lunes, 14 junio 2021
15:18
, última actualización

Dos detenidos en Lebrija por acoso, uno de ellos a una niña de 11 años

La familia de la menor tuvo que cambiar de domicilio por el temor que le infundía la situación

13 feb 2021 / 14:18 h - Actualizado: 13 feb 2021 / 14:30 h.
"Guardia Civil"
  • Foto de archivo: Guardia Civil.
    Foto de archivo: Guardia Civil.

La Guardia Civil ha detenido dos personas en Lebrija (Sevilla) como presuntos autores de varios delitos de acoso a través de las redes sociales, en el marco de varias operaciones.

En una de ellas, la operación 'Indagatio', se ha procedido a la identificación y detención de una persona por el presunto acoso continuado que venía llevando a cabo sobre una menor de once años y su madre, que presentó denuncia indicando que llevaba meses recibiendo una gran cantidad de llamadas en número oculto, tanto en su teléfono como en el de su hija, muchas de ellas de madrugada, según informa la Guardia Civil en un comunicado.

En ocasiones, "se llegaron a acumular hasta 50 llamadas en menos de una hora".En el caso de la menor, el acoso comenzó con "insultos graves" en redes sociales, a través de varios perfiles de una conocida red social. Desde algunos de estos perfiles, le enviaban fotografías de ella misma que habían sido obtenidas de sus cuentas, que habían sido modificadas "para burlarse de ella".

Además de estos insultos, se amenazaba a la menor con difundir esas fotografías en el instituto. Tras recibir esas amenazas y de difundir las fotografías de la menor, recibió en su domicilio una carta ordinaria con la misma fotografía que le habían enviado por redes sociales modificada a modo de burla, "dirigida a ella como destinataria del envío; días después, esa misma fotografía, también fue enviada vía correo ordinario, a cinco vecinos".

Operación ‘Capkei’

En otra actuación, en el marco de la Operación 'Capkei', se ha procedido a la detención de otro individuo, como presunto autor de un delito de acoso. La víctima llevaba más de 10 meses recibiendo llamadas oculta y ante la insistencia llegó responder a alguna de esta llamadas, y es cuando el llamante, supuestamente, comenzó a hacerle proposiciones de índole sexual, dejando patente a la víctima que la conocía y que sabía donde vivía, además de invitarla a bajar de su domicilio para encontrarse con él, indicándole que se encontraba cerca.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla