lunes, 11 noviembre 2019
12:03
, última actualización

Maribáñez se desquita del picudo rojo con sus huertos sociales

La pedanía de Los Palacios y Villafranca, que perdió un gran palmeral por culpa del picudo rojo, acoge 14 huertos sociales habilitados por el Ayuntamiento con cargo al Per Estable y una inversión de 45.000 euros

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
16 oct 2019 / 17:15 h - Actualizado: 16 oct 2019 / 17:16 h.
  • Maribáñez se desquita del picudo rojo con sus huertos sociales
  • Maribáñez se desquita del picudo rojo con sus huertos sociales

El bello palmeral de la pedanía de Maribáñez se convirtió, hace solo unos años, en pasto del olvido por culpa del picudo rojo, que apenas dejó algunas palmeras a las que el coleóptero no afectaba. Sin embargo, el Ayuntamiento palaciego emprendió hace un lustro una reforestación de la zona y hoy, con la entrega de 14 huertos sociales, ha culminado un proyecto de recuperación que han agradecido muchos vecinos, especialmente los afortunados del sorteo que ha tenido lugar esta mañana. Al acto han asistido el alcalde, Juan Manuel Valle (IU), el concejal de Agricultura y Ganadería, Jesús Condán, y la alcaldesa pedánea, Patricia Romera.

El primer edil palaciego ha recordado que estos 14 nuevos huertos sociales (126 metros cuadrados cada uno) se suman a los 60 que ya existen en el núcleo urbano del municipio. “En Maribáñez nos lo habían solicitado muchos vecinos y lo hemos ejecutado en cuanto hemos tenido la oportunidad”. En este caso, se han aprovechado 2.246 metros cuadrados correspondiente a aquel antiguo palmeral, suelo municipal, y 45.000 euros de inversión del Per Estable. La esperanza es ahora que, en un futuro, prospere la arboleda recién plantada en las inmediaciones y que el recinto se convierta en un parque con los huertos en el centro.

La Concejalía de Urbanismo ejecutó a comienzos de este año los trabajos de nivelación y drenaje del terreno, y realizó un aporte y acumulación de tierra vegetal y, posteriormente, se ha actuado en el cerramiento perimetral y en la acometida del sistema de riego de las parcelas. Por otro lado, a todos los usuarios se les ha entregado unas normas de uso para facilitar la convivencia y preservar la estética de la zona. Entre las mismas, se incluyen los cultivos admitidos que deben servir de ejemplos de producción y consumo sostenibles: plantas comestibles de tradición hortícola, aromáticas, medicinales, y bajo prácticas de la agricultura ecológica además se incluye una relación de fertilizantes autorizados y la utilización de abonos minerales de origen natural.

El primer edil ha asegurado que “es importante conservar la agricultura tradicional tan característica de nuestro pueblo, promoviendo tendencias ecológicas e impulsando espacios de convivencia, donde personas que ya están jubiladas puedan encontrar un lugar donde relacionarse y compartir experiencias en torno a la agricultura, una alternativa de vida saludable”.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016