martes, 15 octubre 2019
08:19
, última actualización

Los juzgados de la provincia, los grandes olvidados

Carencias. La mayoría de los edificios presentan deficiencias. Contrasta el estado del de Cazalla, tras el traslado de su sede, frente al de Constantina cuya reforma no convence

25 ene 2017 / 07:55 h - Actualizado: 25 ene 2017 / 08:04 h.
  • Humedades en el archivo de los juzgados de Osuna. / El Correo
    Humedades en el archivo de los juzgados de Osuna. / El Correo
  • Expedientes por el suelo en Sanlúcar. / El Correo
    Expedientes por el suelo en Sanlúcar. / El Correo
  • Archivadores en el juzgado de Carmona. / El Correo
    Archivadores en el juzgado de Carmona. / El Correo

La provincia de Sevilla cuenta en total con 15 partidos judiciales, contando con la capital. Cada uno de ellos cuenta con una cabeza de partido, un municipio elegido para albergar la sede que da cobertura al resto de localidades de la zona. Unas sedes que, si en la capital no cumplen las condiciones óptimas para dar servicio público, presentan bastantes carencias.

Edificios antiguos, dispersión de los mismos, humedades, falta de espacios, inmuebles con falta de acceso para los discapacitados. Son algunos de los problemas que presentan. Sanlúcar la Mayor, Marchena, Alcalá de Guadaíra, Utrera o Lebrija son algunos de los puntos más conflictivos. «El edificio de Lebrija no solo es pequeño, el techo es muy bajo, no hay ventilación y falta espacio», señala la representante de Justicia del CSIF en Sevilla, Águila Fernández. Ella recuerda que puntos como Alcalá de Guadaíra siguen contando con dos espacios distintos, con lo que ello implica de complicación para los usuarios. O los juzgados de Osuna, situados en una antigua casa palacio, donde el archivo está lleno de humedad.

Según los datos de la Consejería de Justicia el año pasado se llevaron a cabo obras de mejora en Alcalá de Guadaíra, en la central de incendios de Morón y se rehabilitó las fachadas de los edificios de Marchena y Cazalla de la Sierra. Además, para este año está previsto reparar la montera del patio de uno de los edificios de Alcalá y se va a instalar un ascensor; y se llevarán a cabo trabajos de mejora en Écija y en Sanlúcar la Mayor y Utrera, donde se mejorará la climatización.

La sede del Juzgado de Instrucción y Primera Instancia de Cazalla de la Sierra tuvo la suerte de mejorar sus instalaciones con un nueva sede recientemente. Creado por Real Decreto en el año 1983 como número dos de los quince en que se divide la provincia, alberga las localidades vecinas de Alanís, Almadén de la plata, Constantina, Guadalcanal, Las Navas de la Concepción, El Pedroso, El Real de la Jara y San Nicolás del Puerto, amén de la propia Cazalla. Si bien administró justicia de manera eficiente durante los últimos años del siglo XX, con la entrada del nuevo siglo sus problemas estructurales centraron las críticas no solo de los usuarios, sino de los propios trabajadores del juzgado. De hecho, abogados y procuradores definieron las instalaciones como ruinosas y basaron sus quejas en deficiencias tales como barreras arquitectónicas (había que subir hasta veinte escalones para acceder a las oficinas), ausencia de medidas de seguridad, como un escáner, guardias de seguridad o una salida de emergencia, además de los olores y humedades. Dichas quejas fueron satisfechas a finales de 2015, cuando el Ayuntamiento de Cazalla cedió la primera planta del edificio conocido como Los Escolares por el tiempo necesario mientras se lleva a cabo la reforma del edificio de la Plaza Mayor. Sin embargo, aseguran desde el consistorio, los juzgados no se moverán ya de Los Escolares, donde gozan de una superficie de 369 metros cuadrados. Tras el traslado, la concepción del ciudadano acerca de la institución ha cambiado y aseguran que el cambio ha sido «a mejor», ya que se han agilizado los trámites y además «ha mejorado la imagen de Cazalla y de la sierra norte».

En el extremo opuesto se encuentra el Juzgado de Paz de la vecina localidad de Constantina, cuyas instalaciones dependen del Ayuntamiento. Si bien es verdad que sufrió una reforma hace casi una década, la situación en que se encuentra no es del todo satisfactoria para sus trabajadores. En este sentido, el secretario del juzgado, Sergio Gallego, asegura que la instalación está «bastante regular». A este respecto, el funcionario local comenta que «las instalaciones son las correctas en cuanto a tamaño, pero las condiciones no son las más idóneas, porque sufrimos humedades». Según relata Gallego, las características propias del ayuntamiento, donde se encuentra encuadrado el juzgado, hace que éste se vea sometido a una especie de sótano, ya que la calle contigua al consistorio no está a la misma altura. Con respecto a las acciones llevadas a cabo, desde el tiempo que lleva en el juzgado recuerda haber emitido una queja al ayuntamiento, tramitada por el sindicato, durante el último mandato de Mario Martínez, emitiendo por respuesta que «no había otra lugar». Con la irrupción de Ciudadanos por Constantina (CxC) y la alcaldía de Manuel Álvarez el tema se volvió a retomar. «Me consta que vino un perito y comenzó a escribir un informe que no se si se llegó a terminar» añade Gallego tras analizar el efímero gobierno de Álvarez. «Si se terminó me da que está guardado en un cajón». El secretario asegura que no se queja de la dimensión, y ni tan siquiera de la escasa luz que tienen las instalaciones, «pero es que hace un frío abismal. Aquí empieza el frío en octubre y dura hasta mayo o junio». Con respecto a una hipotética solución por parte del equipo de gobierno de la actual alcaldesa Eva María Castillo, Gallego asegura no tener conocimiento de ningún nuevo movimiento.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016