Menú

Detenido el falso Guardia Civil de Utrera que estafaba a sus víctimas ofreciendo sus servicios

Agentes de paisano de la Guardia Civil de Utrera han detenido a un conocido estafador que, para ganarse la confianza de sus víctimas, se hacía pasar por Guardia Civil y pedía dinero a cambio de gestiones o de supuestos negocios.

27 sep 2022 / 12:07 h - Actualizado: 27 sep 2022 / 12:46 h.
$hmKeywords_Schema
  • Detenido el falso Guardia Civil de Utrera que estafaba a sus víctimas ofreciendo sus servicios

Según testigos presenciales del dispositivo, la detención se llevó a cabo en calles aledañas de la céntrica plaza Altozano de Utrera, junto al kiosko de la plaza donde el detenido no opuso ningún tipo de resistencia al verse descubierto.

Los vecinos y viandantes pudieron escuchar como los agentes de paisano interrogaban al detenido por la ubicación de un vehículo con el que el delincuente de había hecho como consecuencia de una apropiación indebida, a lo que el detenido les dijo que les llevaría al lugar donde se encontraba estacionado el citado vehículo.

Dicho individuo se encontraba reclamado por numerosas estafas y hechos delictivos, ordenando por ello el Juzgado de instrucción número 2 de Utrera su ingreso en prisión.

Dos de los lugares donde realizaba las estafas tenían su base operativa en bares de las calles Álvarez Hazañas y Molares. Las estafas fueron muy variadas, entre ellas pedir dinero a cuenta de gestiones en la notaria, ofrecer un piso de alquiler inexistente que el cobraba, pedir dinero como socio para realizar negocios suculentos y pedir coches prestados que no devolvía.

El modus operandi que empleaba este delincuente tenía como base operativa lugares públicos principalmente bares, entre ellos uno en la calle Álvarez Hazañas y otro en la calle Molares. Allí, este hombre, de algo más de 50 años de edad y de fuera de Utrera, como si de un actor se tratase, realizaba una perfecta actuación y se ganaba la admiración y el respeto de los presentes alardeando de un historial impecable como agente de la Guardia Civil, contando falsas hazañas heroicas vividas en la Benemérita.

Se inventó un historial de destinos en la Guardia civil y alardeaba de tener muchos contactos con las administraciones y con poderosos personajes y de haber realizado asombrosas actuaciones policiales, incluso contra agentes de la Policía Local que delinquían.

Además de invitaciones de los presentes y de consumir a cuenta, algo que no pago, su oratoria y su interpretación le hicieron ganarse la admiración de los presentes con los que entablaba conversación.

En estas conversaciones conocía la situación, necesidades y proyectos de las víctimas y es cuando realizaba las estafas. Así, si un cliente del bar le hablaba de que tenía una finca familiar que deseaba dividir, él, gracias a sus contactos con la notaría, se ofrecía a realizar las gestiones de forma rápida a cambio del módico precio de 500 euros.

Si el cliente explicaba que estaba buscado un piso para alquilar en Chipiona en vacaciones, el ofrecía uno muy bueno de un amigo suyo y cobrara el precio del alquiler.

Otro cliente le dejó prestado un coche para probarlo para una posible compra, que no llegó a devolver, y que fue localizado en el momento de su detención. A otro le pidió dinero a cuenta de un negocio muy rentable, para el que necesitaba socios.

También realizó numerosas estafas por internet haciéndose pasar por gestor inmobiliario.

La no devolución del coche, junto con otras estafas, llevó a la Guardia Civil a tener conocimiento de estos hechos y establecer un dispositivo de vigilancia de paisano que desencadenó su detención cerca de la plaza del Altozano y la posterior orden de prisión incondicional dictada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Utrera.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos