Medio milenio de Semana Santa en Carmona: el gusto por lo bien hecho

¿Qué hacer en el Puente de la Inmaculada en Sevilla? Visitar en Carmona esta maravilla de exposición en la nueva y flamante Iglesia de Santa Ana. Éxito de visitas, estará abierta hasta el 26 de diciembre.

Ezequiel García ezegarcia85 /
06 dic 2021 / 13:06 h - Actualizado: 06 dic 2021 / 13:08 h.
$hmKeywords_Schema
  • Medio milenio de Semana Santa en Carmona: el gusto por lo bien hecho

¿Sigues con dudas?¿No tienes claro dónde pasear esta recta final del puente de la Constitución?¿Está muy abarrotada tu ciudad y quieres despejarte rodeado de patrimonio y cultura? Carmona ofrece todo esto y más. La exposición Medio milenio de Semana Santa en Carmona es una muestra de carácter temporal y monográfica conmemorativa del 500 aniversario de la primera procesión rogativa de la ciudad de Carmona (Sevilla) realizada 11 de marzo de 1521 hasta la Virgen de la Antigua y al templete de la Cruz del Campo, acto que se entiende como primer ejercicio público penitencial de la localidad y, por tanto, origen de su Semana Santa. La exposición puede visitarse de manera gratuita hasta el 26 de diciembre en horario de lunes a viernes de 11:30 a 13.30 h. y de 18 a 20.30 h. y sábados, domingos y festivos de 11:30 h a 13:30 h y de 17 h a 20:30 h.

Muy pocos saben que esta exposición sigue la estela de los dos libros del recordado historiador local Antonio Lería, uno de ellos publicado hace escasos meses de forma póstuma por el Consejo de Hermandades de Carmona, bajo el título ‘Hermandades de Carmona. Del Romanticismo al Tercer Milenio’, continuación de la recordada monografía ‘Cofradías de Carmona. Desde los orígenes a la Ilustración’, que en 1998 puso las bases de la moderna historiografía de la religiosidad popular en la provincia de Sevilla.

Tal como nos indican desde el Consejo de Hermandades y Cofradías de Carmona, se trata de una muestra de tipo histórico-artística que recorre el devenir de las hermandades y cofradías de la localidad a través de una amplia selección de objetos patrimoniales que abarcan un arco cronológico desde el siglo XIII a nuestros días, así como diversas tipologías culturales, artísticas y antropológicas procedentes de entidades locales y foráneas. La exposición se distribuye a lo largo de cuatro capítulos en los que se muestran los orígenes de las cofradías de sangre en Carmona, el cortejo y la procesión barroca, la transformación Romántica de la fiesta a través de la visión de los viajeros extranjeros, y la actualización de la Semana Santa a través de los artífices locales y las nuevas inquietudes estéticas en a partir de la llegada del tercer milenio.

La exposición ha sido organizada por el Consejo de Hermandades y Cofradías de la ciudad de Carmona gracias a la financiación de la Consejería de Cultura y Patrimonio de la Junta de Andalucía. Colabora el Ayuntamiento de Carmona, las parroquias y conventos de Carmona, así como todas las hermandades y cofradías de la localidad. Pero buena parte de culpa la tienen los dos comisarios de la exposición, Fernando de la Maza Fernández, Prior de la Orden Seglar de los Siervos de María (Servitas) y por el Doctor en Historia del Arte y Museólogo Antonio García Baeza.

Tras cumplir una semana abierto al público, Fernando de la Maza nos hace balance: “Ayer domingo entraron más de 300 personas. Va a muy buen ritmo teniendo en cuenta que la mayor parte son de personas que se desplazan expresamente desde otras localidades”, indica de la Maza. Asimismo, añade que las sensaciones que les trasmiten los visitantes es “de gran satisfacción, sobre todo por las piezas tan desconocidas y destacadas del patrimonio carmonense. Algunos cofrades de la ciudad se sorprenden por poder contemplar piezas de su patrimonio que han visto pero no habían contemplado”. Igualmente, asevera, el visitante “agradece la manera ordenada en que se cuenta la historia a través de estas 130 piezas únicas sin que parezca un almacén o una anticuaria. En general, digamos que el espacio, las piezas, y su presentación es lo que más destaca”.

Por último, Fernando de la Maza espera que esta muestra sea “el inicio de una etapa en la que las hermandades realicen iniciativas de este tipo, pues no sólo muestran una historia pasada , sino un presente devocional que genera el cuidado del pasado y la creación de nuevo patrimonio que enriquece a la ciudad y a cuantos vienen a disfrutarla y a conocerla. También para los carmonenses supone la oportunidad de reencontrarse con sus hermandades mas allá de la celebración de la Semana Santa”, concluye.

¿A qué esperas para visitarla?

“Agua, virgen, agua”

Pero Medio milenio de Semana Santa en Carmona tiene un hilo argumental. El 11 de marzo de 1521 llegó a Sevilla una romería formada por 1.500 carmonenses – algunos disciplinándose y otros con vela– pidiendo pan para la Vega. Esa misma noche se postraron ante la Virgen de la Antigua y, repentinamente, empezó a llover sobre los trigales. Esta exposición conmemora el medio milenio transcurrido desde aquella primera ‘procesión de sangre’, origen de la celebración popular de la Semana Santa, hasta nuestros días. Una aproximación a las hermandades penitenciales de Carmona y a los hitos de su paulatina transformación a través de las imágenes y enseres dedicados a su devoción particular, muchas de ellas desconocidas en la actualidad por encontrarse en desuso, fuera de la localidad y, en algunos casos, ocultas en algún templo religioso.

Tal como nos indican desde el Consejo de Hermandades y Cofradías de Carmona, el visitante que realice el recorrido expositivo dispuesto a lo largo de la renovada iglesia de Santa Ana, se adentrará en el relato público e íntimo de la religiosidad popular carmonense en cuatro capítulos organizados de manera cronológica. El primero de ellos profundiza en los orígenes de la devoción popular promovida en los conventos masculinos y su posterior emancipación como cofradías que procesan un culto particular a los distintos pasajes de la Pasión de Cristo. A continuación, se adentrará en el apogeo de la procesión barroca a la que, paulatinamente, se van incorporando devociones marianas, hasta generar un teatro contrarreformista con pleno sentido didáctico-catequético, en el que se suceden penitentes de luz y de sangre, figuras alegóricas, urnas, sermones, cánticos y fuegos artificiales.

Sin embargo, a fines del siglo XVIII esta narración se verá limitada por las prohibiciones de Carlos III sobre el culto popular, lo cual, unido a las desamortizaciones, supondrán una transformación radical de la fiesta y conllevará la desaparición de hermandades históricas y, después de más de un siglo, la recuperación del desfile penitencial bajo los aires del Romanticismo. Esta será la tercera parte de la exposición.

Y, por último, el cuarto capítulo: habrá que esperar al convulso siglo XX para asistir a una nueva eclosión de las hermandades carmonenses y sus cultos, ahora sevillanizados, así como a la aportación de los creadores y hermandades locales al mundo de las cofradías. Hasta llegar al ámbito actual donde la semana mayor evoluciona dentro de sus propios cánones, siempre atendiendo al carácter patrimonial e idiosincrático que emanan de su historia.

Santa Ana, exultante

La exposición Medio milenio de Semana Santa en Carmona es el primer acto celebrado en la recientemente restaurada iglesia de santa Ana de Carmona, nuevo espacio multifuncional y cultural perteneciente al Ayuntamiento de Carmona. Un edificio del siglo XV originalmente perteneciente a la comunidad dominica y exclaustrado durante la desamortización de Mendizábal. Durante la recuperación del espacio se han recuperado las yeserías de las capillas y han aparecido pinturas murales rescatadas.

Entre las piezas de la exposición destacan las reglas de la Hermandad de San Blas datadas en 1359, una Virgen de la Antigua de Roque Balduque del siglo XVI, un Nazareno de Gaspar del Águila de 1573, la mascarilla de la Virgen de la Paciencia de José Montes de Oca de 1750, el palio de la Virgen de los Dolores de Simón López Navarro de 1695 y el paso de misterio de la Hermandad del Santo Entierro cuyos relieves los realizó Pedro Roldán en 1682.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos