Menú

Un peligro al volante que se fue a casa dando un paseíto

La Policía Local de Castilleja de la Cuesta intercepta a un conductor ebrio y drogado que tendrá que responder, de momento, con 10 puntos menos en su carnet y 1.500 euros de multa

22 ene 2023 / 13:28 h - Actualizado: 22 ene 2023 / 18:26 h.
"Sucesos"
  • Un peligro al volante que se fue a casa dando un paseíto

TAGS:

Cinco de la madrugada de este domingo. A un control rutinario de la Policía Local de Castilleja de la Cuesta llega un conductor como otros muchos que es interceptado sin posibilidad de darse la vuelta y coger por otra calle o carretera. Es de esos conductores que, dicen los agentes, no hace falta ser muy avispado para darse cuenta de que no va precisamente sobrio al volante, aunque en su caso hay otro agravante unido al alcohol: va drogado.

En estos casos, a los agentes les basta con cruzar dos palabras con el conductor en cuestión para saber que algo no va como debería ir, pero todo lo que sospechan lo tienen que corroborar con el oportuno control de alcoholemia y drogas al volante, al que todos los conductores están obligados a someterse.

Las sospechas de los agentes se confirmaron en segundos, porque la prueba de alcoholemia se elevó a 0.54 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, mientras que la de control de drogas arrojó un resultado positivo en cocaína y anfetaminas.

El resultado económico del asunto son 500 euros por lo primero y 1.000 por lo segundo. En puntos, vuelan 10 (4 + 6) del carné de conducir del susodicho. En material social y de seguridad vial, el beneficio es incalculable, al retirar de la circulación a un verdadero peligro al volante, de esos que son avisados por grupos de WhatsApp de dónde están los controles por “amigos” desaprensivos a los que no les importa que alguien ponga en riesgo la vida de inocentes por su actitud.

Las sanciones están claras

La DGT recuerda que la tasa máxima de alcohol permitida al volante es de 0,5 gramos por litro de sangre o 0,25 mg/l en aire espirado para todos los conductores en general. En el caso de los conductores profesionales o noveles (menos de un año de antigüedad), la tasa máxima de alcohol se reduce a 0,3 gr/l en sangre o 0,15 mg/l en aire espirado.

Además, los conductores menores de edad que conduzcan cualquier tipo de vehículo (ciclomotores, patinetes o bicicletas) tienen prohibido el consumo de alcohol y la tasa máxima permitida es de 0,0 %. De hecho, la DGT recuerda que la única tasa segura para todos los conductores es 0,0%, ya que, aún con tasas de alcoholemia dentro de los márgenes legales permitidos, nuestro riesgo de provocar un accidente puede verse incrementado.

Cuando ya es un delito

Si el positivo a alcohol supera la tasa de 0,60 mg/l en aire espirado o 1,2 gr/l en sangre, la infracción administrativa pasa a considerarse un delito contra la seguridad vial castigado con penas de prisión por el Código Penal.

En este caso, la pena es de tres a seis meses de prisión, multa de seis a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, además de privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años.

En el caso del consumo de drogas no hay porcentajes que valgan: si se da positivo son 1.000 euros, seis puntos y una visita al juez para saludarse en su despacho unos días después.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos