sábado, 30 mayo 2020
15:08
, última actualización

El tomate de Los Palacios encuentra en el gazpacho otra salida de récord

Casi la mitad del afamado ‘bombón colorao’, del que este año se espera llegar a los 14 millones de kilos de producción en el municipio, encuentra en el gazpacho industrial una salida segura

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
20 may 2020 / 08:02 h - Actualizado: 20 may 2020 / 08:05 h.
"Alimentación"
  • El tomate de Los Palacios encuentra en el gazpacho otra salida de récord

Los invernaderos de Los Palacios y Villafranca, que es el municipio de la provincia con más cultivo bajo plástico, con diferencia del resto, están durante estos días a tope de recolección del afamado tomate de la tierra. Algunas cooperativas como Las Nieves pudo recibir solo en la jornada de ayer más de medio millón de kilos, y el trasiego por los caminos desde los invernaderos, a escasos kilómetros del núcleo urbano, es incesante en un pueblo que tiene en el concepto del kilómetro cero -incluso en su gastronomía hostelera- uno de los baluartes de los que se siente más orgulloso. Con razón, al tomate, que se siembra en estas tierras rayanas con la marisma desde el siglo XVII, se le conoce, y no solo en el pueblo, con el sobrenombre de 'bombón colorao'. Si es por tamaño, algunos ejemplares llegan a superar el kilo de peso. Pero aquí de lo que se trata es del sabor. Y de la rentabilidad, claro, que es siempre la madre del cordero para el agricultor. Y este año, “la cosa no va mal”, según han confirmado a este periódico varios agricultores con años de experiencia para comparar.

Tan bien va la recolección, que es bastante probable que se alcance un nuevo récord de producción cuando termine el año, después de la actual campaña -la más fuerte- y la del otoño. Eso supondría que, después de un lustro en el que la producción de tomate se ha llegado a triplicar, a finales de 2020 estaríamos hablando de 14 millones de kilos, dado que en 2019, según datos de la Asociación de Productores del Tomate de Los Palacios -integrada por las tres cooperativas agrícolas y el propio Ayuntamiento-, se superó los 12,5 millones de kilos. “Si no llegamos, vamos a estar muy cerca”, ha aventurado el presidente de la mayor cooperativa, Las Nieves, Juan Begines Gómez. También el alcalde, Juan Manuel Valle (IU), que precisamente hoy va a visitar las tres cooperativas -Las Nieves, Parque Norte y Frupal- en calidad de presidente de la Asociación, está seguro de que la producción alcanzará un nuevo récord.

A ello -al aumento de producción y a la garantía de una rentabilidad estable- está contribuyendo este año un aumento exponencial del tomate que se destina a la elaboración de gazpacho industrial, un producto cuya demanda aumenta dada su calidad, la competitividad del precio y esta vida acelerada que no se presta a majar los ingredientes al llegar a casa. Especialmente, el que se lleva la marca Don Simón -de la empresa J. García Carrión- para elaborar sus gazpachos y salmorejos. La empresa de Jumilla (Murcia) contrató por primera vez en 2018 algo más de un millón de kilos de tomates a la mayor cooperativa palaciega. El año pasado, esa cantidad se duplicó. Pero este año, según ha confirmado su presidente, el contrato de suministro, que tiene dos meses de duración -del 1 de mayo al 30 de junio-, contempla más de cuatro millones de kilos. El propio responsable de Compras de Don Simón, Cristóbal Pérez, ha adelantado ya a este periódico que esa cifra rozará “más que probablemente los cinco millones de kilos”, pues la demanda es grande y “estamos especialmente contentos con el tomate de Los Palacios y Villafranca”, ha asegurado quien lleva tres años en creciente negociación con la mayor cooperativa agrícola del pueblo, con más de un millar de socios y que este año espera superar la producción de nueve millones de kilos.

El tomate palaciego supone “algo más de una quinta parte del tomate que recoge al año Don Simón”, según ha explicado Pérez. La industria murciana también se provee de tomate murciano, por supuesto, y almeriense. “Pero, en la provincia de Sevilla, la inmensa mayoría del tomate viene de Los Palacios”. “Somos pioneros en el cultivo de nuestro tomate en invernadero, que es más costoso que al aire libre, pero te garantiza el género todo el año”, insiste Pérez.

“Una tranquilidad para el agricultor”

No solo el presidente de Las Nieves o el responsable de Compras de Don Simón, a quienes les consta, sino muchos agricultores con los que ha contactado este periódico han explicado que tener cerrado un precio fijo para su tomate es “una tranquilidad, una garantía”. “El agricultor, en contra de lo que está acostumbrado, puede ajustar el dinero que va a ganar, siempre y cuando no haya ninguna catástrofe, porque en el campo nada es seguro”, ha señalado Begines. “Y eso es mucho, porque en el campo estamos acostumbrados a que hoy el producto vale equis y mañana el doble, o no vale nada”.

Tan es así, que muchos productores de tomate en Los Palacios están ampliando la superficie de cultivo o construyendo más invernaderos. Muchos jóvenes, atraídos por la rentabilidad del tomate y especialmente por este contrato con la industria del gazpacho, vuelven a las explotaciones familiares o incluso están buscando invernaderos para poder alquilar. “Y no hay”, ha explicado uno de los agricultores palaciegos que más casos conoce, Antonio Caballero. “Hay muchas criaturas deseando de alquilar un invernadero para sembrar tomate, pero es que no hay”. Insiste en la misma idea José Manuel Pérez Plata, el joven que montó hace solo dos años la empresa de productos gurmé Tierra palaciega, con éxito a nivel internacional y dedicada al tomate frito y la mermelada cuya materia prima procede de los propios invernaderos de sus padres.

Industria local

La más joven cooperativa del pueblo, Parque Norte, que lleva cinco años recibiendo tomate de sus más de 200 socios, ha encontrado también este año una empresa que les recoge el producto para elaborar precisamente gazpacho y salmorejo: la empresa Novasol SL, radicada en un polígono del propio municipio. El año pasado, Parque Norte rozó los tres millones de kilos de tomate y este año “la previsión es superar esa cantidad”, según ha avanzado el gerente de la cooperativa, José Manuel Durán. “No estamos en disposición aún de señalar cantidades, porque la idea es introducirnos, pero estamos muy satisfechos e ilusionados de momento”.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016