Menú

«Nuestros hijos están recogidos, pero no aprenden»

El colegio público María Auxiliadora de Los Palacios y Villafranca convoca a su comunidad educativa, a los directores de otros centros y a los políticos locales en una protesta por la falta de personal en sus aulas específicas

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
09 nov 2022 / 10:01 h - Actualizado: 09 nov 2022 / 10:03 h.
"Educación","Universidad","Formación Profesional"
  • «Nuestros hijos están recogidos, pero no aprenden»

El colegio público de Infantil y Primaria (CEIP) María Auxiliadora sin auxilio. El AMPA del centro y su directiva han llegado a tal nivel de desesperación, que ayer convocaron, a la salida del alumnado, una manifestación en la misma puerta del cole para reivindicar lo que llevan pidiendo desde comienzos de curso: más personal técnico de integración social, pues “nuestro anterior compañero se jubiló en septiembre y este año, encima, contamos con más niños de necesidades educativas especiales”, como ha señalado a este periódico la directora, Marta Sánchez. “La situación es insostenible”, ha declarado la directora, que comprende las protestas de los padres, “tanto de los niños con necesidades especiales que están en el aula como de los otros niños que no pueden aprender porque hay compañeros que necesitan un profesional para ellos solos”. “Una sola maestra no puede con todo”, insiste.

«Nuestros hijos están recogidos, pero no aprenden»


Eso mismo le dijo el lunes al propio delegado territorial de Educación, Miguel Ángel Araúz (PP), con quien se reunió el lunes el alcalde palaciego, Juan Manuel Valle (IU), para exigir la solución de un paquete de problemas educativos pendientes de la localidad, como varias obras de ampliación y reforma en los institutos. “Fue muy cordial y nos dijo que iba a buscar una solución, pero seguimos esperándola”, dijo Sánchez ayer al referirse al encuentro en Sevilla con el también responsable de Formación Profesional, Universidad, Investigación e Innovación, al que también acudieron el concejal de Educación, Florián Ramírez, y la presidenta del AMPA del cole, Trinidad Maestre, que ayer leyó un manifiesto de protesta.

Algunas madres de los chicos con necesidades educativas especiales señalaron al final del acto que sus hijos “están recogidos, pero no pueden aprender”. Otras insistieron en que la profesional de Pedagogía Terapéutica debería ver a los niños a diario “y no un día a la semana o menos”. “Parece mentira que tengamos que formar todo esto simplemente por un derecho que tienen nuestros hijos”, se quejaban. “Es una vergüenza que tengamos que enseñar a nuestros hijos como si fueran monos de feria”, lamentó una de ellas, que recordó que “en vez de tener la tarde para pasear, los tenemos que tener en actividades de apoyo y terapias para paliar lo que no pueden aprender aquí”. “Siempre ha faltado personal, pero lo de este año no lo he conocido nunca”, decía otra madre, que señalaba que hay alumnos “con pañales, otros a los que les dan ataques de epilepsia o incluso violentos, y es injusto que tengamos que estar llorando para tener lo que merecemos como un derecho”.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos