jueves, 23 septiembre 2021
21:58
, última actualización

La gran calabaza de Los Palacios ‘solo’ ha pesado este año 116 kilos

Aurora Rodríguez Caballero lleva cinco años consecutivos ganando el concurso de frutas gigantes en esta localidad que muestra también sandías y racimos de uva de récord

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
30 jul 2021 / 16:47 h - Actualizado: 30 jul 2021 / 16:53 h.
"Agricultura","Pandemia"
  • Las calabazas de Aurora Rodríguez Caballero.
    Las calabazas de Aurora Rodríguez Caballero.

La joven Aurora empezó a presentarse al célebre concurso de frutos gigantes de Los Palacios y Villafranca cuando era prácticamente una niña. En 2017 desbancó con su calabaza de 100 kilos el récord establecido entonces por el veterano agricultor Sebastián Gómez Falcón, que había lucido hasta entonces, incluso fuera de temporada, su gran calabaza de 82 kilos precisamente en la taberna La Liebre del municipio en la que ayer tuvo lugar una nueva edición del certamen. Al año siguiente, se presentó con una calabaza de 105 kilos. Y al siguiente, le pesó 113. El año pasado, en plena pandemia, la balanza dejó boquiabiertos a los palaciegos, que jamás habían visto un fenómeno de tal magnitud: 180 kilos. De modo que este año, aunque Aurora se ha impuesto con suficiencia a todos sus competidores, le han sabido a poco los 116,5 kilos de su mimada calabaza. “Mi reto es poder batir mi propio récord cada año”, asegura esta joven agricultora de un pueblo acostumbrado al récord en el campo.

Los Palacios y Villafranca consiguió el récord de la mayor fritada de tomates del mundo en 2013, con un peso de 2.662 kilos. En el verano de 2019, precisamente Sebastián Gómez Falcón consiguió batir otro récord mundial, el del mayor racimo de uvas del mundo, con 10 kilos y 120 gramos. De modo que la organización estableció en esta ocasión incluso límites por debajo, porque aquí una sandía que pese menos de 20 kilos ni es sandía ni es nada. Los manchoneros de este municipio, auténtica huerta sevillana, no renuncian ni a la calidad ni a la cantidad. Están acostumbrados al producto exagerado, fenomenal, puntero.

El segundo premio en la categoría de calabazas se lo ha llevado este año José Manuel Fernández Rodríguez, con un fruto de 95 kilos; el tercero, el joven Álvaro Domínguez González, a quien su ejemplar le pesó 39,5 kilos.

La gran calabaza de Los Palacios ‘solo’ ha pesado este año 116 kilos
Los ganadores.

Racimos de uva de casi seis kilos

La calabaza no era uno de los géneros clásicos en este concurso, hasta que Sebastián Gómez lo popularizó al presentarlo por primera vez. Las que mandaban eran las sandías y los racimos de uvas. Hubo años en que se presentaron sandías de casi 70 kilos de peso, en la época de Juan Rodríguez El Platero, y desde luego será difícil volver a ver un racimo como el de Sebastián de hace dos años. Pero el reto continúa cada verano en este municipio situado entre la marisma y la campiña, con una tierra privilegiada para la crianza de estas maravillas. Pasó el tiempo de presentarlas en la feria, e incluso de pesarlas en medio de la expectación que creaba en la calle Aurora, en la velada de la Patrona. El Covid ha cambiado demasiadas cosas, menos la voluntad de los participantes, que este año han sido 20. El concurso, organizado por la Concejalía de Agricultura y que entrega premios de 50, 150 y 300 euros por modalidad, tiene el objetivo de “fomentar entre los agricultores de nuestro pueblos los valores que encierran el cultivo, la producción de tan buenos productos como tenemos y que se puedan mostrar a los vecinos de toda la provincia”, según señaló ayer el concejal, Jesús Condán.

Este año, en uva lairén ganó Sebastián Gómez, con un racimo de un peso bastante inferior al de su propio récord: 4 kilos y 200 gramos. En segundo lugar, quedó Jesús Damián Gómez Amuedo, con otro racimo de 3 kilos y 620 gramos. El tercer puesto fue para Alfredo Amuedo Vargas, que presentó un racimo de 3 kilos y 500 gramos. También Sebastián Gómez ganó la modalidad de la uva emparrada: 5 kilos y 880 gramos. El segundo puesto fue para Francisco Manuel Algarín Porfirio, con un racimo de 5 kilos y 540 gramos. Abel Santiago Amador Moreno se llevó el tercer puesto con un racimo de 5 kilos y 530 gramos.

Aurora también presenta la mayor sandía

La sandía negra más grande del concurso la presentó también Aurora Rodríguez Caballero, que alcanzó un peso de 34 kilos. El segundo puesto lo consiguió José Manuel Fernández Rodríguez, con otra de 27 kilos. Y el tercero, Álvaro Domínguez González, con una sandía de 19,5 kilos. En la modalidad de sandía rayada, hubo empate entre la de Enrique Molina y la de José Peña, pues ambos presentaron ejemplares de 20,5 kilos. El tercer premio se lo llevó el famoso Sebastián, con una sandía de solo 16,5 kilos.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla