Menú

Don Luis el cura ya tiene su calle en Los Palacios

Se despide con una misa multitudinaria, después de medio siglo de sacerdocio, el párroco del Sagrado Corazón, Luis Merello Govantes, a quien agasaja el Ayuntamiento bautizando con su nombre la calle donde ha tenido su domicilio

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
02 oct 2022 / 08:01 h - Actualizado: 02 oct 2022 / 08:02 h.
$hmKeywords_Schema
  • Don Luis el cura ya tiene su calle en Los Palacios

Los Palacios y Villafranca vive este fin de semana los fastos por la jubilación del cura más querido aquí en el último medio siglo, que se dice pronto tratándose de un ejercicio tan difícil como el del sacerdocio en los tiempos que corren. En efecto, Luis Merelllo Govantes, que ya ha cumplido los 75 años, aterrizó en 1972, desde El Puerto de Santa María, su pueblo natal, primero como responsable de la parroquia de los poblados de colonización (Maribáñez, El Trobal, Chapatales, Trajano y Pinzón), a la que él mismo bautizó con el título de Nuestra Señora de las Marismas. Trece años después, fue nombrado párroco de la flamante parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, cuyo templo era la actual casa hermandad de El Rocío.

Precisamente una de sus mayores gestas fue conseguir que el Ayuntamiento y todo el pueblo se implicaran en la construcción de un nuevo templo, acorde a los nuevos tiempos, que fue inaugurado el mismo año de la Expo 92. La otra gesta, mucho más complicada y trascendente, ha sido la de ejercer siempre de cura de pueblo, con un ojo en las alturas de donde le provenía su tardía vocación sacerdotal (estudió en el seminario de adultos de Umbrete) y el otro bien ajustado a los problemas de este mundo, a las necesidades de sus vecinos, fueran creyentes o no, de su propia feligresía o de la de enfrente. Ya al comienzo de este siglo, impulsó la desmembración de parte de su feligresía para que constituyera la reciente parroquia de El Buen Pastor, en el joven barrio de La Nana.

Don Luis el cura ya tiene su calle en Los Palacios


La misa extraordinaria por su jubilación ha convocado al mediodía de este sábado a medio millar de palaciegos que no han querido perderse una eucaristía tan especial que se ha vivido como homenaje a Don Luis el cura, como lo conoce todo el pueblo, y en la que ha participado también media docena de compañeros del Arciprestazgo utrerano.

Tan apreciado es este sacerdote atípicamente simpático, campechano y conversador, que el Ayuntamiento, gobernado entonces por el PSOE, lo nombró en 2010 Hijo Adoptivo. Ahora, con el Consistorio gobernado por Juan Manuel Valle (IU), también ha habido unanimidad en considerar la solicitud de la Hermandad del Rocío de que le pusieran una calle. La vía elegida ha sido la de su propio domicilio, justo enfrente de la parroquia, hasta ahora llamada de Juan Valera y cuyo nombre del célebre novelista del Realismo figura ya en una placa inferior como “antigua de”. Esta calle del célebre barrio de las Casas Baratas se llama desde hoy Don Luis Javier Merello Govantes.

Don Luis el cura ya tiene su calle en Los Palacios


Especialmente aplaudida fue durante la misa la intervención del coadjutor Julián Hernández Lancha, quien lleva 33 años al lado de don Luis y cuyas palabras de reconocimiento al compañero, “a quien he considerado siempre un hermano, un padre y un ejemplo”, no solo emocionaron al protagonista, sino a todos los presentes, incluidos los concejales del PP y del PSOE que asistieron junto al alcalde y a varios ediles del equipo de gobierno, a los representantes de todas las hermandades y cofradías locales, a varios grupos y asociaciones religiosas y, por supuesto, a los familiares del propio sacerdote jubilado, que también asistirán mañana domingo al almuerzo homenaje que tendrá lugar en la finca Santa Clotilde, propiedad del restaurante Manolo Mayo, tan vinculado por otro lado a la parroquia gracias al don de gentes de don Luis.

La jornada de mañana, con un almuerzo al que asistirán casi 400 personas, se prevé emocionante y llena de reconocimientos al sacerdote por parte de varias instituciones locales a las que les será muy difícil acostumbrarse, después de las próximas Navidades, a que don Luis ya no sea el párroco del Sagrado Corazón. La televisión municipal ha confeccionado un vídeo recopilatorio de los hitos más destacados de su trayectoria en el municipio. La cantaora Anabel de Vico, junto al guitarrista El Niño del Fraile, pondrá el sello musical a una velada que se alargará durante la tarde con la participación de otros muchos artistas locales.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos