martes, 20 abril 2021
06:00
, última actualización

Estepa espera producir 24.200 toneladas de mantecados este año

La campaña, que arranca a finales de agosto, está previsto que se incremente en otro 10 por ciento

02 ago 2018 / 21:44 h - Actualizado: 02 ago 2018 / 22:06 h.
"Mantecados"
  • El 85 por ciento de los puestos de trabajos del sector del mantecados son mujeres. / El Correo
    El 85 por ciento de los puestos de trabajos del sector del mantecados son mujeres. / El Correo

TAGS:

Con la primera ola del calor del verano encima llega el aroma de uno de los productos típicos de la Navidad en la Sierra Sur. Las fábricas de Estepa empiezan a amasar sus dulces estrellas –esto es, mantecados y polvorones– con idea de producir 24.200 toneladas, un 10 por ciento más que la campaña pasada. Si se confirma, el producto mantendrá un crecimiento progresivo marcado en los últimos años, que comenzará previsiblemente a finales de agosto.

El presidente del Consejo Regulador, Eusebio Olmedo, es optimista y a la vez prudente a la hora de valorar por dónde va a ir este año el trabajo: «de entrada, a finales de agosto tenemos una primera reunión de fabricantes, que sirve para sondear el mercado, analizar cómo están los sectores y ver los tipos de clientes a los que queremos llegar». Si todo va bien, la estimación «vuelve a ser de un crecimiento de un 10 por ciento, la misma que tuvimos el año pasado», lo que se irá viendo con el paso de las semanas. La campaña pasada terminó con una producción que rondó las 22.000 toneladas.

Son, en total, 19 empresas las que están acogidas al Consejo, que generaron unos 4.500 puestos de trabajo, de los que un 85 por ciento los ocupan mujeres de la comarca, principalmente de Estepa. De forma indirecta sostiene a empresas de transporte, imprentas, fábricas de cartón y envases, maquinaria industrial o talleres de mantenimiento entre otros.

Son sólo tres meses de campaña, pero tan intensos que sirven para llegar a generar 70 millones de facturación, con lo que se consolida como el principal motor económico del municipio. La dinámica es siempre la misma: cuando termina la Navidad las empresas paran. Se vuelve al trabajo en el mes de septiembre, coincidiendo con la feria de la localidad, en lo que supone el punto de inicio de esta actividad tan artesanal. «En los últimos años vemos que la recuperación económica se nota, se van superando las cifras, hay más alegría y el producto se promociona más gracias al Consejo Regulador», concluye Olmedo.


Edictos en El Correo de Andalucía