La SE-40 tendrá 23 nuevos kilómetros el próximo año

Fomento prevé que los tramos Coria-Almensilla y Almensilla-Espartinas estén funcionando a finales de 2017. El que unirá Dos Hermanas y Alcalá tendrá que esperar a marzo de 2018

18 abr 2017 / 17:21 h - Actualizado: 19 abr 2017 / 09:05 h.
"Infraestructuras","SE-40"
  • El ministro de Fomento, acompañado de diversas autoridades, a su llegada a las obras de la SE-40. / Manuel Gómez
    El ministro de Fomento, acompañado de diversas autoridades, a su llegada a las obras de la SE-40. / Manuel Gómez
  • Inicio del tramo entre Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas. / M.G.
    Inicio del tramo entre Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas. / M.G.

La SE-40 pasará de los 17 kilómetros que actualmente tiene en funcionamiento a duplicarlos en 2018, una vez que estén operativos los 22,7 que suman en total los tramos Coria-Almensilla, Almensilla-Espartinas y Dos Hermanas-Alcalá de Guadaíra, los cuales verán la luz en menos de un año. Al menos esa es la previsión que maneja el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y que manifestó ante el nutrido grupo de periodistas y autoridades que se dieron cita en la visita prevista a las actuaciones que se están ejecutando entre los dos municipios mayores de la provincia sevillana.

Precisamente en esta zona estratégica, que cuenta con un presupuesto de 74,47 millones de euros y que conectará la A-376 (la conocida como carretera de Utrera) y la A-4 (a la altura del polígono La Isla), las obras se encuentran al 36 por ciento de la ejecución. «Esto nos hace ser optimistas con respecto a la fecha de terminación vigente, que es marzo de 2018», apuntó De la Serna, que destacó la importancia de la infraestructura para el desarrollo socioeconómico de ambas localidades.

No hay que olvidar que este nuevo tramo, con una longitud total de 8,1 kilómetros que se dividirán en dos subtramos, será la alternativa al actual itinerario de tráfico de largo recorrido por la actual A-4, entre Cádiz y Madrid, evitando el tránsito por la SE-30. Para ello, la autovía contará con dos calzadas de tres carriles de 3,5 metros cada una, ampliables a un cuarto carril en el futuro, separadas por una mediana de 10 metros, arcenes exteriores de 2,5 metros e interiores de un metro y bermas de un metro. La velocidad máxima de circulación será de 120 kilómetros por hora.

Con respecto al resto de los tramos pendientes, el ministro desgranó que el correspondiente a Coria-Almensilla estará listo a finales del presente 2017, dado que cuenta con una ejecución de al menos el 70 por ciento. Prácticamente al mismo tiempo, en el tercer trimestre de este año, se pondrá en funcionamiento el tramo Almensilla-Espartinas, lo que dará lugar a los casi 23 kilómetros con los que contará una circunvalación que estuvo por primera vez en mente en 1997, según explicó uno de los directores del proyecto de obra entre Dos Hermanas y Alcalá.

No pudo olvidar De la Serna hacer referencia a otras obras que resultan imprescindibles para completar un trazado con el que se pretende descongestionar el tráfico del área metropolitana de la ciudad de Sevilla. Son las correspondientes a los túneles que deben salvar el paso del río entre Dos Hermanas y Coria del Río, las cuales se encuentran paralizadas desde hace un lustro a tenor de las características técnicas que deben reunir. En concreto, será en mayo cuando el Ministerio remita un informe hidráulico a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), entidad que tiene que tener la certeza de que las mencionadas infraestructuras funcionarán correctamente «ante los caudales de avenida correspondientes a los periodos de retorno de 500 años», o lo que es lo mismo, ante las posibles filtraciones o inundaciones que pudieran sufrir. Habrá que esperar, por tanto, a la reacción de la CHG para poder tomar una decisión y, ante la imposibilidad de hacer una predicción, De la Serna «solo» puede garantizar que «se actuará con la mayor celeridad posible» una vez se sepa si el alcance del informe llevará aparejado «una modificación sobre el diseño o los proyectos que actualmente están en curso».

Por otro lado, el ministro aseguró que se sigue trabajando en todos los tramos correspondientes a la zona del Aljarafe Norte, de los cuales el que más papeletas tiene para ser licitado en el futuro es el que conectará Espartinas con Valencina de la Concepción, aunque aún necesita ser modificado. «Tendrá una inversión cercana a los 46 millones de euros y vamos a actualizar el proyecto existente, dejándolo preparado para una futura licitación», indicó De la Serna.

LA N-IV, PARA JUNIO

Otro de los proyectos de Fomento más esperados por los sevillanos es el desdoble de la N-IV, una obra que actualmente se está llevando a cabo entre Dos Hermanas y Los Palacios y Villafranca y que, según el ministro, estará terminada en el presente mes de junio «con un impulso de 44 millones». Asimismo, anunció que la parte de la citada carretera correspondiente a El Torbiscal se encuentra «entre las prioridades de licitación para el 2017».

La concesión del peaje de la AP-4, por cierto, «no se prorrogará» en 2019, aunque el Gobierno pretende tomar una decisión en el «momento oportuno» para el conjunto de autopistas cuyas concesiones vencen de manera escalonada a partir de 2018. De hecho, la idea de De la Serna es buscar un acuerdo a nivel nacional sobre infraestructuras y transportes con el objetivo de evitar «situaciones de discrecionalidad política», intentando establecer criterios comunes «que se respeten de una legislatura a otra».


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla