martes, 04 agosto 2020
10:59
, última actualización

Los Palacios y Villafranca quiere recuperar su escuela de capataces

El Ayuntamiento aprovecha el impulso de la asociación Sembrando ilusiones, que busca convertir esas instalaciones en una residencia de ancianos

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
20 nov 2019 / 17:49 h - Actualizado: 20 nov 2019 / 17:54 h.
$hmKeywords_Schema
  • Los Palacios y Villafranca quiere recuperar su escuela de capataces

La antigua Escuela de Capataces de Los Palacios y Villafranca, asentada en una enorme parcela a tres kilómetros del núcleo urbano, en la carretera de La Corchuela, se convirtió cuando dejó de ser tal -a mediados de los 80 del pasado siglo- en un Centro de Investigación y Formación Agrarias (CIFA) y últimamente en uno de los 16 centros IFAPA (Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera) de la Junta de Andalucía que, según la información de su propia web, busca “ser un instrumento ágil y eficaz, volcado en impulsar la investigación, la innovación tecnológica y la formación en el ámbito de la agrícola, pesquera y de las industrias alimentarias”. En rigor, y teniendo en cuenta que el nuevo IFAPA organiza cursos de formación o reciclaje -la mayoría online- y encuentros de innovación agrícola a lo largo del año y gracias a un personal allí muy exiguo, nada tiene que ver con aquella Escuela de Capataces de los años 70 y 80 que contaba con casi 200 alumnos internos incluso procedentes del extranjero, con 35 trabajadores, parcelas de cultivo, invernaderos, almacenes, aulas de prácticas, talleres, almacenes de paja, una envidiable escuela de frío industrializada, decenas o centenares de vacas, cerdos y ovejas merinas y “hasta una piscina, campos de fútbol y una pista de tenis”, como recuerda nostálgico Juan Parra, que coordinó allí la formación y que ahora pasea indignado por “el abandono en el que se encuentra todo esto”. Parra es el presidente de la recién constituida asociación Sembrando ilusiones, que busca aprovechar aquel terreno y aquellas infraestructuras para convertirlos en una residencia de ancianos “para tantos agricultores y agricultoras jubilados como vamos a tener dentro de muy poco”.

Está claro que los tiempos han cambiado. Y la función de aquella escuela de capataces también. Hace más de un lustro se organizaba allí la célebre Feria Agroganadera del pueblo, antes de trasladarse a los terrenos de la misma feria de farolillos, junto al polígono industrial El Muro. En las últimas décadas, un instituto de Formación Profesional de Dos Hermanas ha acogido a miles de alumnos de toda la comarca que se han formado en cuestiones agropecuarias. El instituto palaciego Almudeyne estrenó hace un par de años, y con éxito desde entonces, un módulo dual (con prácticas) de estas disciplinas. De hecho, la primera idea del Ayuntamiento, y hasta del instituto, fue aprovechar las instalaciones de la antigua escuela de capataces, pero finalmente no fue así, entre otras razones porque aquellos terrenos siguen siendo de la Junta de Andalucía según un convenio firmado con el Consistorio a comienzos de los 70 del pasado siglo, cuando el pueblo puso el suelo y la Administración (entonces el Gobierno central) puso todo lo demás para convertir aquellas instalaciones en un centro formativo ideal para la época.

Los Palacios y Villafranca quiere recuperar su escuela de capataces

“Está claro que aquello está infrautilizado”, sostiene el alcalde palaciego, Juan Manuel Valle (IU), que ya se ha reunido con los miembros de la asociación Sembrando ilusiones y que coincide con ellos en “a esas instalaciones se les podría sacar mucha utilidad”. “Llevamos varios años mandando escritos a la Junta para convertir aquello en un centro de FP de todas las ramas relacionadas con agricultura, ganadería y desarrollo local, pero no terminan de dar la cara”, se queja el regidor palaciego, que asegura que pidió una cita con la delegada territorial de Agricultura la pasada primavera, pero no obtuvo respuesta. Cuando la ha obtuvo en octubre por otras vías, “resulta que el IFAPA no depende de la Delegación territorial sino de la Consejería directamente”. Hace solo un mes, después de que fuera nombrado el flamante director del IFAPA, el almeriense José Cara González, a la sazón alcalde de La Mojonera (Almería) entre 2003 y 2015 por el PP, el primer edil palaciego ha vuelto a pedir una cita con él, pero de momento no hay fecha para ese encuentro. “Vamos a dejar un tiempo prudencial, pero no descartamos alguna acción más contundente desde nuestro pueblo para recuperar la escuela de capataces”, insiste Valle.

Polivalencia

Muchos palaciegos, desde luego, han comenzado a sensibilizarse con el asunto, y no solo todos los partidos de la oposición (PSOE, PP y Alternativa Local), que ya se han reunido con la asociación Sembrando ilusiones y están por la labor de perseguir el mismo objetivo, sino incluso ciudadanos de dentro y de fuera de la propia asociación, que ha contado hasta con la colaboración del escritor local Antonio Repiso, que ha donado la recaudación de su último libro, Dame tiempo, para la causa. Parra insiste en que “lo del centro para mayores es solo una posibilidad”, pero hay más. De hecho, en una carta enviada al propio alcalde hace dos años, cuando se gestó la idea de formar la asociación, también apuntaban a que las instalaciones de la antigua Escuela de Capataces podrían integrar “una escuela de formación profesional polivalente, un centro de rehabilitación para personas con discapacidad, una granja avícola, un centro hípico o un campamento de verano para niños desfavorecidos”.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016