viernes, 14 agosto 2020
18:25
, última actualización
Medio ambiente

Pruna, donde los árboles tienen nombres de niños

A principios de año se puso en marcha en esta localidad sevillana la curiosa iniciativa de que por cada niño que nazca en el pueblo haya un árbol plantado por su familia

11 jun 2020 / 13:05 h - Actualizado: 11 jun 2020 / 13:44 h.
"Medio ambiente"
  • Pruna, donde los árboles tienen nombres de niños

En la localidad sevillana de Pruna pusieron en marcha a principios de año una curiosa iniciativa que ya está teniendo sus frutos. Seis recién nacidos de la localidad tienen ya un árbol plantado, con su nombre y fecha de nacimiento. La iniciativa partió de la delegación de Juventud y su objetivo es vincular a los más pequeños con la naturaleza y repoblar zonas del pueblo que lo necesiten.

Iker, Valeria o Jimena ya tienen su árbol en Pruna. Sus familias tendrán de cuidarlos igual que a ellos hasta que crezcan.

Ricardo Muñoz es el delegado del área de Juventud y este miércoles fue protagonista de una de las plantaciones que ha dedicado a su hija nacida recientemente.

Seis árboles ya plantados

Hasta la fecha se han plantado seis árboles pero hay unos cuantos recién nacidos en lista de espera. La idea, desde luego, ha calado en esta pequeña localidad sevillana. Y es que cada almendro o ciruelo, las dos especies que se están plantando, va unido a una placa con el nombre completo del niño o la niña y su fecha de nacimiento.

Las familias lo solicitan y cuando todo está preparado, se van con el jardinero municipal al terreno donde se realiza esta plantación, los alrededores del depósito municipal de aguas.

Pruna, donde los árboles tienen nombres de niños

Sin duda, los casi 2.700 habitantes de Pruna tienen otro aliciente más para fomentar la natalidad en este pueblo, ubicado casi en las estribaciones de la provincia de Sevilla con la de Cádiz.

Protocolo fácil

Una vez tienen la placa preparada, avisan a los padres y madres para que planten el árbol y coloquen la placa con el nombre del recién nacido.

Los paisajes naturales del pueblo son espectaculares. Al pie del Peñón de Algamitas, punto más alto de la provincia de Sevilla, a 1.130 m. de altitud sobre el nivel del mar, y allí es donde está creciendo este bosque, en el que la vida tiene un especial significado.

Aunque la primera idea fue que las familias eligieran el lugar de la plantación, de momento las plantaciones se han realizado en el entorno del depósito municipal de agua.

Es un punto en el que el verde de los árboles con los nombres de los niños va a ir creciendo poco a poco, y cuando los propios pequeños vayan creciendo podrán visitar juntos el lugar en el que un árbol lleva su propio nombre.

La media de nacimientos en este pueblo está en torno a 25 bebés al año, de modo que en una década puede haber 250 árboles plantados gracias a esta curiosa idea. Habrá que esperar a finales de 2020 para saber si los pruneños han llegado a la media de nacimiento.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016