miércoles, 16 octubre 2019
05:56
, última actualización

El PSOE palaciego lleva al juzgado su división interna

La portavoz en el pleno, Belén Gayango, denuncia al secretario local, Juan Diego Valverde, por presuntas «injurias» y «acusaciones falsas»

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
24 may 2017 / 06:38 h - Actualizado: 24 may 2017 / 09:18 h.
  • Los tres concejales socialistas en el Ayuntamiento de Los Palacios y Villafranca. / Á.R.
    Los tres concejales socialistas en el Ayuntamiento de Los Palacios y Villafranca. / Á.R.

La portavoz del grupo municipal del PSOE en Los Palacios y Villafranca, Belén Gayango, ha denunciado en el cuartel de la Guardia Civil y en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Utrera al secretario general de su agrupación, Juan Diego Valverde, por presuntas «injurias» y «acusaciones falsas».

La crisis socialista nacional se vio venir en este pueblo –uno de los feudos provinciales de toda la vida– mucho antes de que se supiera de Pedro Sánchez y todo lo que vino después. El alcalde hasta 2011, Antonio Maestre, que gobernaba hasta entonces con una holgadísima mayoría absoluta de 13 ediles y había sido un peso pesado en la ejecutiva provincial de Sevilla, cayó estrepitosamente al perder siete concejales y entregar la Alcaldía a IU después de un cuarto de siglo de predominio del PSOE. En estos últimos seis años, el desastre no ha hecho sino aumentar, no solo porque en las últimas elecciones municipales –para las que se barajaron varios candidatos, algunos ya en otros partidos– los socialistas palaciegos se quedaron con tres ediles, sino porque ese reducido grupo municipal ni siquiera se trata con el secretario general de la agrupación, Juan Diego Valverde, que consiguió vencer hace casi dos años por la mínima al candidato oficialista, Joaquín Bornes, y se convirtió así en el máximo responsable de un partido en sus horas más bajas y cuyos tres concejales van por libre, aunque la militancia ha aumentado en estos dos últimos años pasando de 100 a 251.

Los ediles no pisan ni la Casa del Pueblo ni el despacho que el grupo tiene en el Ayuntamiento. La razón que aduce la portavoz en el pleno, Belén Gayango, es que «en la sede del PSOE no somos bien vistos porque en una asamblea se votó incluso declararnos a los tres ediles personas non gratas» y en cuanto al despacho del Consistorio «tiene un horario limitado hasta las tres de la tarde y los tres trabajamos». De modo que los tres concejales abrieron una oficina para despachar los asuntos con la ciudadanía.

La combinación de estas últimas primarias con sorpresa para Susana Díaz –a la que parecían apoyar más abiertamente los concejales– con el verdadero asunto de fondo, la asignación presupuestaria al grupo municipal, ha resultado verdaderamente explosiva, porque mientras los concejales acudían a votar a su Casa del Pueblo el domingo, uno de los viejos militantes, Antonio Gómez, se encaró con Gayango para recriminarle que «no hubieran devuelto el supuesto dinero con el que se habían quedado» y llamarlos «sinvergüenzas».

El dinero al que se refería Gómez son los 2.000 euros mensuales asignados al grupo –800 euros para gastos del grupo en sí y 400 euros de dieta para cada uno de los tres ediles–, que, según recuerda Gayango, «es ilegal entregárselos al partido por la Ley de Transparencia» y, según Valverde, «lo que hacen en todas las agrupaciones es firmar un convenio, avalado por el Tribunal de Cuentas, por el que donan cierta cantidad al partido».

En Los Palacios, la agrupación no ha visto un euro por culpa del histórico desencuentro. «Hasta aquí hemos llegado, no puedo más», decía ayer Gayango. «La situación es reiterativa y se está haciendo insoportable», añade en la denuncia, a la que ha tenido acceso este periódico contra Valverde y contra Gómez, pues «como persona pública está siendo puesta en entredicho mi honradez y dignidad».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016