sábado, 16 enero 2021
22:48
, última actualización

Gordillos Cal de Morón galardonada por su compromiso social

Gordillos Cal de Morón recibe un premio por su compromiso con las enfermedades poco frecuentes

María Montiel marmondua /
14 ene 2021 / 11:39 h - Actualizado: 14 ene 2021 / 11:40 h.
$hmKeywords_Schema
  • Gordillos Cal de Morón galardonada por su compromiso social

El Instituto de Investigación y Desarrollo Social de Enfermedades Poco Frecuentes (INDEPF) ha entregado el Premio Poco Frecuente 2020 a la empresa familiar Gordillos Cal de Morón, ubicada en Morón de la Frontera, por su colaboración y compromiso con las enfermedades raras o poco frecuentes.

El acto, que se ha desarrollado en el Club Cámara Antares, ha contado con la presencia de Jesús Ignacio Meco, director de Indepf, Regina Serrano Ferrero, delegada territorial de Salud y Familias del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla, Isidoro Gordillo director general de Gordillos Cal de Morón, Francisco Herrero, presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla, y con Carlos Rus, presidente de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE).

Jesús Ignacio Meco, director de Indepf, destacaba en el inicio del acto el papel que juega el sector empresarial en la investigación ya que “su inversión y su apuesta en la investigación es crucial para intentar encontrar el diagnóstico a aquellas personas que no lo tienen todavía, porque todo no es Covid”, aseguraba.

Isidoro Gordillo, director general de la empresa, ha puesto en valor el trabajo de la empresa en la zona gracias a los trabajadores que posee y por luchar por este tipo de causas. “Nos sentimos muy identificados con esta lucha, porque en nuestra empresa hemos sido siempre poquitos, pero muy constantes”.

Gordillos Cal continúa fabricando cal artesanal en hornos de leña

“Recibir este reconocimiento es muy bonito, porque llevamos mucho tiempo colaborando con instituciones como INDEPF. La responsabilidad social forma parte de nuestra filosofía, lo llevamos en las venas. Entendemos que se trata de participar en proyectos que mejoren la vida de las personas y hacer partícipe a la sociedad”, añadía.

Gordillos Cal continúa como último vestigio fabricando cal artesanal en hornos de leña. La ciudad del gallo ha sido siempre conocida por ser tierra de caleros. Un oficio que se está revalorizando debido a importantes avances desde la empresa Gordillos Cal de Morón.

Fue en el año 2009 cuando una obra de referencia dio el espaldarazo definitivo a este producto como uno de los principales en restauración. Los leones del patio de la Alhambra han dado suerte a la familia Gordillo que llevaba años intentando subsistir a base de cal artesanal.

Desde entonces, el esfuerzo y la constancia han sido la máxima de esta empresa familiar ubicada en la sierra de Esparteros. Es la única que cultiva este oficio milenario. Su cochura en hornos dan un valor a la cal muy diferente al de cales industriales. Y aunque Gordillos Cal es baluarte de un oficio tradicional, la ventaja competitiva está siendo aprovechada para seguir innovando, aportándole nuevas propiedades.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016