viernes, 03 abril 2020
18:39
, última actualización

El conductor que huyó de un control policial el domingo, no tenía ni seguro ni pasada la ITV

A la espera de la multa por violar el estado de alarma que deber ser de entre 601 y 30.000 euros, ya ha sido multado con 2.000 € y perdido 8 puntos del carnet

25 mar 2020 / 10:49 h - Actualizado: 25 mar 2020 / 11:09 h.
$hmKeywords_Schema
  • El conductor que huyó de un control policial el domingo, no tenía ni seguro ni pasada la ITV

Al conductor que el pasado domingo obligó a los agentes de la Guardia Civil y Policía Local a realizar una espectacular persecución por haber hecho caso omiso al alto policial y huyó en uno de los controles rutinarios que se están realizando en Utrera en aplicación del Real Decreto por el estado de alarma por el coronavirus COVID-19, le puede salir muy cara su temeridad y tendrá que hacer frente a importantes sanciones económicas, al margen de la vía penal por desobediencia a la autoridad.

En este sentido, según han confirmado fuentes cercanas al caso, la primera multa por conducir sin seguro en el vehículo y no tener el coche pasada la ITV asciende a algo más de 2.000 euros, que habrá que sumar a la sanción de se determine por una violación grave del estado de alarma que oscilará entre los 601 y los 30.000 euros. También, por su osadía, el conductor ha perdido 8 puntos del carnet de conducir.

Los hechos sucedieron el domingo por la mañana cuando los agentes se encontraban realizando un control en la Carretera Amarilla y dieron el alto a un vehículo para comprobar si su conductor cumplía la normativa de confinamiento o tenía permiso para circular.

El conductor hizo caso omiso a la advertencia de los agentes de servicio y emprendió velozmente la huida adentrándose por dirección prohibida y por caminos en dirección a una zona conocida como Las Canteras.

Tras varios kilómetros de huida, los agentes lograron detener el vehículo en una zona conocida como finca de Rivas e identificar al conductor, un vecino de Utrera de unos 40 años de edad residente la barriada La Fontanilla, que no pudo justificar su presencia en la calle ni motivo alguno para saltarse la norma de confinamiento en las casas por el estado de alarma.

Al infractor, tras su identificación y comprobar toda su documentación, se le dejó que volviera a su domicilio en su vehículo, pero deberá hacer frente a importantes sanciones económica y un posible delito penal.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016