jueves, 22 octubre 2020
16:52
, última actualización
Coronavirus

Cierra al completo el único colegio de Gerena por el aumento de positivos por COVID-19

Tras la clausura parcial el pasado lunes, el centro permanecerá cerrado durante al menos diez días ante el número creciente de contagios

25 sep 2020 / 08:03 h - Actualizado: 25 sep 2020 / 08:05 h.
"Salud","Coronavirus"
  • Colegio Fernando Feliú de Gerena, que ha quedado cerrado este jueves y durante los próximos diez días por el aumento de contagios.
    Colegio Fernando Feliú de Gerena, que ha quedado cerrado este jueves y durante los próximos diez días por el aumento de contagios.

El CEIP Fernando Feliú de Gerena, único centro escolar de la localidad, ha sido cerrado al completo este jueves tras el aumento de casos positivos entre la comunidad escolar, y después de que el pasado lunes registrara un cierre parcial tras la clausura de diez aulas por los positivos de una profesora y siete alumnos de distintas clases. Las familias denuncian falta de transparencia y de comunicación oficial al respecto.

El cierre ha sido anunciado mediante un comunicado firmado por la directora del colegio, María Joaquina García, y publicado en las redes sociales del Ayuntamiento, al no poder difundirse por la plataforma virtual de educación – iPasen – por problemas ajenos al centro. En el escrito, la directora señala que “se ha decidido por parte de las autoridades sanitarias cerrar temporalmente el centro educativo” tras el aumento de casos positivos tras los test PCR realizados al alumnado, y “al menos por diez días”.

El centro recomienda un “confinamiento familiar preventivo”

“Pendientes de recibir más indicaciones por parte de dichas autoridades”, desde la dirección del centro se hace una llamada a la tranquilidad, así como a “un confinamiento familiar preventivo para evitar la propagación del virus”. El pasado lunes ya fueron confinados unos 250 alumnos, 15 profesores y cuatro monitores (dos correspondientes al aula matinal)

Las familias han mostrado su malestar por el devenir de los acontecimientos, sobre todo tras llevarse a cabo el cierre parcial. Del mismo modo, durante martes y miércoles se estuvieron realizando las pruebas diagnósticas al resto del alumnado que aún no estaba confinado en el propio centro, lo que supuso la ocupación temporal de dos aulas para efectuar los test, con el consiguiente perjuicio al alumnado. Una opción tomada para evitar el colapso en el centro de salud y a pesar de que el Ayuntamiento, según confirman las fuentes consultadas, ofreció distintas alternativas para no llevarlas a cabo en las instalaciones del colegio. Con todo ello, muchas han sido las familias que optaron por comenzar el aislamiento por su cuenta y no llevar a los menores a clase.

Se desconoce el número total de contagiados en el centro escolar

Según señalan familias del centro, los primeros resultados están comenzando a llegar este jueves, aunque “se desconoce el alcance real” de los contagios. Explican que conocen los casos por confirmación directa de los afectados, ya que los datos publicados por la consejería de Sanidad y Familias a través del portal de lnstituto de Estadística y Cartografía no coinciden con los que se conocen de forma extraoficial – siendo más los que se cuentan por información directa de las familias –.

Valorando los contagios ya registrados, los nuevos detectados, así como “la situación en el pueblo”, el cierre del colegio se ha recibido como la decisión correcta, aunque muchos se preguntan por qué no se ha tomado desde el primer momento.

“La columna vertebral del centro estaba afectada” – todos los grupos de infantil, un grupo de cada nivel en primaria, si no por contagios confirmados en la clase sí por convivencia en el recreo – “por lo que manteniendo el colegio abierto se estaba corriendo un riesgo que no se debería asumir”. Se da el hecho además de que el centro se encuentra disperso en varios edificios, recibiendo cada grupo afectado clases en distintas ubicaciones, por lo que tampoco hubiera sido posible clausurar un único edificio de poder focalizarse en él los contagios y mantener las clases en el resto.

Las familias exigen conocer los criterios, y depurar responsabilidades incluso con dimisiones

Se valora de forma positiva el protocolo seguido por el colegio y el trabajo realizado “aún con la carencia de medios”. Sin embargo, se denuncia por parte de las instancias superiores “falta de coordinación y falta de transparencia, pues no sabemos quién es la persona responsable de determinar el cierre del colegio, cuestión que no corresponde a la dirección, al inspector ni al Ayuntamiento”. Igualmente, se desconocen los criterios que se han seguido para no cerrar el colegio en primera instancia, ni si han sido “sanitarios o políticos”.

Por ello, los padres y madres del centro han empezado a movilizarse para recabar información sobre el proceso que ha llevado hasta el cierre del colegio este jueves, poder determinar de quién depende la decisión, conocer los criterios manejados, exigir responsabilidades y – “en caso de poder demostrar que ha habido negligencia” – dimisiones. Sobre todo para “evitar que se vuelva a repetir esta situación de incertidumbre en el colegio de Gerena en particular y en ningún otro colegio en general”.

Las familias se están organizando en este sentido para cursar todas sus reclamaciones, algo que aseguran que está siendo una tarea ardua. Se da la circunstancia además de que la directiva de la AMPA ha dimitido y está pendiente la celebración de una asamblea para su sustitución, aunque seguirá gestionando esta crisis en funciones hasta que se designe una nueva dirección.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016