lunes, 27 septiembre 2021
21:35
, última actualización

Las actas del siglo XVI de Marchena y su plano del XIX serán protegidos

El Ayuntamiento custodia estos importantes documentos para que no se pierdan y puedan seguir siendo parte del tesoro patrimonial del municipio sevillano

18 jun 2021 / 08:53 h - Actualizado: 18 jun 2021 / 08:56 h.
"Historia","Patrimonio","Infraestructuras","IAPH","Parque de María Luisa","Historia","Restauración"
  • Las actas del siglo XVI de Marchena y su plano del XIX serán protegidos

La Comisión de Provincial de Patrimonio de la provincia de Sevilla ha informado favorablemente de sendos informes redactados por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) para la conservación del Volumen 2 (1517-1529) de las Actas Capitulares del Concejo de la villa de Marchena, y del Plano de la villa de Marchena de L. A. Coullaut Boudeville, de 1899, ambos depositados en el Archivo Municipal de Marchena.

Sobre el Volumen 2, el objetivo del proyecto pretende establecer, definir y valorar el conjunto de actuaciones necesarias para llevar a cabo la conservación-restauración del legajo, para estabilizar la degradación y recuperar sus valores culturales.

Las actas son una de las tipologías documentales más destacadas en el marco de los archivos municipales por cuanto ilustran la vida de la comunidad desde múltiples perspectivas sociales, económicas y políticas.

En este caso, constituye una fuente de información fundamental para conocer la historia del municipio de Marchena en el primer tercio del siglo XVI. Este volumen, junto con el libro de actas precedente y primero de la colección, son los documentos más antiguos de la localidad.

Problemas para la restauración

Los principales problemas del legajo para su restauración son la descomposición del soporte celulósico en las zonas donde recibió una gran cantidad de humedad que, unido a unas condiciones medioambientales desfavorables, produjo un fuerte ataque de microorganismos.

Otro gran problema se encuentra localizado en los elementos gráficos, que debido a su composición ha provocado la corrosión de las tintas llegando a traspasar el soporte de papel. Pequeñas lagunas por insectos, suciedad superficial, deformaciones (pliegues y arrugas), desgarros y pérdidas de soporte (papel), roturas de la costura, desanclaje de las cubiertas y pérdidas de soporte (pergamino) unido a una incorrecta manipulación y ubicación han hecho que el estado de conservación del volumen sea bastante grave.

Un plano histórico

El Plano de la villa de Marchena de L. A. Coullaut Boudeville, que fue hallado accidentalmente en 2020 por un vecino de la localidad en un contenedor, es una fuente documental para conocer la evolución del trazado urbano de Marchena desde mediados del siglo XIX hasta principios del XX, coincidiendo con una etapa de grandes cambios debido a los avances en las infraestructuras de las ciudades y la instalación de iluminación eléctrica en todo el municipio.

El documento está firmado el primer día de agosto de 1899 por el ingeniero de origen francés Louis Alfred Coullaut Boudeville, quien vino a Andalucía para participar en las obras de canalización del Guadalquivir y el ferrocarril Sevilla-Cádiz. Es también artífice del desaparecido puente de Mamedra (1873) de Marchena. No hay más datos sobre él. Las referencias principales hablan de que el autor del plano es el padre del escultor Lorenzo Collaut Valera (1876-1932), famoso, entre otras obras, por haber esculpido el monumento dedicado a Gustavo Adolfo Bécquer ubicado en el parque de María Luisa de Sevilla.

En ambos casos, el método de trabajo permite establecer los criterios de actuación y los tratamientos y materiales a emplear en cada una de las intervenciones.

Además, aporta datos imprescindibles para definir la actuación de mantenimiento que proceda con objeto de garantizar la permanencia y transmisión al futuro de los objetos intervenidos y su presentación y disfrute de la forma más adecuada a las características y tipologías de los bienes.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla