varios proyectos de aparcamiento, entre los que destaca el ya mencionado del Cubete, uno subterráneo en Santa Ana, otra bolsa junto a la Puerta de Sevilla y se estudiará una posible intervención en los alrededores del Picacho, anexo a la torre de telecomunicaciones. Igualmente, se culminará una de las salidas del Casco Antiguo hacia extramuros, como es la calle Cristo de la Sedía hasta su unión con Santa Ana o una reordenación completa de la calle Dolores Quintanilla desde la Caridad hasta la Puerta de Córdoba.

En materia de reactivación social y económica, el consistorio prevé finalizar el proyecto de la Ciudad de la Música en el antiguo Matadero Municipal o una serie de mejoras en la Plaza de Abastos, a la que se le quiere dar un mayor impulso como punto de encuentro. Asimismo, se prevé solicitar un ascensor para favorecer la movilidad en la Puerta de Sevilla.

El patrimonio natural también se verá beneficiado con un aumento del 200% de la subvención a la Asociación de Exploraciones Subterráneas para seguir estudiando las galerías subterráneas romanas, un entramado de más de 20 kilómetros de los que quedan muchos aún por estudiar y descubrir.

La oposición, a favor de la propuesta

El portavoz del PSOE, Agustín Guisado, ha declarado que “con esta solicitud tendremos que hacer deberes extraordinarios en materia de gestión y conservación; abrir un proceso participativo y de negociación; crear el mejor equipo de conjunto; buscar recursos y trabajar por fases o etapas. Seguiremos muy atentos a este asunto que ya anunció el PP desde 2019. Carmona tiene lugares excepcionales, pero en materia patrimonial y turística aún hay mucho por hacer«, indicó Guisado.

Desde Izquierda Unida, su portavoz, Isabel Ballesteros, afirma que este es «un camino que ya inició Izquierda Unida en 2004, que a pesar del gran camino que recorrió, no pudo llegar a su fin y no por falta de méritos de esta ciudad. Los valores naturales y patrimoniales de Carmona, el haber sido habitada ininterrumpidamente durante los últimos 5.000 años, y el compromiso de toda la ciudadanía, impulsarán este proyecto que servirá como fuente de riqueza cultural, social y económica”, afirmó.

Razones para ser Patrimonio de la Humanidad

Carmona tiene evidencias de ocupación desde inicios del periodo calcolítico, hace algo más de 5000 años. Desde ese momento la ciudad ha estado habitada por todas las culturas documentadas en el bajo valle del Guadalquivir, dando lugar a un valioso legado cultural que se conserva en su arquitectura y en una rica estratigrafía en el subsuelo.

Carmona ha conservado una organización del espacio y unas estructuras características de las sucesivas fases de su historia. Carmona fue desde la antigüedad uno de los principales enclaves poblacionales del valle del Guadalquivir, y por ende del sur de Europa. Su importancia histórica se explica por su situación geográfica, su posición estratégica y por las características del medio en el que se asienta. El sitio sobre el que se sitúa destaca por su posición sobre una meseta sobreelevada, defendida de forma natural por el relieve, que domina el territorio, -en la antigüedad próximo a la desembocadura del Guadalquivir- , y los caminos que dirigen hacia el interior de la región.

Carmona se inscribe y articula en un paisaje cultural que es resultado de las condiciones geográficas y la dinámica histórica acontecida en el territorio, y que atestigua el desenvolvimiento de diferentes culturas desde el principio de la intervención humana hasta hoy. El origen y la formación de la ciudad de Carmona está intrínsecamente vinculada a los cambios y transformaciones económicas y sociales ocurridos sobre el territorio. Es un proceso de interacción y dependencia que puede verificarse a lo largo de la historia en los procesos de concentración o dispersión del poblamiento.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla