Un espacio inclusivo y con mucho corazón en plena Sierra Morena de Sevilla

El Hotel Rural Finca La Herencia de Guadalcanal ofrece estancia y actividades gratuitas a niños con discapacidad. Este fin de semana han visitado el establecimiento varios de estos chicos, quienes han podido disfrutar de lo mucho que ofrece este establecimiento. Han montado a caballo y ha disfrutado de los animales de su granja. Su propietario considera esta acción más que necesaria para con estos niños.

07 nov 2021 / 19:23 h - Actualizado: 08 nov 2021 / 08:28 h.
$hmKeywords_Schema
  • Un espacio inclusivo y con mucho corazón en plena Sierra Morena de Sevilla
  • Un espacio inclusivo y con mucho corazón en plena Sierra Morena de Sevilla
  • Un espacio inclusivo y con mucho corazón en plena Sierra Morena de Sevilla
  • Un espacio inclusivo y con mucho corazón en plena Sierra Morena de Sevilla
  • Un espacio inclusivo y con mucho corazón en plena Sierra Morena de Sevilla
  • Un espacio inclusivo y con mucho corazón en plena Sierra Morena de Sevilla
  • Un espacio inclusivo y con mucho corazón en plena Sierra Morena de Sevilla
  • Un espacio inclusivo y con mucho corazón en plena Sierra Morena de Sevilla
  • Un espacio inclusivo y con mucho corazón en plena Sierra Morena de Sevilla
  • Un espacio inclusivo y con mucho corazón en plena Sierra Morena de Sevilla
  • Un espacio inclusivo y con mucho corazón en plena Sierra Morena de Sevilla

Hay lugares que se quedan para siempre en el corazón, y corazones que se quedan para siempre en el lugar. Ya sea por su belleza, sus personas o las acciones que en ellas vivimos, hay lugares inolvidables. Lugares que cobran vida propia por ofrecer lo que solo ellos pueden: belleza, confort... y corazón. Uno de estos lugares el el Hotel rural Finca La Herencia, en Guadalcanal. Una casa rural superior que a su incomparable oferta turística, cotejada por opiniones inmejorable de sus propios clientes, suma una labor social encomiable.

Y es que este establecimiento ha demostrado su firme compromiso con la inclusión y en especial para con los niños con discapacidad. Un hecho altruista que sale de lo más hondo de su ser y que brinda una oportunidad a estos niños de pasar un día inolvidable en un lugar de ensueño.

Apuesta por la inclusión

Este fin de semana, el Hotel rural Finca La Herencia ha recibido a estos niños que necesitan atenciones especiales y a sus progenitores. Niños que al igual que al resto, les gusta disfrutar de un día repleto de actividades. Lejos de lo que pueda parecer, lo que a otra persona solamente le supone una actividad más, a estos pequeños protagonistas le supone un bien de valor incalculable. Son actividades y acciones que se traduce en felicidad. A ello se le une el componente de compañerismo y los lazos de unión que se crean en este tipo de terapias. Y todo redunda en una mayor capacidad de socialización.

Por increíble que parezca, y por mucho que haya evolucionado la sociedad, hoy día aún encuentran estos chicos barreras a su deseo. Barreras arquitectónicas, que tienen más fácil solución. Y barreras sociales a las que se puede combatir, como hace este establecimiento de Guadalcanal, construyendo un mundo más inclusivo con simples acciones que llaman al optimismo.

Actividades gratuitas

El Hotel Rural Finca La Herencia organiza cada año jornadas dedicas a ellos. Jornadas consistentes en actividades para la atención a la diversidad. Actividades que, a su vez, son totalmente gratuitas y en la que nuestros grandes protagonistas se lo pasan de lujo.

En estas jornadas que se les dedica a ellos, además de disfrutar de un entorno paradisíaco, llevan a cabo juegos y terapias que les reportan múltiples beneficios. Aquí juegan, se socializan y disfrutan de un entorno natural muy recomendable.

Una acción más que necesaria

Para el Hotel Rural Finca La Herencia de Guadalcanal esta acción es más que necesaria. Es un ejemplo que deberían tomar en otros lugares. Y es que, tal y como indica su propietario, Rafael Arcos, “con muy poco, con una simple acción como lo es la de abrir tu casa para el disfrute de un amigo, logramos incrementar la felicidad de personas que necesitan de acciones como estas”.

Además de estas jornadas, también a título particular recibe a estos pequeños junto a sus familias para que pasen un día inolvidable, en pleno contacto con la naturaleza, conociendo el entorno y disfrutando de experiencias únicas.

Amplia oferta de actividades

Entre algunas de sus muchas bondades el Hotel Rural Finca La Herencia brinda la oportunidad a sus ilustres invitados a que disfruten de los animales de la granja del establecimiento. Así pueden recolectar los huevos de las gallinas en libertad, o comprobar la docilidad del que dicen que es el mejor amigo del hombre, el perro. Ello por no hablar de los pavos, conejos u ovejas que conviven en su seno. Y como no, burros, ponis y caballos adaptados a ellos. Tan beneficioso en las terapias, los equipos de esta Casa Rural Superior también están a su disposición.

En concreto, este fin de semana, a lomos de burritos y ponis, montados en sus respectivos carros y charres han podido disfrutar de una jornada de paseo por el campo y también por el pueblo, donde han paseado por el casco histórico de la localidad visitando sus lugares más emblemáticos, y todo ello sin coste alguno para los pequeños ni sus progenitores.

Pioneros

El Hotel Rural Finca La Herencia nació precisamente con la idea de dar un servicio a estos niños que han permanecido tan olvidados durante años. Se creó concretamente en la cabeza de su dueño, Rafael Arcos, quien divisó tal paisaje y tan encomiable acción en el entorno idílico de Guadalcanal. Su personalidad y su trato con los niños, basado en la espontaneidad hacen el resto.

De la experiencia que brinda de forma totalmente gratuita el Hotel Rural Finca La Herencia ya han disfrutado centros como el de Aprosuba Llerena o Autismo Sevilla. El pasado año 2020, a causa de la pandemia, no pudo organizarse, sin embargo, también se invitó a título particular a niños y niñas con discapacidad de la localidad a que disfrutaran de la piscina de agua salada del establecimiento, ante la imposibilidad de hacerlo en la Piscina Municipal, debido a su cierre a causa del COVID-19.

En definitiva, una oda a la solidaridad y a la inclusión, demostrando una vez más que las barreras las construye el ser humano, pero es también el ser humano, con acciones como esta, quien puede acabar con todas ellas.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla