Menú

Microrrelatos y vino se mezclan para hacer magia

Un concurso de microrrelatos en torno al vino que ya llega a su tercera edición y que empieza a recibir concursantes de diferentes puntos de la península

Triana Abad Triana30Triki /
28 nov 2022 / 04:27 h - Actualizado: 27 nov 2022 / 17:30 h.
  • Microrrelatos y vino se mezclan para hacer magia

Cuando se juntan la pasión por el vino y por la literatura con la inquietud e iniciativa por crear grandes cosas, nacen proyectos que, poco a poco, se van situando y haciendo hueco entre los aficionados a la escritura y al vino. Esto es, precisamente, lo que Belika Acién, una apasionada del vino, escritora gastronómica y colaboradora de Sevilla Vinos, ha conseguido con la organización de la tercera edición del Concurso de Microrrelatos “Vino y Gastronomía”.

El concurso, llevado siempre con la colaboración de José Manuel Massé Tubio, gerente de Delicius Gourmet Vino y Catas, quien dona los productos que se conceden en los premios, cuenta en cada edición con un mayor número de aficionados y participantes. Además, en esta ocasión, Belika ha contado con la colaboración de Bodegas Fernández Herrero, de Huéscar, patrocinando y formando parte de los premios en el concurso, y con su vino Irving, para la degustación posterior al evento.

Este concurso tiene como objetivo el fomentar la cultura del vino y la gastronomía a través de la creación literaria y en él pueden participar todas las personas mayores de 18 años que residan en España.

Microrrelatos y vino se mezclan para hacer magia

Un concurso con alma

El acto se llevó a cabo en la sala Hispalia, situada en la calle Aceituno de la capital hispalense, y estuvo presentado por Tomás Sánchez Rubio, quien realizó una cariñosa introducción en la que se hacía énfasis a la organización, siempre desinteresada y totalmente altruista, de Belika.

Llegados desde Lugo, Valencia, Madrid o Málaga, entre otros, este año se ha contado con la participación de 42 microrrelatos que se lo han puesto bastante difícil al jurado, formado por Pilar Alcalá, Luis Miguel León Blanco y Tomás Sánchez Rubio.

Como dijera Luís Miguel en la presentación y lectura de uno de los relatos finalistas, escribir un relato que emocione, con sentido y en 200 palabras, es hacer magia. Y así ha sido con todos y cada uno de los relatos presentados, pero la magia ganadora fue a parar a “Cinco sentidos”, de Esther Martín.

Microrrelatos y vino se mezclan para hacer magia

Vino y queso saben a besos

El segundo premio fue para “Aquella noche gélida”, de Salvador Durbán; el primer finalista, “De vino y rosas”, de Rosario Santana; segundo finalista “Marmitako”, de Francisco Espejo; tercer finalista “Un vino después de matar”, de Jorge Urreta, y el cuarto finalista para “Llora, sarmiento”, de Teresa Jaén.

Todos los relatos participantes se editan en un libro que forma parte de los premios, acompañado por vino Irving, queso Payoyo y un diploma acreditativo como participante. Dicho libro, también, lo pueden conseguir los asistentes a la entrega de premios por un precio módico, que consigue autofinanciar los gastos de la realización del evento y para que Belika, pueda seguir desarrollando su proyecto de fomento de la cultura del vino y la gastronomía con creaciones literarias.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos