viernes, 07 mayo 2021
20:09
, última actualización
Tradiciones

La Virgen de Escardiel será llevada de forma extraordinaria a Castilblanco de los Arroyos

La hermandad trasladará en privado a la imagen para acercarla a los devotos y asegurar la celebración de sus cultos

04 ago 2020 / 16:10 h - Actualizado: 04 ago 2020 / 16:25 h.
"Tradiciones"
  • La Virgen de Escardiel en el altar de su ermita, situada a 5 kilómetros de Castilblanco de los Arroyos. / Foto: Hermandad de Escardiel
    La Virgen de Escardiel en el altar de su ermita, situada a 5 kilómetros de Castilblanco de los Arroyos. / Foto: Hermandad de Escardiel

La Virgen de Escardiel será trasladada de forma extraordinaria a la parroquia de Castilblanco de los Arroyos, donde recibirá culto desde el próximo 15 de agosto. Así lo ha comunicado este martes la hermandad, tras obtener la pertinente aprobación eclesiástica.

Las circunstancias tanto del culto en la ermita de Escardiel – ubicada en una finca privada y con restricciones para el acceso– como de la situación sanitaria derivada de la pandemia, dificultan que los devotos puedan acercarse hasta la Virgen. “Hay en el pueblo mucha gente con necesidad de verla. No podemos llevar a todo el mundo a la ermita, por eso hemos pedido traerla”, explica el hermano mayor de la corporación, Miguel Neyra.

El decreto arzobispal no indica fecha de vuelta de la Virgen a su ermita

El Arzobispado, mediante decreto fechado el pasado 30 de julio, autoriza el traslado privado de la imagen a la parroquia del Divino Salvador de Castilblanco de los Arroyos, la celebración de la función el día 15 de agosto con motivo de su festividad, y la permanencia en el templo.

Según ha informado la hermandad, “el panorama de incertidumbre que actualmente atraviesa nuestra sociedad” motiva el traslado y, sobre todo, la privacidad del mismo, pues “no se podría garantizar una Venida al uso y, ni siquiera, la celebración de los cultos en su ermita”.

La autorización arzobispal no fija fecha de retorno de la imagen, por lo que la Virgen permanecerá por tiempo indefinido en la localidad. Circunstancia que la hermandad va a aprovechar para seguir dándole culto en la parroquia castilblanqueña hasta que sea coronada, acto para el que tampoco hay aún fecha confirmada. Será la evolución de la pandemia la que determine cuándo se celebrará la coronación y cuándo volverá la Virgen a su ermita, situada a 5 kilómetros de la localidad.

La Virgen de Escardiel será llevada de forma extraordinaria a Castilblanco de los Arroyos
La Virgen, cubierta con un guardapolvos, es trasladada al pueblo. Una imagen que en esta ocasión no se producirá. / Francisco J. Domínguez

Un traslado para acercar a la Virgen a los devotos

A pesar de ello, el motivo principal de extender la estancia es “principalmente que los devotos y las personas mayores puedan tener cerca a la Virgen y visitarla siempre que quieran. Es una imagen con una gran devoción”.

Esta venida de la Virgen de Escardiel supone “una inmensa alegría y un gran gozo para todo el pueblo” al poder tener a la Virgen en el pueblo en “estos tiempos difíciles”, destaca Neyra. Sobre todo “para las personas mayores, las más afectadas por la pandemia, que le piden mucho a la Virgen y que van a poder disfrutar de tenerla entre nosotros”.

La hermandad aún no tiene definida la fecha para el traslado hasta el pueblo, que se decidirá una vez que finalicen los cultos a la Patrona, la Virgen de Gracia, que se celebran esta semana. Pero “la fecha no se publicará, para hacer el traslado manteniendo la privacidad”, así como respetando las medidas de seguridad y evitando propiciar aglomeraciones. “De saberse, la gente iría a esperar a la Virgen y acompañarla hasta la iglesia”. Con todo ello, “la intención es que esté desde un par de días antes de su festividad ya en el pueblo”.

La Venida de la Virgen se lleva a cabo cada cinco años

Según recogen las Reglas de la corporación, la Virgen de Escardiel es llevada desde su ermita a la parroquia del Divino Salvador de Castilblanco de los Arroyos cada 5 años, coincidiendo con los años acabados en 2 y en 7. La Venida se celebra días antes del 15 de agosto, para visitar en su estancia todos los barrios del pueblo y celebrar la función religiosa en su día.

La última venida, celebrada en 2017, ya tuvo cariz extraordinario al adelantarse al mes de mayo. Con ello, la venerada imagen permaneció en el templo castilblanqueño durante 5 meses, en vez del mes habitual en cada Venida. La vuelta se realizó como es costumbre en la romería en su honor, que se celebra en torno al día 12 de septiembre y coincidiendo con el segundo sábado del mes.

En este año la Virgen ya tendría que haber sido llevada al pueblo para la celebración de su coronación canónica, prevista para el pasado 23 de mayo y aplazada sin fecha. La venida hubiera tenido lugar el día 1 de mayo, y la imagen hubiera permanecido en el pueblo hasta el 20 de junio. Tras el aplazamiento, concedido el pasado mes de abril, se barajaban fechas “en septiembre u octubre. En vista de la situación, no hay nada decidido, ni si ser llevará a cabo este año o el que viene”.

Son muchas las veces en la historia de esta devoción en que la Virgen “ha acudido al auxilio de su pueblo”, según expresa la hermandad en el comunicado emitido este martes. La Virgen era traída hasta Castilblanco para implorar su protección ante epidemias y calamidades. Es este, según señalan desde la hermandad, el momento idóneo para que la Virgen venga de forma extraordinaria a su pueblo, “trayendo consigo un bien pastoral y espiritual para enfermos, mayores, familias y devotos”. Se asegura desde la corporación que “en estos duros momentos, Castilblanco de los Arroyos necesita a Santa María de Escardiel, y la Virgen a su pueblo”.


Edictos en El Correo de Andalucía