sábado, 05 diciembre 2020
23:13
, última actualización

El derribo de la escuela de hostelería obliga a cerrar servicios municipales

El 4 de julio empiezan las visitas previas a la demolición y se pide «comprensión» a los vecinos

21 jun 2016 / 22:38 h - Actualizado: 21 jun 2016 / 22:38 h.
"Tribunales","Urbanismo"
  • El proyecto de demolición de la escuela de hostelería de Castilleja de Guzmán se ejecutará en breve. / Inma Flores
    El proyecto de demolición de la escuela de hostelería de Castilleja de Guzmán se ejecutará en breve. / Inma Flores

El inicio del derribo de la escuela de hostelería de Castilleja de Guzmán es prácticamente un hecho a tenor de un bando publicado por el Ayuntamiento en el que informa de que, a partir del próximo 4 de julio, las diferentes dotaciones y servicios municipales instalados en la parcela de dicho edificio «quedarán cerrados y sin uso». El motivo no es otro que «las visitas y trabajos técnicos, de seguridad y ejecución del proyecto de demolición», que afecta a todo el terreno en cuestión, según informó en la publicación el alcalde guzmareño, Tasio Oliver (IU).

De esta forma, Oliver se remite a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que ordena demoler la escuela de hostelería, construida años atrás por el entonces Consistorio socialista gobernado por Carmelo Ceba, la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía y la Mancomunidad para el Fomento y el Desarrollo del Aljarafe, un proyecto que fue paralizado tras el recurso interpuesto por un colectivo de vecinos a raíz de la aprobación definitiva de una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), destinada a la ordenación y nueva delimitación de las parcelas de espacios libres y equipamientos ubicadas entre las calles Álvarez Quintero y Gustavo Adolfo Bécquer, donde precisamente se construyó la escuela.

El anuncio del cierre de estos servicios municipales que se ubican en la zona se produce días antes de que se cierre el plazo para que las empresas interesadas en acometer los trabajos, valorados en 198.000 euros, a través de una licitación que salió publicada en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) el pasado 8 de junio. Una vez adjudicadas las obras, el propio alcalde ya informó de que la previsión es que las obras hayan finalizado en octubre, dado que el plazo de ejecución que establece el citado anuncio del BOP se cifra en tres meses.

Por eso, en su bando, Oliver ha pedido «comprensión» a sus vecinos ante las molestias que el cierre de los servicios municipales pueda causar, «especialmente a los padres, madres y jóvenes que se vean afectados por el cese temporal de esta actividad». «Como prevención de seguridad y en cumplimiento de la sentencia, hay que concienciar a los habituales usuarios de estas instalaciones para que se abstengan de utilizarlas durante estos meses», señala el alcalde.

Hay que recordar que la parcela que quede libre tras la desaparición de la escuela de hostelería será una zona libre. Esta, según explica el alcalde, se adecuará para lo que digan los vecinos –siempre que se cumpla con la ley–, para lo que se abrirá un periodo de consultas tal y como el Consistorio guzmareño pretende hacer con el próximo PGOU.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016