viernes, 23 julio 2021
22:06
, última actualización
Libros

Esteban Sarrias: «Con la literatura quiero tocar ciertos temas y que la gente se enfrente a ellos»

Te lo diré mil veces’, la primera novela del escritor, fue presentada en el centro cultural de La Villa dentro de ‘La Estación de las Letras’, la feria del libro de La Rinconada

02 jun 2021 / 10:02 h - Actualizado: 02 jun 2021 / 10:06 h.
"Libros","Literatura"
  • Esteban Sarrias, autor de ‘Te lo diré mil veces’ (Foto: Francisco J. Domínguez)
    Esteban Sarrias, autor de ‘Te lo diré mil veces’ (Foto: Francisco J. Domínguez)

Firma como Milla, en honor a Mijatovic – el futbolista que pasó en los 90 por el Valencia y el Real Madrid –. Detrás está Esteban Sarrias, psicólogo, escritor y lector tardío, literato improvisado que gusta de hacer pensar y, sobre todo, hacer sentir. Todo desde su ópera prima, ‘Te lo diré mil veces’, que presentó este martes en ‘La Estación de las Letras’ de La Rinconada y que invita a no guardar aquello que la cabeza y el corazón piden expresar.

La novela no nace de la planificación. Todo lo contrario. Es la improvisación de alguien con inquietudes que sintió la necesidad de contar algo y lo empezó a escribir. Sin tablas en la creación literaria, sin haber soñado nunca con ser escritor y sin cumplir ninguna de las características que comparten muchos de los jóvenes autores – vocación temprana, participación en concursos –es un escritor atípico.

Pero no por ello esta novela deja de ser un libro profundo, trufado de reflexiones – propias y creadas expresamente para cada personaje – que hacen que esta obra deje huella en todo el que pasa por ella. “Hay gente que me ha dicho que el libro le ha hecho pensar y sentir. He sentido y he pensado sobre cosas que no reflexiono en el día a día”.

Despedidas a través de encuentros

‘Te lo diré mil veces’ es un relato de despedidas. Pero, en una “paradoja mágica” como la definió Esther Pérez, periodista colaboradora de Radio Rinconada y conductora del acto de presentación, se habla de despedidas desde encuentros. A través de la historia de Emmanuel y Natalia, él en un momento de cambio y ella “en tierra de nadie”, descubren su pasado similar en de la vivencia de despedidas inesperadas, que “dejan la sensación de que tienes muchas cosas por decir”. En la novela, “ambos buscan la forma de tener esa última o penúltima despedida”.

Esteban Sarrias: «Con la literatura quiero tocar ciertos temas y que la gente se enfrente a ellos»
La concejala Reyes Romero presentó el acto, celebrado en el centro cultural de La Villa (Foto: Francisco J. Domínguez)

Protagonista y autor comparten el “amor por la astronomía”. Al hilo de esta ciencia, Sarrias aseguró que “todo el mundo tiene un universo dentro, y que cada planeta supone una parte de nuestra vida, una faceta” Esa metáfora “sostiene el libro” y crea tanto “universos compartidos”, los que surgen en una pareja de la unión del respectivo de cada miembro, o “universos extinguidos” cuando hay una ruptura. Incluso acuña el término “cosmosíntesis”, en un símil con la fotosíntesis como definición de la forma en que una persona, ese nuevo universo que atrae, da vida y oxigena.

Reflexiones sobre la existencia, el destino o la felicidad

La obra consigue despertar una reflexión personal sobre la existencia. Desde la disyuntiva entre el pesimismo y el optimismo como trasunto del miedo al fracaso o la posibilidad de ser libre y de disfrutar de esa libertad. O desde la diferencia entre existir y vivir. “Cuando vives en el presente estás existiendo y estás viviendo. Y si estás pensando en el futuro existes, pero no vives”.

Esteban Sarrias: «Con la literatura quiero tocar ciertos temas y que la gente se enfrente a ellos»
La periodista Esther Pérez condujo el acto de presentación de la novela de Sarrias (Foto: Francisco J. Domínguez)

Enseña, desde de la experiencia de Emmanuel, a saber romper con el pasado, soltar lastre y quedarse solo con lo que es propio de la historia personal. A superar de nuevo ese miedo al fracaso y dejar de valorar lo que es trivial. Pero no por esto es un libro de autoayuda, concepto además que el autor, como psicólogo, rechaza.

Es igualmente una mirada positiva a la vivencia del presente y de la felicidad. A esas ocasiones en las que se llora de felicidad, porque “hay tanta felicidad que con sonreír no nos basta, y el cuerpo pide llorar”. Una situación que define con un término propio, “bifelicidad”, ser doblemente feliz.

A través de las páginas de la novela de Sarrias se reflexiona también sobre el destino y la responsabilidad que se le da en nuestras decisiones, aciertos o errores como “una forma de librarnos del control de lo que ocurra”. Se habla de las personas que “sentencian destinos como el que reparte gominolas en su cumpleaños”, las que “juzgan y ponen etiquetas demasiado rápido, y eso nos limita”.

Esteban Sarrias: «Con la literatura quiero tocar ciertos temas y que la gente se enfrente a ellos»
Esteban Sarrias durante la presentación de su novela (Foto: Francisco J. Domínguez)

Invitación a no dejar nada sin expresar

En ‘Te lo diré mil veces’ se comprueba el poder de la palabra y su repercusión. “Las palabras no se las lleva el viento, y menos cuando hacen daño. Si son de alegría o de halago casi que la olvidamos, pero lo negativo pesa, y eso se queda también reflejado en la historia. Hay que tener cuidado con lo que se dice, porque eso puede dejar marcada a la persona”. Y con lo que no se dice. Por eso, Sarrias ha subtitulado su novela ‘¿Qué dirías si pudieses decir aquello que nunca dijiste?’, invitando a no dejar nada sin expresar.

Amor, desamor y poliamor y amor retroactivo; el bagaje familiar, la ruptura, la despedida y el encuentro, los prejuicios o temas y situaciones no del todo socialmente aceptadas son algunos de los lugares comunes que esta obra visita y en los que cualquiera que los lea puede encontrarse. “Cuando escribo lo que quiero es que la gente cuando lo lea diga: a mí esto me ha pasado”.

Una obra que deja “mucho margen al lector para imaginar como quiera”, en el que la música es otro protagonista, y que “te enfrenta a temas que no hablas con la gente”. Porque, en definitiva, y como psicólogo que es, aseguró que “con la literatura quiero tocar ciertos temas y que la gente se enfrente a ellos”. Una sesión de diván en tinta sobre papel a través de los encuentros y las despedidas de Emmanuel y Natalia.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla