La Puebla de Cazalla primera parada de sus Majestades

En este municipio los Reyes Magos entregan los regalos el cinco de enero a las doce del mediodía

María Montiel marmondua /
05 ene 2019 / 16:09 h - Actualizado: 05 ene 2019 / 16:16 h.
"Cabalgata de los Reyes Magos 2019"
  • La Puebla de Cazalla primera parada de sus Majestades
  • La Puebla de Cazalla primera parada de sus Majestades

Hay pocas tradiciones que perduren con tanto cariño en La Puebla de Cazalla como la espera de sus Majestades los Reyes Magos en la Plaza del Ayuntamiento. Una tradición que hace realidad la primera parada de Melchor, Gaspar y Baltasar en la ardua tarea de entrega de regalos.

Siguiendo la tradición popular, en la Plaza del Ayuntamiento, los niños y niñas de La Puebla han esperado a sus Majestades de Oriente en la mañana de este sábado bajo el cántico “Diego toca las campañas que son las doce de la mañana”. Cientos de pequeños han llenado esta plaza en una divertida mañana que no se quieren perder tampoco los mayores, quienes siempre guardan recuerdos de este día tan especial.

La Puebla de Cazalla primera parada de sus Majestades

Una tradición centenaria permite que La Puebla sea el primer lugar donde Majestades de Oriente entreguen sus regalos a las doce del mediodía y no en la mañana del día 6. Y es que, desde bien temprano y como manda la tradición, el peculiar cántico “Diego toca las campanas que son las doce de la mañana”, ha resonado en la Plaza de Andalucía y del Cabildo donde pequeños y mayores esperan el repicar de las campanas a la hora establecida. Allí, la multitud, entre juegos, risas y la tradicional canción, espera que el reloj del Ayuntamiento marque tan preciada hora. Una vez que suena el primer toque de campana, los más pequeños correrán a sus casas donde les esperan sus regalos y obsequios que ya sus Majestades han entregado en todas y cada una de las viviendas.

Cuenta la tradición que Diego, al que hace referencia la canción, fue Diego Torres Delgado, sacristán del Convento de la Candelaria. Aunque hay muchas historias, anécdotas y curiosidades que se narran en referencia a esta peculiaridad morisca, el único dato que puede ser más fiable es que a las 12 de la mañana es el Ángelus, y era obligación y tarea del sacristán tocar las campanas llegando esa hora.

Este sábado no cabía un alfiler. Cientos de personas se daban cita para cantar a Diego. Risas y nervios ante la espera de los Reyes. Las prisas se hacían presente al toque de la primera campana y, en pocos minutos, quedaba despejada la Plaza. Las carreras eran una realidad camino a casa donde ya los regalos esperaban a unos ansiosos niños deseando empezar a jugar.

Un día de intenso que continúa con la tarde y la salida de sus Majestades por la calle de La Puebla. A las 16:30 sale el cortejo a pie camino a la Residencia Nuestra Señora de Gracia, previa parada en la Iglesia Nuestra Señora de las Virtudes. Será allí donde se suban a las carrozas en una dulce despedidas de esta localidad.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla