La segunda bodega más antigua de España, en Villanueva del Ariscal

La comarca del Aljarafe es un referente en el mundo del vino y así lo datan algunas de sus bodegas más características

Triana Abad Triana30Triki /
15 ago 2022 / 04:00 h - Actualizado: 15 ago 2022 / 04:00 h.
"Turismo"
  • La segunda bodega más antigua de España, en Villanueva del Ariscal

TAGS:

Hablar de vino y de Aljarafe es, sin lugar a dudas, tener que hablar de Villanueva del Ariscal. Un pueblo que a lo largo de su historia ha sido concedido a la Orden Militar de Santiago, Señorío del condado de Gelves o, de la cuál, Leonor de Portugal fue marquesa hasta la abolición de los señoríos en el siglo XIX. Llegó a ser en el siglo XIV centro administrativo y judicial de la Orden en el Aljarafe, y tiene el honor de tener la segunda bodega más antigua de España, declarada Bien de Interés Cultural por la Junta de Andalucía en 2004.

Bodegas Góngora es, en esencia, el corazón de la historia del vino en Villanueva del Ariscal. Aunque este municipio del Aljarafe sevillano haya llegado a enumerar en los años 80-90 hasta siete bodegas, muchas de ellas ya desaparecidas como Bodegas Gándara o Sierra. Un municipio que, en esa época, contaba con aproximadamente, 2.000 habitantes.

La segunda bodega más antigua de España, en Villanueva del Ariscal

Pata de Hierro

La segunda bodega más antigua de España, en Villanueva del Ariscal

Bodegas Góngora se remonta a 1682, cuando José Góngora de Arando, un joven agricultor procedente de Navarra, llegó a Sevilla. Fue en tierras del Aljarafe sevillano donde encontró su hogar, adquiriendo la Hacienda Pata de Hierro y convirtiéndola en bodega para la crianza y envejecimiento de vinos finos y generosos.

Cuenta la leyenda que el nombre de la hacienda viene por el interés que un descendiente de Abu 'Abd Allâh (Boabdil para los cristianos) último rey de Granada, mostró hacia un caballo blanco, levantando su admiración y quedando impresionado por la fuerza de sus patas, a lo que comentó “Fijaos en ese caballo, parece que tiene las patas de hierro”.

Ubicada en pleno centro de la localidad, ocupa una superficie aproximada de 10.000 metros cuadrados repartidos entre la casa, las zonas ajardinadas, y las cuatro bodegas: El 126, Pata de Hierro, El Americano y Las 70. Todas ellas albergan botas de roble americano, la mayoría, con más de 100 años de antigüedad.

Prensa de Viga de Husillo y Quintal

La prensa de viga y quintal fue el sistema más utilizado entre los siglos XVII al XIX pero la revolución industrial hizo que este sistema dejara de usarse y pasara a ser un instrumento de museo. Su mecanismo se basa en la acción manual, en la ley de la palanca. De esta manera se le proporciona fuerza para el prensado.

La segunda bodega más antigua de España, en Villanueva del Ariscal

Dentro de las paredes de estas bodegas, se haya una prensa de viga de husillo y quintal que data de 1.574, con la peculiar característica de ser, junto con el viejo lagar del Siglo XVI, un lugar que todavía se conserva en perfecto estado de funcionamiento. La prensa, realizada en madera de pino de Flandes, tiene una longitud de 17 metros y pesa 15.000 kilos. Declarada Bien de Interés Cultural con categoría de monumento por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, es la única prensa de este tipo que se mantiene hoy funcionando en perfecto estado de conservación.

Un nuevo proyecto

En 2021, un grupo inversor se interesó por la historia de la bodega y la compró con la iniciativa de desarrollar un proyecto enoturístico de lujo en la comarca, entre los que se encuentra convertir la hacienda Pata de Hierro, en un hotel de no más de 12 habitaciones.

Como ya publicara el diario ABC en una entrevista a Harald Schönegger, arquitecto director del proyecto, “La iniciativa consta de tres elementos. En la bodega histórica y el lagar se hará un museo del vino del Aljarafe, en el que vamos a mostrar la dilatada historia de la vid en Sevilla”.

La segunda bodega más antigua de España, en Villanueva del Ariscal

Volver a darle un aspecto genuino y recuperar el encanto de la hacienda, será una parte primordial de este proyecto, y la firma sevillana de arquitectura, Eddea, será la encargada de llevarlo a cabo.

Tradiciones que se mantienen

Esta vinculación vinícola y el Aljarafe y, muy especialmente, en Villanueva del Ariscal, hace que se sigan manteniendo tradiciones relacionadas alrededor del mundo del vino y su historia.

Una de las más características y con la que los ariscaleños se despiden del verano, es su romería y Feria y Fiestas de la Vendimia, que se celebra cada año entre los últimos días de agosto y primeros de septiembre, fecha en la que, tradicionalmente, se daba comienzo la vendimia en la comarca. En apenas 15 días, se recuperará la celebración de estas fiestas, y la fecha concreta en este 2022 es 26 y 28 de agosto para el pregón y romería, respectivamente, y del uno al cuatro de septiembre para la Feria de la Vendimia que, además, está declarada de Interés Turístico de Andalucía.

La segunda bodega más antigua de España, en Villanueva del Ariscal

En dicha romería se procesiona con San Ginés, patrón de la vitivinicultura, al Santuario de Nuestra Señora de Loreto. Allí, se le canta, baila y se le realiza una misa ante la patrona del Aljarafe para pedirle que la cosecha venidera sea lo más abundante posible. Como colofón final de las fiestas, se celebra el domingo a medio día “la primera pisá de la uva”, donde los lagareros elegidos cada año, son los encargados de pisar las uvas en este acto que tradicionalmente se celebra desde 1.954.


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos