miércoles, 02 diciembre 2020
20:52
, última actualización

Manifestación en Alcalá del Río para reclamar que el nuevo colegio abra sin «caracolas»

El centro comenzará a funcionar el próximo curso, a falta de una segunda fase que lo amplíe y previsiblemente con aulas portátiles para dar cabida a todo el alumnado

12 mar 2020 / 13:45 h - Actualizado: 12 mar 2020 / 13:53 h.
$hmKeywords_Schema
  • Manifestación en Alcalá del Río para reclamar que el nuevo colegio abra sin «caracolas»

Las familias del colegio Maestro Rafael Bravo, de Alcalá del Río, se han manifestado en la mañana de este jueves para exigir la segunda fase del nuevo centro que actualmente está en construcción, para evitar la pérdida de espacios comunes y la instalación de aulas prefabricadas.

La movilización se ha llevado a cabo en la carretera A-8006, que cruza la localidad. La marcha ha discurrido a lo largo de esta variante urbana, desde el cuartel de la Guardia Civil hasta la rotonda de entrada en la localidad. Para ello ha sido necesario cortar el tráfico – muy intenso en esta vía – en sentido hacia Sevilla.

El nuevo colegio tendrá la misma capacidad que el actual y necesitará aulas prefabricadas

Organizada por la AMPA del colegio, ha contado con numerosa participación de padres y madres, así como de alumnos del centro. Tanto en las pancartas como en las consignas coreadas por los participantes se repetían las reivindicaciones de la comunidad escolar y que motivan esta protesta. Por un lado, exigen “un colegio nuevo sin caracolas”. La configuración actual del nuevo edificio en construcción, de tipología C2, hace previsible que para acoger a todos los alumnos sin masificar las clases sea necesario la instalación de aulas prefabricadas. Del mismo modo, piden no perder más espacios de uso colectivo. Desde hace varios cursos, tanto la biblioteca como el aula de recursos son usadas como aulas, y según indican las fuentes consultadas, en el nuevo colegio posiblemente haya que recurrir a la misma solución.

En la manifestación también participaron escolares del centro. Algunos de los menores portaban pancartas donde podía leerse “Somos niños, no sardinas”. Inciden así en la falta de espacio y la superación de la ratio establecida de alumnos por aula, que según refieren, todo parece indicar que se mantendrá.

Tanto el alcalde de Alcalá del Río, Antonio Campos (PSOE), como los portavoces del resto de partidos que componen la Corporación Municipal (Adelante – IU y PP) han participado en la movilización, apoyando a las familias. De hecho, los tres partidos ya aprobaron de forma conjunta una moción conjunta en el mes de enero. En ella acordaron solicitar a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía la segunda fase para la construcción de la tercera línea en el nuevo colegio, que solucionaría los problemas que, según apunta el AMPA, se van a mantener tras la mudanza a las nuevas instalaciones.

Un colegio C2 que queda pendiente ampliar con una segunda fase a C3

Sobre el proyecto de un nuevo centro escolar en la barriada Huerta del Rey de la localidad, la Junta de Andalucía sacó a licitación el nuevo colegio para Alcalá del Río en agosto de 2018. Tras ser adjudicado se formalizó el contrato en diciembre de 2018. La construcción del centro comenzó como colegio de tipo C2, con dos líneas por curso. Quedaba pendiente la ampliación del proyecto una vez iniciada la ejecución del mismo, para aprobar la segunda fase, que supondría la ampliación del centro con una tercera línea.

El nuevo colegio asumiría al centro Maestro Rafael Bravo, trasladándose a las instalaciones de nueva construcción, y pasando las ahora en uso a formar parte del instituto Ilipa Magna para su ampliación. Las obras registraron una interrupción temporal, lo que ha motivado que la fecha de finalización se posponga de marzo, prevista inicialmente, a mayo, según informan desde la AMPA. Aunque podrá ser recepcionado para poner el centro en funcionamiento el próximo curso, se entregará un colegio de la misma tipología y capacidad que el actual. Según inciden desde la asociación, se repetirán los problemas que el colegio presenta, por lo que reclaman la segunda fase del proyecto y su finalización como colegio C3 en el menor plazo posible.

Plantean realizar nuevas manifestaciones para obtener respuesta a sus reclamaciones

La manifestación de este jueves ha venido a continuar las concentraciones llevadas a cabo ante las puertas del colegio los pasados días 5 y 11 de marzo. A pesar de estas acciones, no han recibido ninguna comunicación al respecto de sus reclamaciones ni por parte de la Delegación territorial ni de la Consejería de Educación. La AMPA iba a convocar una nueva manifestación el próximo miércoles, además de acudir a una sesión plenaria del Parlamento Andaluz para hacer llegar al Consejero de Educación sus reclamaciones. Pero ante el nuevo escenario planteado por el coronavirus y la suspensión de la actividad parlamentaria en la cámara autonómica, tienen pendiente determinar cuándo y cómo llevarán a cabo las nuevas acciones, según explican fuentes de la asociación de padres y madres. Aunque aseguran que “seguiremos moviéndonos para que se nos oiga y se nos dé una respuesta”.

Según ha resaltado la AMPA en un comunicado emitido a las familias, “desde hace más de 10 años” el colegio Maestro Rafael Bravo “tiene más alumnado del que cabe en sus aulas”. Por ello, ha sido necesario usar espacios comunes para dar clase, con el consiguiente perjuicio que ello conlleva para los escolares, además de la instalación de caracolas. Ante el próximo cambio de instalaciones, las familias han llevado a cabo un calendario de protestas “para exigir un colegio digno” para los alumnos del centro. “No es lógico inaugurar un colegio nuevo con caracolas”, apuntan.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016