lunes, 20 septiembre 2021
23:22
, última actualización

El Ateneo de El Cuervo renace como ave fénix

Después de que el Ateneo Arbonaida fuera desarraigado de la Casa de Postas, y mientras se espera que funcione allí la nueva Escuela Municipal de Música, los ateneístas estrenan sede y proyectan incluso más actividades de las que ya tenían

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
13 sep 2021 / 16:58 h - Actualizado: 13 sep 2021 / 17:00 h.
$hmKeywords_Schema
  • El Ateneo de El Cuervo renace como ave fénix

Los primeros que llegaron a perder la esperanza en que el proyecto del Ateneo Arbonaida tuviera continuidad en El Cuervo de Sevilla fueron los propios ateneístas. Tenían sus razones: a la pandemia del coronavirus, que iba concatenando olas y cancelaciones de actos, se unió la puntilla de que el propio Ayuntamiento pusiera fin a la concesión de la Casa de Postas, el edificio histórico de más entidad en el pueblo que el Ateneo ha usado como sede desde que la consiguiera en un concurso público de 2016. La Delegación de Cultura del Consistorio decidió la pasada primavera, o tal vez antes –aunque se hizo público en marzo-, que la Casa de Postas había de servir a partir de ahora como sede de una Escuela Municipal de Música, y que el Ateneo podría usar, por su parte, unas dependencias en el Área de la Mujer. Sin embargo, los ateneístas se rebelaron contra esa nueva disposición, ofrecieron alternativas como el uso compartido de la Casa de Postas e incluso recabaron el apoyo de muchos intelectuales andaluces, que habían sido testigos de cómo el Ateneo se había convertido en menos de un lustro en la institución más dinamizadora del pueblo culturalmente hablando. Finalmente, de nada sirvieron las quejas, porque el verano empezó con hechos consumados y los ateneístas desalojando su antigua sede.

La noticia es que tienen otra: un nuevo local en el número 12 de la calle Flores propiedad del vecino Andrés Romero Gómez, que lo ha cedido sin ningún tipo de interés durante, en principio, un año. “No vamos a pagar más que los gastos que nosotros mismos generemos”, ha señalado Gonzalo Amarillo, uno de los ateneístas. “Ha sido un acto de generosidad increíble que no vamos a olvidar nunca”, ha insistido Amarillo, “porque llegamos a barajar la posibilidad de cerrar las puertas y, además, el trato recibido por el Ayuntamiento nos desanimó muchísimo”. “No teníamos recursos económicos, ni posibilidades de encontrar otra sede acorde a nuestras necesidades”, admite María Luisa Gómez, presidenta de Arbonaida, “de modo que ahora toca reorganizarse y seguir adelante”.

Más oferta cultural que nunca

En los próximos días, con la nueva sede flamante después de un verano de “sacrificio y sobreesfuerzos”, empezarán a funcionar incluso más talleres que antes: los habrá de música, como antes, y de piano, no solo para adultos y niños, sino incluso para bebés. También de yoga y de baile flamenco. Continuará el club de lectura para adultos y el de lectura infantil y, además del club del vino, que ya funcionaba, habrá cursos de gimnasia terapéutica.

El Ateneo de El Cuervo renace como ave fénix

El local era una antigua academia de informática que ya tenía accesos y baños adaptados incluso para personas con diversidad funcional. Cuenta con una sala que servirá de usos múltiples, que se usará para talleres, conferencia y recitales, y con otra, algo más pequeña, donde los ateneístas han habilitado la Biblioteca que han tenido que reubicar y que ya estaba abierta al público. “Como todo lo que tenemos”, insiste Amarillo. “Cualquiera que necesite estas dependencias las va a tener a su disposición sin ningún problema”. Incluso, “abusando de la generosidad del dueño del local”, en la parte que no se iba a ocupar y que se correspondía con la recepción de la antigua tienda, se ha colocado un piano que servirá para el alumnado de Música.

“Ahora todo dependerá de la aceptación que esto tenga, y lo que queremos es que la gente comprenda que esto es un proyecto totalmente alternativo e independiente, y que precisamente esa independencia es la que nos ha costado vernos frente a frente con el Ayuntamiento y salir perdiendo en una lucha desigual”, explican los ateneístas, e insisten, esperanzados: “De todas formas, queremos pensar que es una puerta que se ha cerrado para que se abran mil ventanas por las que va a entrar mucha luz, y queremos devolvérsela a la gente, dinamizando El Cuervo al hacer una cultura desde abajo, con el corazón y también con la conciencia”.

Ian Gibson de padrino

Aunque la nueva sede del Ateneo funciona desde hoy mismo, el acto más trascendente de esta nueva época tendrá lugar el próximo sábado 23 de octubre, que será cuando el hispanista irlandés Ian Gibson, nacionalizado español, aterrice en el Ateneo Arbonaida para dar una conferencia. Contar con una figura de tal talla intelectual –uno de los más prestigiosos investigadores sobre Lorca y sus restos- hace a los ateneístas de El Cuervo crecerse en la ilusión de “seguir programando propuestas de cara a este otoño e invierno, musicales, literarias, viajes culturales, etc.”.

La Choza de Juaniquín

Después del periplo de este último año y de haber salvado el ya famoso festival de flamenco in extremis durante el pasado invierno, los ateneístas de Arbonaida han asumido ya que “este año será humanamente imposible volver a organizar La Choza”. Sin embargo, el año que viene se retomará la iniciativa –con jornadas de cante, toque, baile, conferencias y exposiciones- “de una forma totalmente independiente”.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla