domingo, 20 octubre 2019
10:54
, última actualización

El tranvía de Alcalá se acabará en 2017 pero tardará dos años más en funcionar

Las obras de la línea, que enlazará con la Pablo de Olavide, superan ya el 70% de ejecución

04 abr 2016 / 21:23 h - Actualizado: 05 abr 2016 / 10:22 h.
  • Tranvía de Alcalá de Guadaíra que enlaza el municipio con la Pablo de Olavide y la línea 1 del Metro. / Pepo Herrera
    Tranvía de Alcalá de Guadaíra que enlaza el municipio con la Pablo de Olavide y la línea 1 del Metro. / Pepo Herrera
  • El consejero, Felipe López.
    El consejero, Felipe López.

La entrada en servicio del tan reclamado tranvía de Alcalá de Guadaíra, que enlazará esta localidad con la Universidad Pablo de Olavide (UPO) y con la línea 1 del Metro, ya tiene fecha: 2019, según adelantó ayer el consejero de Fomento, Felipe López. Las obras, que superan el 70 por ciento de ejecución, está previsto que concluyan el próximo año, pero el consejero aclaró que una vez que estén finalizados todos los trabajos de esta conexión habrá que «contratar los sistemas y el material móvil», por lo que calculó que habrá que esperar unos dos años más hasta que el tranvía pueda entrar en funcionamiento.

El responsable de Fomento recordó que el presupuesto de la ejecución de esta infraestructura ronda los 200 millones de euros y que prácticamente la mitad, unos 90, se destinarán a instalar los sistemas de las vías y a comprar los trenes, por lo que «no se podrá explotar antes de 2019», insistió.

En mayo del año pasado se reanudaron las obras del tranvía tras llevar tres años paralizadas a causa de la crisis y lo que derivó en la falta de inversión por parte de la Junta de Andalucía. En primavera de 2015 se reactivó la ejecución de un tramo de 4,2 kilómetros y dos paradas, con un presupuesto de ejecución de 32,69 millones de euros. En el momento de la suspensión de los trabajos se había ejecutado el 23 por ciento del proyecto.

Pero la gran noticia la dio el consejero en el mes de octubre, cuando prometió que los trabajos de esta infraestructura, tan peleada por el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, no se volverían a paralizar.

Entonces, informó de que en el presupuesto de 2016 se aprobaría una partida de 16 millones de euros para los trabajos y que el resto del dinero hasta completar los 33 millones necesarios para el tramo que resta por construir se incorporarían en las cuentas de la administración andaluza de 2017. En estos momentos, los trabajos del tranvía van a buen ritmo.

A finales del año pasado se estaba ejecutando el tramo denominado Parque Tecnológico-Estación Universidad Pablo de Olavide, que cuenta con un viaducto de 315 metros de longitud, que constituye una de las estructuras singulares más importantes de ese trazado. Asimismo, hará falta otro viaducto de 700 metros para salvar el Guadaíra.

Según las previsiones de la Consejería de Fomento, se calcula que inicialmente este tranvía tendrá unos 2,5 millones de usuarios al año, una cifra que, según el propio consejero, se espera que sea mayor. La Junta de Andalucía reconoce que este número de viajeros no será suficiente para cubrir los costes del funcionamiento, pero López se comprometió a que la Junta asumirá el déficit que genere este medio de transporte.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016