Menú
Turismo

Cazalla se viste de época para rememorar la estancia de Felipe V en 1730

Durante tres días Cazalla de la Sierra celebrará la estancia de Felipe V en la localidad durante el verano de 1730. Stands con productos locales, conciertos y actividades varias llenarán la localidad en tres días intensos que recuerdan esta elección real

29 oct 2021 / 17:50 h - Actualizado: 30 oct 2021 / 09:43 h.
"Historia","Turismo"
  • Cazalla se viste de época para rememorar la estancia de Felipe V en 1730
  • Cazalla se viste de época para rememorar la estancia de Felipe V en 1730
  • Cazalla se viste de época para rememorar la estancia de Felipe V en 1730
  • Cazalla se viste de época para rememorar la estancia de Felipe V en 1730
  • Cazalla se viste de época para rememorar la estancia de Felipe V en 1730
  • Cazalla se viste de época para rememorar la estancia de Felipe V en 1730

Allá donde iba el Rey se establecía la capital del reino. Y mira por donde, el Rey fue a Cazalla de la Sierra. Hablamos del año 1730 y de Felipe V, el primer monarca de los Borbón. Aquel al que llamaban “el animoso”. Y es curioso aquel apodo viniendo de alguien que precisamente hasta Cazalla llegó por su falta de ánimo y sus constantes depresiones. Llegó hasta la Sierra Morena sevillana por prescripción médica, buscando la tranquilidad y el aire puro del entorno. Algo de acierto habría en esa prescripción cuando el Rey decidió instalarse por un tiempo en la serrana localidad, estableciéndose, por tanto, la capital del reino en Cazalla de la Sierra durante algo más de dos meses. Periodo en el cual, incluso llegaron a celebrarse cortes en la localidad.

Cazalla se viste de época para rememorar la estancia de Felipe V en 1730
Foto: J.A.F.

Desde aquel entonces han transcurrido doscientos noventa y un años. Casi tres siglos. Y sin embargo, Cazalla de la Sierra no ha perdido un ápice de aquello que la hiciera irresistible para Don Felipe de Borbón y su mujer, Dña. Isabel de Farnesio. Y eso que no conocía los muchos encantos que hoy día posee, tal y como ha asegurado esta mañana Benjamín Muñoz Zamora, Cónsul de Guatemala y “cazallero de corazón”. Entre los muchos de esos encantos ha destacado los importantes caldos de la localidad (ya sean vinos, ya aguardientes) o productos de lo más variopinto como las patatas fritas o el jamón.

No. Tal vez no conocieran nada de esto que hoy encumbra a Cazalla de la Sierra. Pero algo debieron de ver en esta localidad para asentarse en ella durante aquel verano. Un hecho, sin duda, que escribió una página dorada en el pueblo y por el cual, el mismo, le rinde homenaje, rememorando aquellos fantásticos e históricos días.

Cazalla se viste de época para rememorar la estancia de Felipe V en 1730
Foto: J.A.F.

Invitados de excepción

En la mañana de hoy, Cazalla de la Sierra ha inaugurado su tercera edición de Cazalla, una elección real. Una muestra dedicada a la estancia de Felipe V en esta tierra y una nueva oportunidad de poner en valor lo mucho que atesora. Tras un año de parón obligado por la pandemia, Cazalla volvía a vestirse de gala (o de época, mejor dicho) y se asomaba, de nuevo, al escaparate de sí misma, para verse reflejada a su vez en lo auténtico de un pueblo llamado a ser real. Dicha inauguración, a la que respetó en todo momento el tiempo, se abría con la intervención de Lourdes Falcón, Delegada de Cultura del Ayuntamiento de Cazalla de la Sierra. Fue ella la encargada de dar la bienvenida a los presentes, teniendo muy presentes al cuerpo consultar que este año acompañaba esta inauguración, y entre los cuales se encontraban cónsules de diferentes países como Estonia, Filipinas o Paises Bajos, entre otros. No quiso dejar atrás a nadie y se acordó muy especialmente de los artesanos locales, grandes protagonistas de estas jornadas. Unas jornadas, a su vez, preparadas en tiempo récord y que ha contado en el apoyo de importantes empresas como la cooperativa Corsevilla, y el trabajo incansable de los operarios municipales.

Cazalla se viste de época para rememorar la estancia de Felipe V en 1730
Foto: J.A.F.

Residencia de rey y reyes

Tras la mencionada intervención de Benjamín Muñoz, tomó la palabra el Presidente del Cuerpo Consular de Sevilla, Fernando Franco, quien destacó la importancia del papel de las instituciones en actos como este, que a su vez es un homenaje a otra institución, la de la corona, que se instaló en Cazalla de la Sierra. Franco quiso también tirar de historia para recalcar este hecho y recordó que no solo Felipe V y su mujer residieron por un tiempo en Cazalla de la Sierra, sino que también tres infantes lo hicieron. Tres infantes que posteriormente serían reyes, como son Luis I, Fernando VI y Carlos III.

Cazalla se viste de época para rememorar la estancia de Felipe V en 1730
Foto: J.A.F.

Defensa del mundo rural

Para finalizar el orden de intervenciones tomó la palabra Sotero Martín, Alcalde de Cazalla de la Sierra, quien quiso ser breve, pero no por ello dejó pasar la oportunidad para llevar a cabo sus reivindicaciones. Aprovechando la presencia de alcades y representantes de los ayuntamientos de las localidades vecinas de la comarca, Martín hizo un alegato en favor del mundo rural. Empezó haciendo mención a la elección real y pidiendo que “si nos eligieron antes, que nos vuelvan a elegir ahora”. Unas reivindicaciones por el entorno rural sin el cual el urbano no tendría sentido. Ahora que la comarca pasará a ser “destino turístico inteligente”, dijo “es hora de hablar de residentes inteligentes”. Además, elogió las bondades del territorio y de quienes viven en él, a quien calificó de mejores personas para la convivencia, y recordó, antes de terminar, que Fernando III llegó a dar autonomía tanto a Cazalla como a El Pedroso para que tomaran decisiones. Una autonomía que no se traduce en independencia, y que a su vez aboga por aglutinar a un territorio completo en sabiduría, donde todos aquellos que viven en él deben sentirse dichosos por ello.

Una elección real

Tras esta bienvenida y el pertinente corte de la cinta inaugural, autoridades, invitados y todo aquel que lo quiso iniciaron un recorrido por los distintos stands dispuestos para la ocasión. Unos stands que, en un principio habrían de copar las calles de la localidad, pero que debido a las previsiones de lluvia, se han instalado en el Convento de San Agustín. Otra parte importante del contingente de expositores se encuentra en la Plaza de Abastos, donde durante estos días, se podrá disfrutar de Cazalla a través de los sabores y olores que esta localidad ofrece. Junto a ello, una ruta de la tapa donde participan más de veinte establecimientos y donde el cordero de Corsevilla es el plato protagonista. Y además, actividades varias, como conciertos, rutas senderistas y demás que van a ofrecer al visitante, casi trescientos años después la satisfacción plena y el deseo de elegir a Cazalla como capital del reino, en lo que una vez más será... una elección real


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos