miércoles, 23 septiembre 2020
04:57
, última actualización

El fuego de El Castillo causó cinco millones en pérdidas

Un informe pone en valor las 1.800 hectáreas arrasadas el pasado verano

25 ene 2017 / 16:20 h - Actualizado: 25 ene 2017 / 16:22 h.
"Medio ambiente","Incendios"
  • El fuego arrasó más de 1.800 hectáreas, la mayoría de pasto, eucaliptal y matorral. / Efe
    El fuego arrasó más de 1.800 hectáreas, la mayoría de pasto, eucaliptal y matorral. / Efe

El incendio sufrido el pasado verano en El Castillo de las Guardas, que arrasó más de 1.800 hectáreas, ha supuesto unas pérdidas que superan los cinco millones de euros, según se desprende de la valoración recibida ayer por el Ayuntamiento y que pone cifras a las cuantiosas pérdidas que registró la localidad. Este informe viene a apoyar la solicitud de declaración de zona catastrófica que efectuó el Ayuntamiento, y sobre la que aún no ha habido resolución al respecto.

La valoración de la catástrofe se fija en 5.069.694,98 euros, divididos en distintas partidas, en función de los parámetros estudiados. Según detalla el alcalde castillero, Gonzalo Domínguez, las pérdidas se dividen en superficie, instalaciones, construcciones y valores paisajísticos. El estudio de valoración ha sido gestionado por la Diputación de Sevilla a través de Prodetur. La adjudicataria de la elaboración del informe –una empresa externa contratada por el ente supramunicipal– ha recopilado toda la información de la zona afectada, incluyendo las pérdidas de los 32 afectados recogidas por la oficina técnica que se habilitó tras el incendio.

La primera de las partidas estudiadas, fundamentada en la valoración de las pérdidas por declarantes, asciende a 4.062.314,06 euros. De forma desglosada, 211.004,76 euros corresponden a pasto, eucaliptal y zona de matorral; 533.000,21 euros corresponden a vallados; 2.575.216,62 euros a encinar; 83.875 euros a otros tipos de arboleda. El valor del ganado perdido en el incendio es de 237.390 euros, ascendiendo a 379.000 euros el de la fauna autóctona que pereció (caza, montería y ganchos). Finalmente, en apicultura, las pérdidas se valoran en 7.200 euros. Las instalaciones afectadas por el fuego se cuantifican en 30.936,35 euros, y las construcciones perjudicadas en 4.670 euros. A todo ello hay que sumar 1.007.380,92 euros, importe otorgado a las pérdidas en valores paisajísticos. La suma de todos estos conceptos supera los cinco millones de euros, inasumibles para una economía local delicada que con esta catástrofe sufrió un duro revés.

El pleno municipal aprobó solicitar al Gobierno central la declaración de zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil, lo que se conoce como declaración de zona catastrófica. La solicitud, fechada el 29 de septiembre de 2016, tuvo una primera respuesta el 6 de octubre, señalando la necesidad de un informe con valoración de los daños registrados con el incendio. A partir de ahí, el consistorio no ha recibido más información al respecto, quedando así sin respuesta la solicitud municipal.

El documento «pone cifras a lo que veníamos manifestando», apunta el alcalde, quien ha reiterado el grave perjuicio que el incendio ha supuesto para la economía y el empleo en la localidad, y que ahora se ve cuantificado. El informe será remitido a finales de semana al Gobierno y la Junta de Andalucía, a través de la Subdelegación del Gobierno y las delegaciones territoriales de Medio Ambiente y Agricultura, respectivamente, según explica. Con ello «pretendemos instar a las administraciones central y autonómica a que aprueben esa declaración, lo que supondría un importante apoyo a la localidad».

«La ley andaluza impide subvencionar directamente a los afectados por incendios», señala Domínguez. «Por eso yo no pido dinero, sino planes de acción para ayudar a los afectados». En esos planes, el regidor de El Castillo apunta repoblaciones y reforestaciones: «pueden crearse talleres de empleo para la reforestación. Si se repuebla pronto el encinar, también pronto volverá a producir bellotas, lo que posibilitará seguir criando ganado». En definitiva «una especial sensibilidad» que analice la situación global de la localidad y que suponga un revulsivo para la delicada situación que atraviesa.

Restauración

La declaración de zona gravemente afectada abriría esa esperada puerta a las ayudas destinadas a reflotar la economía local, y el informe se enfoca al apoyo de esa solicitud. Pero mientras se resuelve la cuestión, las administraciones no han dejado de lado a El Castillo. La Junta de Andalucía, desde la delegación de Medio Ambiente, ha realizado los planes de restauración, que la ley recoge que han de realizarse a instancias de los afectados. Aparte de aliviar el coste a los propietarios, ha permitido delimitar qué zonas hay que repoblar y cuáles pueden seguir siendo explotadas, lo que posibilita reemprender la actividad agrícola y ganadera. Igualmente, no ha solicitado la devolución de las subvenciones de la PAC a aquellos afectados por el incendio que no hayan cumplido con las exigencias. Y con la Diputación se están tramitando ayudas para la intervención en el viario público en La Alcornocosa, afectado como consecuencia del tonelaje de los camiones de bomberos.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016