¿Qué hacer si te roban tu coche y tu seguro no responde como debe?

Uno de los asuntos más críticos de las aseguradoras es la falta de respuestas ante robos y siniestros totales. Te damos las claves para no sentirte estafado

Ezequiel García ezegarcia85 /
14 jul 2022 / 18:00 h - Actualizado: 14 jul 2022 / 18:06 h.
"Policía Nacional","Guardia Civil","Robos","Seguros"
  • ¿Qué hacer si te roban tu coche y tu seguro no responde como debe?

Imagínate que vives en un pueblo tranquilo. Tu coche se encuentra estacionado donde siempre, junto a la casa del vecino de toda la vida. A la mañana siguiente, tu coche ya no está. Susto, ansiedad, desasosiego... Y una sensación de impotencia brutal. Vas a interponer la denuncia correspondiente, bien en Guardia Civil o en Policía Nacional, llegas a casa y llamas a tu aseguradora para indicar que tu vehículo, a todo riesgo, ha sido robado.

Esto que te contamos seguro que lo conoces. Bien, desgraciadamente, por que lo has sufrido, bien por un amigo o familiar. Tras llamar a la compañía de seguros, comienzan los problemas, los silencios, la soledad del asegurado. Situaciones de desamparo en las que sacan rédito las grandes empresas de seguros.

Nos hemos puesto en contacto con Francisco José Rodríguez, cooperativista de SIAUTO y gerente de Talleres Manuel Rodríguez, en Carmona (Sevilla), una cooperativa de talleres nacional que se encarga de luchar contra los fraudes de las aseguradoras junto a los clientes. Rodríguez es claro: “Como siempre ocurre con cualquier compañía a la hora de ofrecerte un seguro, todo es color de rosa, son los mejores, los que más coberturas tienen y, aparte, los más baratos, pero cuando los llamas y les dices que te han robado el coche, ahí cambia el discurso y el trato. Esa amabilidad desaparece, todas esas supuestas ventajas, se esfuman en un segundo”.

Una larga espera

Como decíamos anteriormente, una vez dado el parte, la compañía lo primero que le pide al ciudadano es “mucha paciencia, que interpongas la denuncia, la mandes y te quedes esperando, espera que será muy larga, pues nadie te llamará, agarrándose a la ley que incumplen constantemente, pero que en este caso, lo llevan a la coma mas oculta”, afirma.

Durante esa larga y silenciosa espera, los asegurados suelen apoyarse en foros o en especialistas para que les arrojen luz. Es cuando sale a la palestra el término valor venal. ¿Qué es el valor venal? El valor que tenía el vehículo en el momento antes de producirse un siniestro, determinado por los kilómetros, mantenimientos y cuidados realizados.

“Las compañías utilizan ese valor venal siempre a la baja más extrema, pues ellos determinan ese valor venal por año de matriculación le aplicarán todos los descuentos posibles para pagar la indemnización mas baja posible, para que no les cueste el dinero a ellos”, afirma este miembro de SIAUTO.

El mercado anula ese valor venal

El mercado de compra-venta de coches está, como todo actualmente, inflado. Los precios se han incrementado exponencialmente algo “que anula esta condición en los seguros, pues la merma será considerable, y ellos pagarán menos por tu coche”, indica.

Esos precios altos vienen motivados por la escasez de vehículos nuevos tras la pandemia, ya que durante la misma se dejaron de fabricar y, a su vez, la falta de materiales para el ensamblaje de esos vehículos, como los microchips. “Si unimos todo esto, el sector de segunda mano se revaloriza bastante”, asevera Rodríguez.

Entonces, ¿por qué hay que aplicar otras variables? “Lo justo es valorar tu vehículo según el mercado de ese momento”. ¿Cómo se hace esto? Se toma como referencia un modelo exactamente igual, con lo mismos kilómetros aproximados y todos los equipamientos de serie que el vehículo siniestrado o robado. Ésta búsqueda se realizan en diferentes plataformas oficiales, algunas certificadas por la Unión Europea, que se dedican a la venta de vehículos de segunda mano. Tras esto, se calcula una media entre los coches encontrados y, así, se obtiene el valor de mercado real que tiene nuestro vehículo antes de un siniestro total o de un robo. Mucho mayor que el que intentan ofrecer las aseguradoras. Y completamente real, no devaluado al extremo.

¿Qué soluciones aporta Siauto?

La cooperativa SIAUTO a día de hoy es una de las mejores herramientas que un taller puede utilizar a diario en su negocio. SIAUTO actúa desde el minuto uno respondiendo a las necesidades que el cliente del taller pueda necesitar. Esta cooperativa nacional cuenta con un equipo de juristas especializados en siniestros de vehículo, ya sean daños a terceros, daños propios, siniestros totales, robos, etc.

Pongamos un caso real donde han actuado recientemente. Se notifica un robo ocurrido en la provincia de Sevilla el pasado mes de marzo. Tras la pertinente denuncia y la posterior información a la aseguradora, la cliente se puso en contacto con el taller cooperativista de Francisco José Rodríguez en Carmona. A partir de ese momento, el equipo multidisciplinar, comenzó el análisis exhaustivo del caso, incluyendo la recopilación y posterior tramitación de toda la documentación necesaria con la compañía del afectado.

Tras esto, la afectada nombró un perito independiente e imparcial, punto clave del proceso para hacer cumplir la ley del Contrato de Seguro a las grandes empresas, redactando un exhaustivo informe pericial con el valor real de mercado del vehículo robado.

Gracias a este trabajo, la afectada, que iba a percibir un valor venal cercano algo superior a los 5000 euros, gracias al trabajo realizado por SIAUTO, en menos de 50 días fue indemnizada con el valor real del coche sustraído, un total de 13000 euros, 8000 más que lo que ofrecía la aseguradora.

Pero, ¿y si no tienes dinero para el abogado? Francisco José Rodríguez explica que, como miembro de SIAUTO, su taller, hasta que el cliente no haya recibido la cantidad justa por su vehículo o se haya reparado con las piezas originales, no le pedirá nunca ni un solo euro, tarde el tiempo que tenga que tardar esas reclamaciones. Y esa confianza en ganar casos aparentemente perdidos les ha hecho más fuertes.

Un dolor de cabeza para las aseguradoras

Para la compañía de seguros de automóviles, indica Rodríguez, un robo es una oportunidad de buscar mayor rentabilidad y “la manera de hacerlo es ofreciendo el valor venal del vehículo con una merma que en la mayoría de las veces está por debajo del 50%”.

Así pues, Rodríguez habla abiertamente de la desinformación del cliente ante situaciones de siniestro total o robo: “Me pregunto cuántos miles de personas se fían de lo que dice su compañía”, lanzando un mensaje taxativo a los ciudadanos: ”Que no os engañen más. Una compañía de seguros solo mira por su bolsillo esquivando o incluso incumpliendo las leyes. Lo peor es que esta clase de artimañas se realizan a diario, incumplen la ley sistemáticamente y no les pasa nada; pero si esto ocurriera del lado del cliente, otro gallo cantaría”, concluye.


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos