miércoles, 27 enero 2021
20:45
, última actualización

Una lotería que siempre toca en Los Rosales

Mediante décimos que simulan el sorteo de Navidad, la hermandad del Patrocinio busca sensibilizar sobre la incidencia de la crisis económica en la localidad y recabar fondos para Cáritas

19 dic 2020 / 10:02 h - Actualizado: 19 dic 2020 / 14:44 h.
$hmKeywords_Schema
  • De izquierda a derecha, el director de Cáritas Parroquial de Los Rosales, Leopoldo Mateos; Mario Daza, hermano mayor del Patrocinio, y Rosa de Celis, diputada de Juventud de la hermandad. (Foto: Hermandad del Patrocinio).
    De izquierda a derecha, el director de Cáritas Parroquial de Los Rosales, Leopoldo Mateos; Mario Daza, hermano mayor del Patrocinio, y Rosa de Celis, diputada de Juventud de la hermandad. (Foto: Hermandad del Patrocinio).

En Los Rosales, la lotería de Navidad de la hermandad del Cristo de la Expiración y Nuestra Señora del Patrocinio siempre toca. Todos los décimos tienen el mismo número y todos tienen premio instantáneo y sin esperar a la fecha del sorteo. Porque al portador del décimo le toca el corazón, a la vez que a muchas familias les tocará la vida.

Quienes compren esta lotería jugarán un único y mismo número, el 25 12 20, la fecha del nacimiento de Jesucristo en este año tan complicado. Los décimos no tienen coste, el precio es la voluntad de cada persona para colaborar. Pero igualmente no tienen premio. Material al menos para el poseedor. Porque el premio de esta lotería es llenar el corazón con un gesto solidario, ayudando a aquellos vecinos que peor lo están pasando. Y para estos será el verdadero premio, el que les ayude ante unas circunstancias complicadas en esta crisis. Es por ello que esta lotería siempre toca. “A ti te toca el corazón, a otros la vida”, como explica el lema de la campaña.

Colaboración con Cáritas Parroquial para cubrir necesidades de familias en situación de vulnerabilidad

El objetivo de ‘La lotería que siempre toca’ es recaudar fondos para colaborar con Cáritas de la parroquia de Nuestra Señora de Fátima de Los Rosales. Según los datos de la organización, de entre 13 y 15 familias que se atendían semanalmente, con la crisis económica derivada de la pandemia de COVID-19 se ha pasado a atender en torno a 60 cada semana. “En nuestro pueblo también hay gente que lo pasa mal”, señala el hermano mayor, Mario Daza. “Siempre pensamos que las necesidades son de alimentación. Pero la comida en muchos casos es el menor de los problemas”.

Fue el grupo joven de la corporación el que tuvo la iniciativa de llevar a cabo una recogida de alimentos con destino a Cáritas parroquial. Sin embargo, la organización “no se dedica tanto a repartir alimentos como a cubrir necesidades”. Para muchas familias en esta nueva crisis las dificultades son económicas, ya sea para sufragar recibos de luz o agua, pagos de hipoteca o alquiler de vivienda, e incluso para poder desplazarse fuera de la localidad para atención médica. Es por ello que la campaña se reorientó al formato en el que se ha lanzado, para recaudar fondos que irán destinados íntegramente a Cáritas Parroquial de la localidad para cubrir esas necesidades.

Sensibilizar para dar apoyo y afecto a las personas que padecen la crisis

Esta campaña con formato de lotería busca igualmente sensibilizar a la población – especialmente la de Los Rosales – sobre los efectos socioeconómicos de la pandemia, “que ha dejado en situación de vulnerabilidad a muchas familias que viven situaciones difíciles”. Un peso que, en tiempos de distancia física por motivos sanitarios, hace crecer en estas personas “un sentimiento de aislamiento y abandono, y necesitan que el resto de la sociedad se muestre cercano y solidario”.

Una lotería que siempre toca en Los Rosales
Décimo de la campaña ‘La lotería que siempre toca’, cuyo precio es la voluntad para colaborar con las personas en situación de vulnerabilidad de Los Rosales

Organizada por la hermandad y su Grupo Joven en colaboración con Cáritas, la campaña pretende que “esta Navidad estemos más cerca que nunca unos de otros”. Mediante unos décimos simulados se va a poner la mirada en aquellos vecinos que peor lo están pasando, para que el resto del pueblo ofrezca “apoyo moral y efectivo, compartiendo su preocupación y afecto”. Por eso el premio podrá ser la vida para las personas que verdaderamente lo van a recibir.

Los días 23 y 24 de diciembre saldrán a la venta los recibos de esta particular lotería. Los miembros de la hermandad recorrerán el pueblo – principal destinatario de la campaña – para venderlos. Con una tirada de 1.000 décimos, es intención de la corporación mantener la campaña durante todas las fiestas navideñas, si no se agotan antes los boletos.

Además de los décimos habrá huchas y un número de cuenta para colaborar

Del mismo modo, los comercios y negocios de la localidad dispondrán de huchas con un décimo donde los vecinos podrán hacer su aportación. E incluso se ha habilitado un número de cuenta (ES52 3187 0608 0630 5268 0315) para que aquellas personas de fuera de Los Rosales que quieran colaborar puedan hacer en ella su ingreso. En esos casos, “si la persona lo desea, podremos mandarle también el décimo para que lo tenga”.

Para amplificar el objetivo de sensibilización, la hermandad va a ir difundiendo los días de Navidad vídeos de corta duración sobre la campaña, para concienciar de la importancia de apoyar a quienes más lo están necesitando en un contexto social tan delicado como el actual.

Esta lotería que siempre toca será, como refiere el director de Cáritas de la localidad, Leopoldo Mateos, “esperanza en medio de la adversidad”. Será una llamada de atención a través de la campaña de Navidad de una hermandad que dedica el 20% de su presupuesto anual a obras benéficas y de caridad, y que apuesta en estos días por tocar los corazones de Los Rosales para que nadie se sienta abandonado por culpa de esta crisis.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016