lunes, 14 junio 2021
15:18
, última actualización

Conduce con la puerta del coche abierta porque no le cabía un televisor

Los hechos han sucedido en las calles de Utrera. El conductor se enfrenta a sanciones más importantes que el precio del televisor comprado

05 may 2021 / 16:08 h - Actualizado: 05 may 2021 / 16:12 h.
"Tráfico"
  • Conduce con la puerta del coche abierta porque no le cabía un televisor

TAGS:

Un video de un vehículo circulando con un gran televisor recién comprado en la parte trasera del vehículo que le impide cerrar la puerta conduciendo por las calles de Utrera se ha convertido en viral en las redes sociales.

El video fue captado el pasado lunes sobre las 15;30 horas por un teléfono móvil desde el vehículo que circulaba detrás del coche infractor en cuestión a la altura de la rotonda de la plaza de La Trianilla de Utrera y despertó las carcajadas de los ocupantes del vehículo desde el que se captaron las imágenes del video de una duración de apenas 20 segundos de duración.

La conducción del vehículo en esas condiciones con elementos que sobresalen e impiden el cierre de la puerta y, menos aún sin una señalización de peligro, está prohibido por la Dirección General de Tráfico.

El conductor que infligió las normas de circulación conduciendo este vehículo marca Renault rojo trasportando un gran televisor con la puerta trasera derecha abierta, se enfrenta a importantes sanciones económicas.

Tras iniciar una actuación de oficio la Policía Local de Utrera, los agentes localizaron al propietario que aparecía como titular del vehículo, que confirmó a los agentes que lo había vendido y proporcionó los datos del comparador.

De esta forma los agentes lograron localizar en una calle de la barriada de La Paz de Utrera el vehículo marca Renault rojo que cometió la infracción y comprobaron, que además de no estar legalizada la compra del vehículo por los trámites administrativos, el coche no disponía del seguro obligatorio.

Por todo ello los agentes requisaron el vehículo y lo trasladaron a las dependencias policiales donde el infractor sólo podrá sacarlo cuando regularice la compra y aparezca como titular del mismo y cuando tenga pagado el seguro obligatorio que llevaba un mes caducado.

Además, el conductor ha sido multado por infringir las normas de circulación, en concreto por conducción temeraria, sanción que podría alcanzar los 500 euros.

Al final, a este conductor, entre la sanción y los pagos que va a tener que hacer para regularizar el vehículo, el pago del seguro, más la estancia del coche en las dependencias policiales, todo le va a salir por un buen pico y va ser mucho más caro que el precio del televisor comprado.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla