martes, 25 enero 2022
14:58
, última actualización

Quintuplica alcohol en Marchena tras huir de la Policía y subirse a las aceras

El conductor solo se detuvo cuando estaba cerca de su casa, y se enfrenta a una pena que, como mínimo, le privará del derecho a conducir durante un año como mínimo

04 dic 2021 / 10:26 h - Actualizado: 04 dic 2021 / 10:27 h.
"Sucesos"
  • Quintuplica alcohol en Marchena tras huir de la Policía y subirse a las aceras

TAGS:

“Ir bebido sale muy caro, y no solo por la multa, sino por las consecuencias que ello acarrea”. Es el mensaje que se puede leer este sábado en el perfil oficial de Facebook, y tiene su importancia teniendo en cuenta a lo que se tuvieron que enfrentar este viernes los agentes de este cuerpo.

En torno a las 20.30 interceptaron a un conductor que arrojó una tasa de alcohol de 1,25 mg/l, cinco veces más del máximo permitido para conducir, y cuya actitud les llamó la atención tras circular a gran velocidad por las calles, subirse por las aceras y eludir a los agentes que le daban el alto.

Los policías de servicio observaron a un vehículo circulando a gran velocidad por la Travesía de San Ignacio, y se inició el seguimiento del mismo.

Además de circular a gran velocidad, los agentes vieron cómo invadía la acera, entre otras irregularidad. Solo el azar hizo que ninguna persona resultase herida, al no haber nadie en su paso en ese momento.

Sin atender a los agentes

Los agentes procedieron a intentar darle el alto mediante el uso de dispositivos luminosos y acústicos, haciendo caso omiso al conductor a las señales.

El conductor no se detuvo hasta pasados varios minutos, en las inmediaciones a su domicilio. Una vez interceptado, mantuvo inicialmente una actitud esquiva con los agentes, no queriendo bajar la ventanilla del vehículo ni abrir la puerta, aunque finalmente colaboró con éstos, sometiéndose a las pruebas de alcohol legalmente establecidas.

La Policía ha informado de que el conductor se encontraba totalmente bajo la influencia de bebidas alcohólicas, hecho que refleja la tasa tan elevada que ofreció finalmente el etilómetro evidencial.

En este caso, bastaba con tener en cuenta la percepción de los agentes para saber que estaba ebrio, pero la prueba realizada lo confirmó fehacientemente.

Delito penal

Por todo ello se instruyeron diligencias a la autoridad judicial como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, castigado con penas de prisión de 3 a 6 meses de prisión o multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y en todo caso con la privación del permiso de conducir de más de 1 y hasta 4 años.

En todo caso, no podrá conducir de uno a cuatro años, según la decisión judicial que se adopte. Se sabrá cuando se someta a un juicio rápido en los próximos días.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla