El organista fantasma que sigue tocando el órgano en la parroquia de Alcalá del Río después de diez años

El templo volverá a transformarse en el convento sevillano de Santa Inés para acoger la representación del Maese Pérez de Bécquer, con el órgano del siglo XVIII como protagonista

29 dic 2021 / 13:40 h - Actualizado: 29 dic 2021 / 13:48 h.
$hmKeywords_Schema
  • El organero y organista Abraham Martínez da vida a Maese Pérez el organista en la representación en la parroquia alcareña (Foto: Ludiligencia / Mairami)
    El organero y organista Abraham Martínez da vida a Maese Pérez el organista en la representación en la parroquia alcareña (Foto: Ludiligencia / Mairami)

Unas manos fantasmales tocarán como cada Navidad el teclado del órgano que el organero del Arzobispado construyó para la parroquia de Alcalá del Río mediado el siglo XVIII. Es posiblemente una de las partes más impresionantes de la representación que la terna compuesta por Ludiligencia, Mairami y Alquimiae Musicae hacen de la leyenda que Bécquer ambientó en la misa del gallo y en el convento sevillano de Santa Inés. Una cita para el penúltimo día de este 2021, gratuita, que cumple diez años y que merece la pena no perderse.

Hace una década que Abraham Martínez restauró el órgano de la parroquia de Santa María de la Asunción de Alcalá del Río. Un instrumento construido en 1757 por el que fuera organero del Arzobispado de Sevilla, Francisco Pérez de Valladolid. Mismo autor del órgano de la iglesia del convento de Santa Inés, emplazamiento de la leyenda ‘Maese Pérez, el organista’, de Gustavo Adolfo Bécquer. Obra que, además, determinó a Martínez ya en su infancia a ser organero y organista.

El organista fantasma que sigue tocando el órgano en la parroquia de Alcalá del Río después de diez años
Escena de la representación ‘Maese Pérez, el organista’, donde puede verse el órgano del siglo XVIII (Foto: Francisco J. Domínguez)

Adaptación de Manuel Ramón Pino

A esta serie de casualidades se unió la disposición de las dos compañías de teatro aficionado auspiciadas por el consistorio ilipense, Ludiligencia (local) y Mairami (originaria de Burguillos pero residente en la Casa de la Cultura alcalareña). Con una adaptación de Manuel Ramón Pino, alma máter de la primera de las compañías, que además da vida al propio Bécquer en la obra, la representación de Maese Pérez se ha hecho una cita indispensable en la Navidad en la localidad.

Una decena de actores componen el elenco, donde el protagonismo se lo llevan el escenario, el órgano y la música. Sin ser profesionales, pero con absoluta profesionalidad, los integrantes de las dos compañías revivirán al virtuoso organista Maese Pérez, a su hija, a la abadesa de Santa Inés, al Arzobispo de Sevilla, al organista bisojo de San Román, a la demandera que relata a Bécquer la historia – interpretada por Rosa Zamudio, directora de Mairami – y hasta al fantasma de Maese, que después de 10 años volverá a hacerse presente en la parroquia y tocará el órgano una vez más.

El organista fantasma que sigue tocando el órgano en la parroquia de Alcalá del Río después de diez años
Rosa Zamudio – en el papel de demandera – y Manuel Ramón Pino – en el de Bécquer – directores de las dos compañías que representan la obra (Foto: Ludiligencia / Mairami)

El órgano y la música son protagonistas de la obra

La parroquia alcalareña, con sus siglos de historia, su arquitectura – que engrandece la actuación – y los juegos de luces de la producción suman enteros a la puesta en escena. El magnífico instrumento, con sus 392 tubos que hacen resonar melodías y arpegios, protagonista principal que por la disposición del público (sentado mirando hacia el coro y el propio órgano) está permanentemente en escena.

Y, por supuesto, la música. Piezas efímeras, que brotarán de la inspiración de Abraham Martínez, que improvisará como en anteriores ediciones su recital interpretando a Maese Pérez. Una música que sonará tanto creada por los dedos del organista como sin que medie intervención humana en el teclado en otro momento de la actuación. Porque la leyenda va de fantasmas y esta representación tiene el suyo, que lleva diez años tocando el órgano sin que el público lo vea.

Pero por no verlo no ha decaído la asistencia. Público fiel y recurrente en gran parte, pero también personas interesadas en ver cómo la parroquia de la Asunción se convierte en la sevillana de Santa Inés asisten cada año a la cita con el teatro de Bécquer. Un éxito tanto para la delegación de Cultura alcalareña como para las compañías, capaces de mantener el interés en una propuesta tras una década en cartel y una única representación al año.

El organista fantasma que sigue tocando el órgano en la parroquia de Alcalá del Río después de diez años
Cartel de la décima edición de ‘Maese Pérez, el organista’

Única representación de la leyenda de Bécquer en una iglesia

A su favor juegan todos los factores reseñados – la parroquia, el órgano, la música – así como el hecho de ser la única escenificación de la obra que se lleva a cabo en una iglesia – aunque existan lecturas dramatizadas –. Y por supuesto la fidelidad al escenario, ya que la producción fue adaptada y creada para la parroquia ilipense, y aunque no han faltado ofertas, las compañías han decidido seguir creando cultura en casa y en el espacio que vio nacer esta propuesta.

La cita es este jueves, 30 de diciembre, a las 20.30 horas, en la parroquia de Santa María de la Asunción de Alcalá del Río. La entrada es gratuita hasta completar aforo, aunque será necesario acceder con invitación – que puede recogerse en la Casa de la Cultura de Alcalá del Río, vecina a la parroquia, o en la misma entrada del templo antes de la representación –. Una oportunidad inmejorable para visitar la localidad y disfrutar de todos los alicientes que reúne esta obra que, según se destaca desde el Ayuntamiento alcalareño, “se ha convertido no solo en un clásico navideño, sino también en un referente cultural seguido en toda la provincia”.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla