viernes, 22 octubre 2021
07:12
, última actualización

El día mundial de las habichuelas colorás

La ONU celebra hoy, por tercer año consecutivo, el Día Mundial de las Legumbres, una fuente poco valorada de proteínas que en pueblos sevillanos como Los Palacios conserva su plato estrella: las habichuelas colorás

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
10 feb 2021 / 18:00 h - Actualizado: 10 feb 2021 / 18:03 h.
"Alimentación","Consumo","ONU","Moda","Pobreza","Sostenibilidad"
  • El día mundial de las habichuelas colorás

Es probable que en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) no conozcan las habichuelas colorás de Los Palacios y Villafranca, aunque teniendo en cuenta que cada vez son más los restaurantes de renombre que, dentro y fuera de este municipio, las ofrecen como un manjar, todo es cuestión de tiempo. Pero hoy, 10 de febrero, la ONU celebra el Día Mundial de las Legumbres, con la intención de promocionar sus beneficios nutricionales, ya que son una fuente nunca suficientemente valorada de proteínas vegetales, contienen mucho hierro, mucho potasio –ricas en fibra y bajas en grasa-, se pueden almacenar durante muchísimo tiempo y, para colmo, son baratas. Es decir, todo ventajas. Sin embargo, lo cierto es que en el último medio siglo su consumo no ha hecho sino descender, porque en los nuevos modos de vida de la sociedad no parece estar de moda poner la olla. Para la ONU, en todo caso, las legumbres son fundamentales para afrontar los desafíos de la pobreza. Y, encima, sus plantas contribuyen a la sostenibilidad planetaria porque mejoran la fertilidad del suelo.

España es precisamente uno de los países europeos donde más se consumen las legumbres todavía. De media, 3,3 kilos por persona y año. Y ello suponiendo solo un 0,4% del gasto total de cualquier hogar español en alimentación. De entre todas ellas –guisantes, habas, judías verdes, garbanzos, lentejas o soja, entre otras-, en la localidad sevillana de Los Palacios y Villafranca presumen hoy de sus habichuelas colorás. Aquí lo colorao, como los tomates –convertidos en bombones- es siempre garantía de exquisitez. Muchos agricultores siguen sembrándolas, precisamente en este mes de febrero. Es un junio cuando las matas dan lo mejor de sí. Y es en esa época casi estival cuando muchos restaurantes palaciegos se han acostumbrado a ofrecerlas como plato estrella, aunque echen mano de las tradicionales recetas de las abuelas y aunque el producto no se comercialice a gran escala todavía, sino que es prácticamente un privilegio que solo disfrutan los de aquí o quienes vienen de visita. Tal vez por ello en la ONU no se han enterado todavía.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla