sábado, 19 octubre 2019
00:44
, última actualización

Parte de la oposición de Alcalá busca apoyo para echar al PSOE de la Alcaldía

IU-AA, PA y dos ediles de Alcalá Puede inician una ronda de contactos buscando la moción de censura y apelando a la «regeneración»

27 abr 2016 / 21:42 h - Actualizado: 27 abr 2016 / 22:13 h.
  • La corporación municipal alcalareña al completo. / Inma Flores
    La corporación municipal alcalareña al completo. / Inma Flores

Siete de los 16 ediles que componen la oposición en Alcalá de Guadaíra se han puesto de acuerdo para iniciar una ronda de contactos que acabe prosperando en una moción de censura para echar al PSOE de la Alcaldía.

En concreto, los impulsores de esta iniciativa son los tres ediles de Izquierda Unida-Alternativa Alcalareña (IU-AA), los dos del PA y dos de los cuatro concejales de Alcalá Puede –los que sí cuentan con el aval de Podemos–, si bien los números aún están lejos de lograr los 13 concejales en los que se cifra la mayoría absoluta del Consistorio alcalareño, donde los socialistas gobiernan en la actualidad en minoría, con nueve ediles. Eso sí, para lograr su objetivo, esta parte de la oposición se reunirá con aquellos compañeros que compartan objetivos de «regeneración democrática», que aboguen por «tomar medidas frente a la corrupción» y que tengan también «la necesidad de sacar al PSOE del gobierno para devolver el Ayuntamiento a los vecinos».

La propuesta no ha pasado inadvertida y ya algunas de las formaciones a las que se hace alusión se han pronunciado al respecto. Así, mientras los socialistas, principales perjudicados, advirtieron que la referida moción de censura carece de «los votos necesarios» y que sus promotores «solo buscan rédito electoral para los comicios generales que se avecinan», el PP, que cuenta con cinco representantes en el Consistorio, aseguró que está abierto al diálogo «como siempre lo ha estado», apuntando que no descartan ninguna medida positiva que ofrezca «una solución al actual desgobierno y al caos organizativo del Ayuntamiento» alcalareño.

En la misma línea, aunque un poco más escéptica, se expresó Jessica Garrote, una de las dos ediles de Alcalá Puede desvinculadas de Podemos, quien aclaró a este periódico que, junto a su otra compañera, ni rechazan ni apoyan la propuesta, sino que «aunque aún no han contactado con nosotras, estamos abiertas a que se nos presente un candidato a la Alcaldía y un proyecto de gobierno y, posteriormente, lo discutiremos en nuestra asamblea de base».

Quedan aún por pronunciarse tanto la única edil de Ciudadanos como la ex de la formación naranja, que ahora es concejal no adscrita. Candidatos para estos contactos no faltan, pero aún perdura en el imaginario colectivo de Alcalá el frustrado intento de pentapartito que tuvo lugar antes del pasado pleno de investidura y que acabó inaugurando el quinto mandato de Antonio Gutiérrez Limones.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016