Menú

Los Palacios despide al maestro que resucitó la banda municipal

Muere a los 89 años Manuel Gómez Fernández, el palaciego que rescató en plenos años 80 el sueño de que su pueblo tuviera, como en los años 20, una banda de música, la Fernando Guerrero que hoy es una auténtica institución

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
25 sep 2022 / 21:23 h - Actualizado: 25 sep 2022 / 21:24 h.
$hmKeywords_Schema
  • Los Palacios despide al maestro que resucitó la banda municipal

Ha muerto en Los Palacios y Villafranca uno de sus personajes más queridos, el maestro Manuel Gómez Fernández, a quien también se conoce cariñosamente con el apodo de Tresloreslo, y a quien varias generaciones de músicos le deben la resurrección de la banda municipal Fernando Guerrero que hoy es, culturalmente hablando, toda una institución local. “Hoy tenemos la peor de las noticias”, reza un comunicado de la propia banda que actualmente dirige Francisco José Mateo Armíger. “Siempre nos faltarán palabras para agradecer todo lo que hizo por esta institución hasta el final”.

A sus 89 años, Gómez Fernández era reverenciado por todos los músicos palaciegos no solo por el coraje de haber recuperado la banda de música que el mítico director Fernando Guerrero había fundado en los años 20 y que desapareció en 1963, sino porque agrupó a todos sus pupilos a comienzos de la década de los 80 no solo con la disciplina de un maestro, sino con la ternura de un padre bueno. Como recordaba precisamente uno de sus primeros alumnos, el historiador palaciego Julio Mayo, en Personajes palaciegos singulares, el libro de fotografías editado por Salvador Barroso, “fue el gran artífice de divulgar el amor y la afición a la música en nuestra localidad, además de haberse desvivido por promover la inauguración de la primera Escuela Municipal de Música cuando todavía no existía”. En rigor, el germen de aquella escuela fue una casa deshabitada de la calle Maestro Guerrero –mágica casualidad-, donde el maestro Gómez comenzó a impartir clases de solfeo a un grupo creciente de jóvenes que, acompañados por varios representantes de la banda de cornetas y tambores Santa María la Blanca, le habían pedido en la primavera de 1982 que los asesorase musicalmente para ampliar su repertorio.

Los Palacios despide al maestro que resucitó la banda municipal

Tanto entusiasmo puso Gómez en aquella empresa, que en solo unos meses contó con una cantera de unos 40 miembros que necesitaron pedirle al Ayuntamiento unas instalaciones más espaciosas en el antiguo Palenque municipal. Mientras tanto, el director de aquella banda que no dudó en rebautizarse con el nombre de Fernando Guerrero, siguió trabajando como funcionario del Ayuntamiento en el departamento de arbitrios municipales (la actual Intervención y Tesorería), hasta que se jubiló en agosto de 1998.

“Don Manuel nos enseñó las reglas esenciales de la teoría musical, ritmo y lectura, y la entonación, a base de un trabajo ímprobo, constante y nunca bien reconocido”, recordaba Julio Mayo en su publicación, evocando aquellas tardes en que les tomaba la lección a los jóvenes músicos, uno a uno, antes incluso de que, con una subvención del Ayuntamiento, pudiesen comprarse los primeros instrumentos en 1985. El concierto inaugural se ofreció el 23 de noviembre de 1986 en el antiguo Cine Las Vegas. Y a partir de entonces no hubo feria, velada, procesión o evento cultural en el que no participara la banda, que fue ganando prestancia, prestigio y solidez conforme pasaron los años, se fueron renovando sus músicos, sus uniformes y sus partituras e incluso muchos de sus miembros fueron al Conservatorio Superior de Música de Sevilla, como el director y compositor ya internacional Juan Manuel Busto Algarín, que fue su director a comienzos de este siglo y a cuya boda el pasado 27 de agosto acudió precisamente como invitado de honor el maestro Manuel. Fue el último acto social al que acudió, como el cierre simbólico de un círculo musical que se abrió en Los Palacios hace justamente un siglo, tuvo su pausa en el tardofranquismo y recuperó su rodaje, ya sin freno, gracias a un hombre como el que mañana despiden, a mediados de los 80. Esta noche llega su féretro al tanatorio local, y mañana la banda Fernando Guerrero lo acompañará, sonando como él la enseñó, hasta la iglesia. Descanse en paz.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos