Estragos del cambio climático: el campo pierde ya el 6% del valor de su producción

La COAG presenta el primer gran estudio divulgativo sobre la evolución del clima, constata que las pérdidas en la agricultura superan los 550 millones de euros y advierte del peligro de que las temperaturas subieran dos grados más hasta 2050

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
09 may 2022 / 15:52 h - Actualizado: 09 may 2022 / 15:59 h.
"Literatura","Investigación","Clima","Agricultura","Producción","Calentamiento global","Cambio climático","Coag","Financiación","Política","Vinos","Seguros","Patentes"
  • Estragos del cambio climático: el campo pierde ya el 6% del valor de su producción

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) acaba de presentar el primer gran estudio divulgativo en torno a la evolución del clima y sus impactos en el campo bajo el título “Empieza la cuenta atrás. Impactos del cambio climático en la agricultura española”, un estudio de Pablo Resco, a la sazón responsable del departamento de Riesgos Agrarios de la organización y que ha sintetizado en esta publicación sus años de investigación en torno a la literatura científica ligada a los efectos del calentamiento del planeta en el campo español. El primer hecho impactante, por actual, es que el cambio climático, más allá de lo que consideren los negacionistas, pasa factura a los viñedos, olivares, cereales y dehesas, pues cada año se pierde un 6% del valor de su producción, lo que se traduce en más de 550 millones de euros.

Tras tantos años de emisiones de gases de efecto invernadero, los efectos del cambio climático son ya patentes. En este sentido, se prevé que, si todo sigue como hoy, la temperatura media global haya aumentado entre 1,5 y 2 grados centígrados a mediados de siglo. Si el calentamiento global se traduce en el aumento de las temperaturas en 1,5ºC, la bajada en los rendimientos y calidad de la producción de los cultivos se notaría, muy especialmente en las zonas más calurosas y áridas del sur peninsular. Se podría llegar a perder más del 10% de la superficie apta para los vinos de calidad en toda España; un 80% de la superficie de variedades de olivo como hojiblanca o manzanilla en Andalucía; y un 8% de los rendimientos del trigo en todo el país. Con un incremento de 2ºC, los daños podrían ser ya muy graves, hasta el punto de peligrar las dehesas de encina en la parte occidental de Andalucía y Extremadura. De hecho, se calcula que en ese caso descendería en más de un 15% el rendimiento de cereales; que se reduciría en un 20% la superficie de viñedo de alta calidad; y que, en el caso del olivar, solo la variedad picual podría mantener los rendimientos en secano en las zonas interiores de cultivo.

“Aunque algunos de estos efectos ya sean visibles”, ha apuntado el responsable de Acción Sindical de COAG, Andoni García, “entender las consecuencias de los riesgos climáticos es la base para desarrollar estrategias de prevención del cambio climático y protección del mundo agrícola, a base financiación y políticas regionales, nacionales y comunitarias”, y ha añadido: “Tomar acción hoy de forma urgente con el objetivo de mantener el calentamiento por debajo de los 1,5º es más eficiente y menos costoso”. El autor del estudio, Pablo Resco, por su parte, ha subrayado que “aunque existen medidas de adaptación” que podrían amortiguar parte del previsible impacto, “estas tienen una capacidad limitada que podría verse sobrepasada si no hay una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel global y en todos los sectores”.

Seguros agrarios

Por otro lado, Resco ha adelantado que los seguros agrarios, una de las piezas claves de la política agraria en España, podrían tener serias dificultades para ofrecer una cobertura asequible por el incremento del riesgo, “aspecto que se ha evidenciado en las dos últimas campañas ante la magnitud de los fenómenos climáticos adversos y extremos que han afectado a nuestra agricultura”.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla