viernes, 17 septiembre 2021
14:59
, última actualización

La exmujer de Gutiérrez Limones: «El infierno terminó y hemos sobrevivido»

En una carta en redes sociales, María José Correa explica el «calvario» vivido como consecuencia de las calumnias y vejaciones sufridas por el exalcalde de Alcalá de Guadaíra y su familia durante siete años

24 abr 2018 / 10:46 h - Actualizado: 24 abr 2018 / 11:25 h.
"Tribunales","Redes Sociales"
  • Gutiérrez Limones, a la derecha, acude a declarar ante el Tribunal Supremo. / Efe
    Gutiérrez Limones, a la derecha, acude a declarar ante el Tribunal Supremo. / Efe

Tras el archivo de la causa contra el exalcalde socialista de Alcalá de Guadaíra Antonio Gutiérrez Limones, investigado por supuesta malversación de caudales públicos y prevaricación durante su mandato, las muestras de apoyo al ahora diputado del PSOE se han sucedido por redes sociales. Una de las más llamativas ha sido la carta íntegra que su exmujer, María José Correa, ha publicado en su cuenta de Twitter relatando el «calvario» que tanto ella como su familia han tenido que soportar durante los últimos siete años. Unas «calumnias, vejaciones y escraches» que incluso provocaron el fin de su relación.

En su relato de los hechos, la expareja de Gutiérrez Limones apunta directamente a compañeros del partido como los responsables de la campaña de «acoso y derribo» sufrida en este tiempo, en el que el matrimonio se dejó por el camino «la relación», la «alcaldía» y las «amistades». Todo, según sus declaraciones, tras la petición de «más poder» dentro del grupo socialista alcalareño y de un puesto de trabajo que exigieron «una concejal y su marido». Algo que «la integridad de Antonio no permitió» pero que le llevó a ser víctima de una grabación que contenía una «conversación falsa», usada posteriormente por compañeros de partido y por la oposición para proyectar una imagen de «chorizo, cocainómano, adúltero...» del que fuera regidor de Alcalá durante dos décadas.

Correa, por tanto, celebra en su misiva el «sobreseimiento libre del caso por no ser los hechos constitutivos de infracción penal» que ha anunciado recientemente el Tribunal Supremo, especialmente porque, siete años después, sus hijos «salen a la calle con la cabeza muy alta y sin tener miedo de decir quiénes son sus padres».

Igualmente, aprovecha las redes sociales para recalcar el orgullo que siente «de haber convivido con la mejor persona y el mejor alcalde que ha tenido y tendrá Alcalá». Porque María José Correa asegura que «han destrozado a una familia» pero aún tiene «fe en la humanidad». Al menos hoy, que siente que ya puede decir que «se acabó el infierno pero hemos sobrevivido».

Lee la carta completa aquí:


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla